Miércoles, Abril 23, 2014

Política de Estado

Eduardo Lonardi 1955- 1955

Eduardo Lonardi (Buenos Aires, 15 de septiembre de 1896 - Buenos Aires, 22 de marzo de 1956) fue un militar argentino, que ocupó de facto la presidencia del país entre el 23 de septiembre de 1955 y el 13 de noviembre de 1955.

Carrera militar

Pasó gran parte de su carrera en la ciudad de Córdoba donde estableció fuertes vínculos con la aristocracia local al contraer nupcias en 1924 con Mercedes Villada Achával (Santa Fe, 1903-Buenos Aires, 1988). Allí se desempeña como Director de la Escuela de Artillería que años más tarde utilizaría como foco de la sublevación de la Revolución Libertadora.

Sucedió al general Perón como Agregado Militar en Chile en 1942 donde se vio envuelto en un caso de espionaje que había sido planeado por su antecesor, que lo llevó inclusive a estar detenido en aquel país.
Participó en el golpe de 1943 y en el intento de golpe contra Juan Domingo Perón de 1951, tras lo cual fue pasado a retiro ostentando el rango de General de División.

Golpe de estado y gobierno

Ocupó la presidencia de Argentina luego del golpe de estado de 1955 contra Perón dada la necesidad de la llamada Revolución Libertadora (en rigor, un movimiento golpista) de presentar un nombre de prestigio que unificara a las Fuerzas Armadas. Lonardi inicia medidas tendentes a lograr la "reconciliación nacional", pero es obligado a renunciar por los sectores más duros del Ejército y la Armada.
A él se le atribuye la famosa frase:

"Ni vencedores ni vencidos"

Estas palabras pueden haber sido inspiradas en la misma frase pronunciada por el general Justo José de Urquiza después de la batalla de Caseros, en 1852.

Durante su corto gobierno intentó pacificar el país infructuosamente, manteniendo los cambios políticos y sociales que se habían gestado durante el gobierno democrático de Perón. Pero posiciones irreductibles dentro del ejército y los partidos de la oposición aunados en la Junta Consultiva Nacional hicieron imposible este proceso provocando la posterior caída de este.

En su primer discurso criticaba el manejo de la economía durante los gobiernos de Perón:

"Ha terminado el sistema de ocultación de la verdad, el país quiere conocerla, por más que sea dura y penosa. Diez años de irresponsabilidad y corrupción nos han llevado a la situación más desastrosa de nuestra historia económica. El país se ha empeñado en hacer lo que nadie puede cumplir, impulsado por una tremenda insensatez, ha tratado de consumir más de lo que producía y así ha gastado sus reservas monetarias"

Conformó una "Junta Consultiva" con la Unión Cívica Radical y otros partidos de la oposición al peronismo, que tuvo continuidad con Pedro Eugenio Aramburu.

Reemplazo y fallecimiento

Debido a su política, en que se negaba a emplear mano dura con los sectores peronistas, las Fuerzas Armadas optaron por reemplazarlo por el General Aramburu, otro de los autores del golpe, el 13 de noviembre de 1955.

Al poco tiempo de su derrocamiento, se producirían los fusilamientos del General Juan José Valle y de numerosos civiles en los basurales de José León Suárez, con la anuencia de parte de la oposición al peronismo.

Falleció poco después de dejar la presidencia, tras un breve período de trabajo como agregado militar en la embajada argentina en Washington DC. Sus restos descansan en el Cementerio de La Recoleta.

Una calle en el partido de San Isidro (Buenos Aires) lleva su nombre. Así mismo, una de las arterias de Curuzú Cuatiá (Corrientes) también lo lleva, aunque en los últimos tiempos se ha propuesto cambiarlo, por haber sido instaurado como tal durante la última dictadura militar.


 

Mensaje de Zacarías acerca de la política

 

1º de Julio del 2012
Mensaje Público

 
Zacarías dice:  “Alabado sea Jesús.”
 
“No confíen en ningún político que no diga la verdad.  Si él puede mentir sobre alguna cosa, puede mentir sobre muchas.  Un acto sin escrúpulos lleva a otro.”
 
“No debe haber secretismo en la política, no debe haber planes ocultos.  Cada persona debería respetar la ley con rectitud.  Solamente entonces esta nación regresará a la verdadera democracia;  una nación que no haría de ningún grupo un blanco de persecución.”
 
“Cuando recen por esta nación, pidan que el próximo presidente sea un líder, no nada más un político.  Un líder defendería la democracia.  Su liderazgo no debilitaría la nación, sino que la fortalecería.  Un buen líder no dividiría a los ciudadanos, sino que los uniría.”
 
“Sus políticas, como líder del mundo libre, exigirían respeto a nivel mundial y no precipitarían a esta nación al *Orden Mundial Único.”

 

Fuente: www.amorsanto.com

Info adicional

  • Fin de mandato: Concluye

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

Humor

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Suscríbase a nuestro newsletter

Para recibir nuestro Newsletter escriba a cferrari4@gmail.com

amorsanto.com

Turba abortista en San Juan

Juan Pablo II


oracionpatria_chico

END ABORTION

Catholic.net - El lugar de encuentro de los católicos en la red