Martes, Diciembre 10, 2019

Política de Estado


Viernes, 22 Junio 2018 11:18

¿Qué sabían los clérigos cercanos al cardenal McCarrick?

Retirado y octogenario, el Cardenal McMarrick ha sido apartado del ejercicio sacerdotal por un caso de abuso a un menor hace 50 años. ¿Cuántos callaron o encubrieron casos similares durante este medio siglo?

El monumental escándalo de la pedofilia clerical y, sobre todo, de su ocultación durante años por parte de la jeraquía católica vuelve a su origen, Estados Unidos, con la decisión de prohibir el ejercicio de sus funciones sacerdotales al Cardenal Theodore McCarrick, Arzobispo Emérito de Washington, por la acusación “creíble” de haber abusado de un menor hace medio siglo.

El periodista norteamericano Rod Dreher comparte en The American Conservative sus recuerdos relativos al Cardenal, y nos incita a preguntarnos cuántos sabían y cuántos callaron. Y cómo pudo nombrarse a un sacerdote con semejante historial arzobispo de la capital federal y cardenal, es decir, elector del Papa.

Cuando se empezó a rumorear que el entonces arzobispo de Newark iba a ser promovido a la diócesis de Washington, un sacerdote y un grupo de prominentes laicos viajaron a Roma para advertir a las autoridades eclesiásticas de que McCarrick era un acosador sexual en el seminario diocesano. Tenía la costumbre de invitar a los seminaristas a dormir con él y dejarse abrazar. No podía hablarse aún de abuso, porque no existía coerción física directa; sencillamente, el seminarista que se negaba sabía que contaba con pocas probabilidades de ser ordenado sacerdote.

Roma escuchó y no hizo nada. Mejor dicho, sí hizo: en 2000, McCarrick fue nombrado Arzobispo de Washington.

Dreher conoció la historia por el sacerdote, e intentó confirmarla contactando con los laicos implicados. En vano. Unos no querían hablar públicamente para no ver dañada su carrera; otros, para no “hacer daño a la Iglesia”. También le llamó, en el curso de su investigación, un amigo de McCarrick para aconsejarle que dejara de fisgonear.

Desde ese momento, Dreher recibió más llamadas de sacerdotes que le confirmaban que, efectivamente, McMarrick era un abusador homosexual. Pero, sin posibilidad de que declararan, no había caso.

Lo curioso es que Roma fue informada por un grupo perfectamente respetable e investigable, y la acusación privada y confidencial no solo no llevó a abrir investigación alguna, sino que se siguió adelante con la promoción de McCarrick, que pasaría a convertirse en una de las figuras más influyentes de la Iglesia americana.

“Que el Cardenal McCarrick era un depredador sexual de algún tipo era el secreto peor guardado entre los periodistas de la Costa Este que cubrían el escándalo de absusos clericales”, concluye Dreher. Pero nadie habló públicamente.

El caso que ha provocado la tardía y ya irrelevante caída de McCarrick tiene cincuenta años de antigüedad, medio siglo. En medio siglo, decenas, quizá cientos de personas, de colegas, subordinados y superiores, tenían que conocer, si no el caso concreto, sí la peligrosa inclinación del cardenal. Y nadie habló, y la brillante carrera eclesial de McCarrick siguió adelante incluso en medio de aquella sangría que ensombreció los últimos años del Pontificado de San Juan Pablo II.

No basta con retirar del ejercicio activo a un octogenario clérigo retirado. En este escándalo ha habido necesariamente muchos cómplices o, en el mejor de los casos, encubridores. No pueden seguir manteniendo puestos de responsabilidad pastoral en la Iglesia.

 

/infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén