Domingo, Mayo 31, 2020

Política de Estado


Viernes, 29 Junio 2018 11:50

Los obispos canadienses recuerdan que el consumo de marihuana es pecado aunque se haya legalizado

El consumo marihuana seguirá siendo un pecado a los ojos de la Iglesia. Así lo han dicho los obispos de Canadá, después de que el primer ministro Justin Trudeau anunciara que el uso recreativo de la droga dejará de ser un delito.

(Catholic Herald/InfoCatólica) Con la excepción del uso de cannabis con fines medicinales, consumir marihuana viola la virtud de la templanza y debe evitarse, dijo Mons. Frank Leo, secretario general de la Conferencia Episcopal de Canadá.

«La virtud de la templanza, como se explica en el Catecismo de la Iglesia Católica, nos dispone a evitar todo tipo de exceso: el abuso de alimentos, alcohol, tabaco o medicamentos », dijo Mons. Leo. «De una manera particular, el Catecismo subraya que el uso de cualquier droga, excepto en términos estrictamente terapéuticos, es también una 'ofensa grave', ya que el uso de drogas inflige un daño muy grave a la salud y la vida humanas».

Después de que la Ley Cannabis del gobierno canadiense recibió el asentimiento real en el Senado el 21 de junio, el primer ministro Justin Trudeau anunció que el uso recreativo de la marihuana dejaría de ser un delito el 17 de octubre. Canadá es el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar la droga a nivel nacional.

Según la ley, los adultos pueden poseer hasta 30 gramos de cannabis, cultivar hasta cuatro plantas de marihuana por hogar y pueden usar cannabis para preparar productos comestibles. Se prohíbe que las personas de 12 a 18 años posean más de cinco gramos (entre 7 y 10 cigarrillos de marihuana). Se venderá en puntos de venta regulados.

Terrence Prendergast, arzobispo de Ottawa, dijo: «El uso recreativo de sustancias, ya sea marihuana, otras drogas y opioides, es parte de un continuo de consumo de sustancias que permite a las personas escapar de lo que consideran las cargas y los desafíos de la vida».

«Los obispos, sacerdotes, catequistas, jóvenes y trabajadores de la pastoral deberán enseñar sobre la templanza y cómo esto influye en las decisiones que tomamos», dijo.

«Las pautas para los confesores deberían servirles para ayudar a los penitentes con una guía sabia en este asunto», agregó, de igual forma que deben «abordar otros problemas contemporáneos como la plaga de la pornografía».

El arzobispo hizo hincapié en que los padres juegan un papel importante en alejar a los niños de la droga. «Los padres intentan y desalientan a sus hijos adolescentes de fumar y beber siendo menores de edad, entonces, ¿cómo va a ser diferente con el uso de marihuana?».

 

infocatolica.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén