Viernes, Agosto 17, 2018

Política de Estado


Viernes, 03 Agosto 2018 08:37

Abren escuela virtual para que padres aprendan a desplegar su vocación

Con el objetivo de que los padres de familia conozcan más sobre su vocación, el Centro Areté con sede en Colombia ha abierto la escuela virtual “Familias Virtuosas”.

Esta escuela virtual comprende dos niveles. El primero se titula “Desplegando mi vocación y misión parental” y comprende tres módulos: del vínculo primario a la educación en los distintos ciclos evolutivos, el rol de los padres y estilos de crianza, y la educación de emociones para padres e hijos.

Este nivel comienza el 6 de agosto y termina el 2 de septiembre.

El segundo nivel va del 17 de septiembre al 14 de octubre y se titula “Creciendo en madurez psicológica y previniendo psicopatologías en la familia”. Comprende dos módulos: comunicación asertiva en la familia y prevención de patologías en la familia.

Los participantes tendrán una certificación virtual.

Humberto del Castillo, director general del Centro Areté, recuerda que “la familia es el primer núcleo social y el que más impronta deja en la persona”.

“Es dentro de la familia donde el ser humano alcanza la plenitud personal, que consiste en tener la capacidad de pensar (inteligencia), la capacidad de actuar (voluntad), la capacidad de decidir (libertad) y la capacidad de darse (amar)”, señaló.

El Centro Areté recordó las palabras de San Juan Pablo II en su homilía de la Jornada de la Familia en 1980, en la que afirmó que “el hombre no tiene otro camino hacia la humanidad más que a través de la familia”.

“La familia debe ser puesta como el fundamento mismo de toda solicitud para el bien del hombre y de todo esfuerzo para que nuestro mundo humano sea cada vez más humano. De esta manera, la familia está llamada a ser una comunidad de vida y amor”, señaló el santo polaco.

Para inscribirse se puede ingresar a https://goo.gl/forms/WDPg3C0McX8yvpa22

Para más información se puede escribir al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

aciprensa.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén