Jueves, Octubre 18, 2018

Política de Estado


Lunes, 06 Agosto 2018 09:26

Mensaje de Nuestra Señora de Fátima para Argentina en la hora decisiva contra el aborto 05-agosto-2018

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA PARA ARGENTINA EN LA HORA DECISIVA CONTRA EL ABORTO

 

Domingo, 05 de agosto de 2018.

Buenos Aires, Argentina.

 

“Niños míos, os animo a empuñar el Santo Rosario como espada de doble filo, que con cada oración lacera a los demonios y destruye sus obras. Luchad con valentía, sin temor alguno, porque Yo, Vuestra Madre Poderosa, estoy al frente de esta contienda junto con la Corte de Ángeles. Estoy comandando a mi Ejercito Fiel en esta disputa…

Recitad, junto al Santo Rosario y la Coronilla de la Divina Misericordia, los Salmos 133, 134 y 135. Seréis testigos de la mano poderosa del Dios Vivo.”

 

 

Mi amado niño, alegra vuestro corazón y toma nota de lo que os dictaré. Deseo que lo hagáis conocer a todos los que podáis. No quedará sin recompensa vuestro esfuerzo y fidelidad.

Mi amado pueblo argentino que lucha por la vida, os ruego que dirijáis las oraciones del Santo Rosario para vencer a los demonios del aborto, demonios que buscan la matanza de los indefensos. El nombre de quien los conduce fue dado en un mensaje anterior, encadenadlos con cada cuenta de Mi Rosario.

El 8 de agosto, las tinieblas desafían a esta Mujer Vestida de Sol; en ese día entregué al mundo el arma más poderosa que ha concedido Dios Todopoderoso, el Bien Supremo, para que venzáis a las tinieblas. 

Os llamo a uniros a esta Mamá Celeste, Madre de toda la Humanidad, de todos aquellos niños desechados por este mundo impío. Unid vuestras oraciones y arrodillaos conmigo, rogad para que la intervención Divina doblegue los corazones de sus dirigentes hacia el Amor de Dios, y de este modo evitar que una nación se condene por el crimen que atenta contra Dios Espíritu Santo. 

Pedid al Señor, nuestro Dios, que aumente vuestra fe. Una fe firme, valiente y decidida, para combatir por la verdad y la vida. Yo no abandono a nadie. Todos los que recurren a Mí, tened la seguridad de que triunfaremos en esta batalla. Quedarán otras contiendas por superar, pero ésta es la decisiva para Argentina. 

Una batalla decisiva y gloriosa en Dios Nuestro Señor, porque si aumentáis vuestras oraciones, ayunos y sacrificios, como verdaderos hijos Dios, os aseguro que el día 8 venceremos y haremos de esta victoria una luz de esperanza que encenderá los corazones de todas las naciones adormecidas por el pecado, especialmente a las hermanas latinoamericanas, que esperan que alguien les diga que aún es posible romper las cadenas satanás, que aún se puede ser libre.

Haremos de este triunfo una chispa, que luego se convertirá en un sol que animará a vuestros hermanos a luchar por lo que es bueno, por sus hijos, por sus familias, por sus hogares y por sus tierras. Un sol que comenzará a erradicar las tinieblas de la vida del mundo.

Argentina será un ejemplo a seguir. Os pregunto, mis niños: ¿Queréis ser parte de Mi Ejercito liberador y triunfante, que va en rescate de sus hermanos? Cada uno responderá en la intimidad de su corazón.

Niños míos, os animo a empuñar el Santo Rosario, como espada de doble filo, que con cada oración lacera a los demonios y destruye sus obras. Luchad con valentía, sin temor alguno, porque Yo, Vuestra Madre Poderosa, estoy al frente de esta contienda junto con la Corte de Ángeles, estoy comandando a mi Ejército Fiel en esta disputa.

El enemigo está furioso, buscará todas las maneras de haceros desistir, no lo escuchéis y prestéis atención. Sellad vuestros sentidos con la Sangre del Cordero Pascual. Sólo tened los sentidos del alma puestos en la Sagrada Eucaristía, cuando oréis, sin importar donde estéis.

Permaneced, espiritualmente unidos, a todos los Sagrarios del mundo, allí donde se encuentra mi Hijo Eucarístico, y en donde esté expuesto al público.

Unid las oraciones al Corazón Eucarístico de Mi Hijo, y a Mi Corazón Inmaculado; no quedarán en solo palabras, llegarán como una escalera al Trono Celestial, y desde tan sagrado aposento, descenderán las gracias que necesitan mis pequeños para esta hora concluyente.

Recitad, junto al Santo Rosario y la Coronilla de la Divina Misericordia, los Salmos 133, 134 y 135; seréis testigos de la mano poderosa del Dios Vivo. 

Nuevamente os aliento a seguir en vigilia. No bajéis la guardia, porque el enemigo no descansa. No confiéis en vuestras propias fuerzas, más bien confiad en las que provienen de lo Alto, que nunca decae. Manteneos unidos, porque un ejército hermanado en la contienda sale victorioso.

Es tiempo de usar la vestimenta del buen cristiano. Quien no lo hizo aún, que no demore en hacerlo. El tiempo es corto, pero ¿qué es el tiempo para Dios?

Yo estoy con ustedes. Os bendigo en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén