Martes, Septiembre 25, 2018

Política de Estado


Miércoles, 12 Septiembre 2018 13:45

Kerala, realizan una protesta por la presunta violación de una religiosa por parte de un obispo

La religiosa pertenece a las Misioneras de Jesús. Las violencias habrían sido realizadas por Mons. Franco Mulakkal, obispo de Jalandar (Punjab) entre los años 2014 y 2016. La Iglesia india está dividida entre los que apoyan a la religiosa y los que no. El obispo incriminado denuncia: “Grupos contrarios a la Iglesia quieren ensuciar mi nombre”.

 

Kochi (AsiaNews/Agencias)- En Kerala no se habla de otra cosa sino de la manifestación de algunas religiosas locales, pertenecientes a las Misioneras de Jesús, que protestan contra la violación de una de ellas y piden sea arrestado el presunto autor, Mons. Franco Mulakkal, obispo de la diócesis de Jalandar (Punjab). El caso sucedió en julio pasado, cuando la religiosa acusó al obispo de haber sido abusada repetidamente entre los años 2014 y 2016, mientras ambos se encontraban en un hostal en Kerala. La cuestión encendió el debate en la Iglesia india y en la dirigencia eclesiástica que hasta ahora no se han expresado ni dieron opiniones en mérito. Por su parte, Mons. Mulakkal siempre rechazó las acusaciones como falsas y hoy en una entrevista al Times of India reafirmó: “Soy yo la víctima. La acusación arruinó mi reputación”.

El caso está agitando a los católicos de Kerala, cerca de 1 millón de fieles, el número más alto de todos los Estados de la Unión india. La cuestión explotó a inicios de julio, cuando la religiosa- de la cual no se conoce el nombre por motivos de privacidad, sólo se sabe que tiene 44 años- denunció los abusos sufridos por Mons. Mulakkal en un hostal de propiedad de la Iglesia en Kuravilangad. El obispo incriminado negó cuánto se le atribuye. Al contrario, siempre sostuvo que la denuncia de la religiosa, llegó después de diversos años de las presuntas violaciones, es motivada por una venganza personal, después que él decidió destituirla de su rol como superiora de la congregación.

A su vez, la religiosa dijo que recibe amenazas de muerte y acusa al Card. George Alencherry, jefe de la Iglesia siro-malabar (uno de los 3 ritos de la Iglesia católica india, donde cae también la eparquía de Kottayam, lugar donde se registró la denuncia) de encubrir los abusos. En el mismo período, Mons. Mulakkal denunció haber recibido mensajes persecutorios de parte del hermano de la víctima. Además en contemporánea con las acusaciones de la religiosa, el cardenal estuvo involucrado en otro escándalo por la sospechosa venta de algunos terrenos que son propiedad de la Iglesia. Por esto, muchos sospechan que son acusaciones creadas para desacreditar a la dirigencia eclesiástica, dado que ya sea el acusado como la presunta abusada pertenecen al rito latino.

En un primer momento el caso permaneció sin ser mencionado y quedó como una cuestión local, el caso explotó y salió a la opinión pública india esta semana, con la protesta de 5 religiosas Misioneras de Jesús. A las Misioneras se le unieron centenares de personas, que permanecen frente a la Alta Corte desde el 8 de septiembre en Kochi, capital comercial de Kerala. De parte de las religiosas se pusieron de su lado Kemal Pasha, ex juez jubilado de la Alta Corte y el Joint Christian Council; el primero declaró que la protesta “no es una lucha contra la Iglesia católica, sino contra una grave injusticia”; el grupo cristiano inició una huelga de hambre y un sit-in sin límite de tiempo.

Por último la defensa de Mons. Mulakkal, que declaró: “La protesta está patrocinada por grupos contrarios a la Iglesia. Las 5 religiosas que se unieron a la querellante formaban parte del equipo que ella guiaba como superiora en Jalandar. Es su última ocasión para presionar, después que la policía declaró que no hay pruebas suficientes para arrestarme”. Luego concluyó: “Las 5 religiosas deberían estar en otros conventos en cambio desobedecen y están en Kerala. La querellante inventó toda esta presión porque sabe muy bien que mi nombre salga limpio de las investigaciones, deberá explicar cómo perdió la virginidad”.

 

http://www.asianews.it

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén