El Vaticano indicó que el Papa le ordenó al arzobispo de Baltimore, William E. Lori, que conduzca una investigación sobre las acusaciones contra Bransfield, de 75 años. Éstas señalan que acosaba sexualmente a adultos, según informó el Servicio de Noticias Católicas. Lori también fue nombrado como administrador apostólico de Wheeling-Charleston.
 
 
La investigación y la renuncia se anuncia el mismo día en que Francisco se reúne con una delegación de cardenales y obispos católicos de EE UU a raíz de las múltiples acusaciones de abuso sexual y encubrimiento de irregularidades en el país norteamericano.
 

La reunión fue solicitada por el cardenal Daniel DiNardo, jefe de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, después de que se reveló que el cardenal Theodore McCarrick ascendió a ese puesto a pesar de las acusaciones conocidas de conducta sexual inapropiada. Un arzobispo ha acusado al propio Francisco de hacer la vista gorda ante los presuntos delitos de McCarrick, quien renunció al Colegio de Cardenales.

 

 

Bransfield, ex rector de la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, había encabezado la diócesis en todo el estado desde febrero de 2005.

 

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: