Martes, Septiembre 25, 2018

Política de Estado


Viernes, 14 Septiembre 2018 12:37

Presidente de Hungría defiende la Europa cristiana

Orban defiende la Europa cristiana ante los eurodiputados de Bruselas. (Fuente: Infovaticana)

Sé que ustedes ya han formado sus opiniones. Se que la mayoría de ustedes votará en favor del informe. También se que mi contribución no modificará sus opiniones. Con todo, he venido aquí porque no van a denunciar un gobierno, sino un país y un pueblo. Van a denunciar a Hungría, que ha sido un miembro de la familia de la Europa Cristiana durante más de mil años. Una Hungría que ha contribuído a la historia de nuestro gran continente europeo con su trabajo y cuando ha hecho falta, con su sangre. Denunciarán a la Hungría que se alzó y tomó las armas contra el ejército más grande del mundo, el soviético, que hizo el más grande sacrificio por la libertad y la democracia y cuando hizo falta, abrió sus fronteras a los hermanos y hermanas en peligro de Alemania Oriental. Hungría ha peleado por su libertad y su democracia. Comparezco aquí y ahora y veo que Hungría está siendo vilipendiada por gente que ha heredado una democracia sin necesitar arriesgarse por nada para conseguir esa libertad. Y ahora esa gente quiere denunciar a los luchadores por la libertad húngaros de la resistencia democrática contra el comunismo.

Estoy aquí para defender a mi patria, porque la libertad, la democracia y la independencia de los húngaros son cuestiones de honor. Por eso digo que ese informe que tienen delante de sus ojos es una afrenta al honor de Hungría y al pueblo húngaro. Las decisiones de Hungría se toman por los votantes en las elecciones parlamentarias. Lo que ustedes afirman es poco menos que decir que el pueblo húngaro no es gente de la que poder fiarse para juzgar cuales son sus propios intereses. Ustedes piensan que conocen las necesidades del pueblo húngaro mejor que él mismo pueblo húngaro. Por tanto digo que este informe no muestra respeto por el pueblo húngaro. Este informe aplica dobles raseros, es un abuso de poder, sobrepasa los límites en cuanto a lo que les compete y el método de su adopción es una violación de un tratado.
Para nosotros en Hungría, la democracia y la libertad no son cuestiones políticas sino morales. Están buscando ustedes hacer un juicio moral y estigmatizar a un país y un pueblo en base a ser mayoría numérica aquí. Están asumiendo una grave responsabilidad cuando por vez primera en la historia de la Unión Europea se está buscando excluir a un pueblo de las decisiones que afectan a Europa. Le quitarían a los húngaros sus derechos para representarse a sí mismos, a sus intereses dentro de la familia que es Europa y a la que Hungría pertenece. Tenemos, y seguiremos teniendo, disputas. Pensamos de forma distinta sobre el carácter cristiano de Europa y del papel de las naciones y las culturas nacionales. Interpretamos que la esencia y la misión de la familia de otra manera. Tenemos visiones diametralmente opuestas en temas de inmigración. Si queremos de verdad unidad en la diversidad, entonces nuestras diferencias no pueden ser utilizadas para estigmatizar a ningún país, o excluirlo de la toma de decisiones. Jamás nos rebajaríamos hasta un nivel en el que silenciáramos a aquellos con los que discutimos.

Además quieren ustedes excluir a un país que ha tomado decisiones claras en sus elecciones al Parlamento Europeo; en 2009 el 56% nos votó y en 2014 lo hizo el 52%. Somos el partido más exitoso del Parlamento Europeo. Nuestros oponentes, liberales y socialistas, están lógicamente, incómodos con nuestro éxito, pero vengarse de los húngaros porque no les hayan votado es injusto y no es europeo. Más aún, este informe ha sido escrito por gente que no es consciente ni de los hechos más básicos. El informa admite que no ha mandado una delegación a Hungría, lo que significa que ustedes votan sin que haya habido un adecuado examen de los hechos. El informe incluye 37 errores gravísimos. En relación a esto, ayer todos los miembros del parlamento han recibido un documento de 108 páginas al respecto.

Nuestra unión se sostiene por el hecho de que nuestras disputas se resuelven en un marco de trabajo con unas normas. En representación de Hungría yo también he llegado a compromisos y acuerdos con la Comisión sobre el Acta de los Medios, sobre el sistema judicial e incluso sobre fragmentos de la Constitución. Este informe desprecia todos esos acuerdos que hemos cerrado desde hace años. Si ustedes son libres para hacer esto, y pueden despreciar los acuerdos a voluntad, entonces ¿cuál es el sentido de venir a llegar a acuerdos con alguna institución europea? Lo que están ustedes haciendo es un duro golpe contra la Unión Europea y contra el principio del diálogo constructivo.

Toda nación y estado miembro tiene el derecho a decidir como organiza su vida en su propio territorio. Tenemos que defender nuestras fronteras y sólo nosotros hemos de decidir con quién queremos vivir. Hemos construido una valla que ha detenido la entrada de miles de inmigrantes ilegales. Hemos defendido Hungría y hemos defendido Europa. Hoy, por vez primera en la historia de la Unión Europea, vemos a una comunidad, ustedes, que denuncia a los que protegen sus propias fronteras.

Permítanme ser claro, ustedes quieren denunciar a Hungría porque el pueblo húngaro ha decidido que su tierra no será un país de inmigrantes. Con el debido respeto pero en los términos más duros posibles, rechazo las amenazas, el chantaje, las calumnias y las acusaciones fraudulentas sostenidas contra Hungría y el pueblo húngaro por el Parlamento Europeo y las fuerzas pro inmigración. Les informo respetuosamente de que, sea la decisión que sea a la que lleguen ustedes, Hungría no se arrodillará ante el chantaje. Hungría continuará defendiendo sus fronteras, deteniendo a los inmigrantes ilegales y defendiendo sus derechos. Contra ustedes incluso si es necesario. Nosotros los húngaros estamos listos para las próximas elecciones europeas de mayo de 2019, cuando la gente tendrá la oportunidad definitiva de decidir el futuro de Europa y tendrán la ocasión de devolver la democracia a la política europea.

Gracias por su atención.

 

http://cristohoy.enargentina.com.ar

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén