Martes, Diciembre 11, 2018

Política de Estado


Martes, 09 Octubre 2018 09:46

Napier pone en su sitio a James Martin: “No existen los católicos LGTB”

El Cardenal Wilfrid Fox Napier, Arzobispo de Durban en Sudáfrica, respondió al polémico sacerdote jesuita James Martin, que alentó a incluir el término “católicos LGBT” (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) en los documentos de la Iglesia.

A través de Twitter, el 4 de octubre Martin criticó a “quienes objetan el término ‘católicos LGBT’ porque es de alguna forma divisivo reconocer a grupos distintos dentro de la Iglesia”.

“Nosotros hablamos sobre, por ejemplo, ‘católicos latinos’ y ‘jóvenes adultos católicos’ sin objeción”, comparó el jesuita.

Ese mismo día, en el Sínodo de los jóvenes en el Vaticano, el Arzobispo de Filadelfia (Estados Unidos), Mons. Charles Chaput, dijo que “‘LGBTQ’ y un lenguaje similar no se deben usar en los documentos de la Iglesia, porque su uso sugiere que estos son grupos reales y autónomos, y la Iglesia simplemente no categoriza a las personas de esa manera”.

“No existe un LGBTQ, un ‘transgénero’ o un ‘heterosexual’ católico, como si nuestros apetitos sexuales definieran quiénes somos”, añadió Mons. Chaput.

Sin embargo, para el P. Martin “los ‘católicos LGBT’ son simplemente otros miembros del Cuerpo de Cristo”.

La publicación del sacerdote jesuita motivó una respuesta, también en Twitter, del Cardenal Napier, crítico de la ideología de género: “la pregunta es: ¿por qué definir a las personas por sus inclinaciones o preferencias o prácticas sexuales? Especialmente cuando va en contra de la naturaleza, la ley de la Iglesia, la Tradición y la enseñanza”.

El P. Martin respondió al Purpurado diciendo que “no es tanto definirlos, sino reconocerlos como un miembro del Cuerpo de Cristo. Este grupo particular en nuestra iglesia (como otros grupos: católicos latinos, por ejemplo) necesita un nombre. Y el nombre que ellos prefieren es LGBT”.

“Para muchos no es una ‘ideología’ tanto como un nombre”, añadió el jesuita.

Sin embargo, el Cardenal Napier precisó que “una vez que usas las palabras: ‘tienen el derecho a’, y no señalas la fuente de ese derecho, estás invocando a una ideología, ¿no? Después de todo, no revelas su fuente o autoridad, ya sea de Dios, las Escrituras, la Enseñanza de la Iglesia o algún grupo de presión de las Naciones Unidas”.

 

infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén