Martes, Diciembre 11, 2018

Política de Estado


Sábado, 01 Diciembre 2018 12:06

Los misioneros claretianos liberados tras el secuestro: «Pensamos en los mártires»

La Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María da gracias a Dios por la liberación.

(Agencia Fides) «Le agradecemos por las expresiones de solidaridad con nosotros durante el período en que estuvimos secuestrados. No fue una experiencia fácil. Pensamos y rezamos a los mártires de nuestra congregación en los momentos más difíciles. Sentimos el calor de las oraciones y el amor de los feligreses. Ahora estamos en nuestra parroquia de Douala y queremos negociar la liberación de nuestro conductor Jerry Berson. Estamos vivos. Aunque la noticia hablaba de Judas, Placid, Abel y el conductor, en realidad éramos cinco. De hecho, Yene Anaclet, párroco de la parroquia local, que fue a negociar nuestra liberación, también fue detenido por los secuestradores. También fue liberado y ahora estamos todos en Douala». Este es el primer mensaje difundido por los misioneros claretianos secuestrados el 23 de noviembre en Camerún y liberados ayer, 29 de noviembre.

«Damos gracias a Dios por la liberación de nuestros hermanos misionerosque fueron secuestrados el 23 de noviembre. Agradecemos por todos los mensajes de solidaridad y comunión recibidos y también por las oraciones. Que Dios nos bendiga a todos», es el mensaje difundido por la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (claretianos) y que llegó a Fides, después que se produjo la liberación.

Los misioneros liberados son: el padre Judas Taddeo Langhe, prefecto de Apostolado y director de «Publicaciones Claretianas del Camerún»; el padre Placide Muntong Gweh, el estudiante Abel Fondem Ndia y el padre Yene Anaclet. Los claretianos fueron secuestrados por los secesionistas en la parte anglófona del país cuando se dirigían a Munyenge, para prestar ayuda humanitaria a las víctimas del conflicto en la zona.

En la crisis que está afectando a las dos regiones anglófonas del Camerún se registra un número creciente de actos de violencia contra los eclesiásticos. El 21 de noviembre, el p. Cosmas Omboto Ondari, misionero keniano perteneciente a la Sociedad Misionera de San José de Mill Hill, fue asesinado en Kembong, a pocos kilómetros de Memfe, capital de la Provincia Sudeste.

 

http://www.infocatolica.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén