Martes, Diciembre 11, 2018

Política de Estado


Lunes, 03 Diciembre 2018 17:22

Academia que forma líderes católicos da su primera generación a la Iglesia en Uruguay

 

03-12-2018 | Un intenso período de formación llegó a su fin este mes de noviembre con la graduación de la primera generación de jóvenes de la Academia de Líderes Católicos en Uruguay, quienes se comprometieron a servir desde la fe a la Iglesia y la sociedad

La Academia de Líderes Católicos (ALC) nació en Chile en el año 2006 para formar líderes católicos a partir de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia y transformen los ámbitos social, político y económico.

El 12 de julio de este año la ALC lanzó el proyecto en la Arquidiócesis de Montevideo, Uruguay bajo el lema “Formar para servir”.

Desde el 4 de agosto, más de 25 jóvenes asistieron cada sábado al curso de formación integral en liderazgo, que finalizó con la certificación de la Academia Internacional de Líderes Católicos el 24 de noviembre en el anfiteatro del Club Católico.

La ceremonia fue presidida por el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla; el director general de la Academia Internacional de Líderes Católicos, José Antonio Rosas; el vicepresidente del Directorio de la Academia Internacional de Líderes Católicos,  Luis Cordero Barrera; y el director de la Academia de Líderes Católicos Uruguay, P. Matías Soiza.

Asistieron también familiares, docentes y expositores, que acompañaron a los jóvenes durante todo este proceso.

“Los católicos, aunque seamos pocos, tenemos la obligación de ser levadura, fermento en la masa. Lo que no podemos hacer es diluirnos sin dejar la Palabra, la luz del Evangelio”, afirmó el Cardenal Sturla.

“Uruguay necesita, como todas las sociedades del mundo, a Cristo. Él es camino, verdad y vida. Pero al mismo tiempo nos dice a nosotros ‘ustedes son sal de la tierra y luz del mundo’”, exhortó el Arzobispo de Montevideo.

Como muestra del compromiso con la Iglesia en su país, los jóvenes recibieron el libro “Desde la matriz: 400 años de presencia y servicio de la Iglesia en Uruguay” y un rosario que les recordará la importancia de la oración y de la intercesión de la Virgen María.

Para conocer más de la Academia de Líderes Católicos Uruguay visite www.liderescatolicos.uy

 

 

aciprensa.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Contáctese con nosotros

No dude en escribirnos

 

Sus comentarios son bienvenidos 

 

cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

ARTÍCULOS EN PDF

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén