Jueves, 20 Diciembre 2018 08:45

Ni el frío ni la pobreza detienen la Navidad para con los últimos católicos de Thất Khê

La diócesis de Lạng Sơn-Cao Bằng hospeda a diversas minorías étnicas, que viven en un contexto de pobreza y marginación, ya sea social que geográfica. Fieles, seminaristas y religiosas reciben la invitación del vicario “al sacrificio, para responder a sus necesidades materiales y espirituales”. Fray Joseph. “Llevemos el calor de establo de Belén”

Hanói (AsiaNews) – No obstante las rígidas condiciones atmosféricas y las dificultades económicas de los fieles, la parroquia de Thất Khê, en el distrito de Tràng Định, se prepara para la Navidad con iniciativas sociales y de caridad a pobres, discapacitados, ancianos y niños de los altiplanos.

Compuesta por 600 fieles, la comunidad católica pertenece a la remota diócesis de Lang Sơn-Cao Bằng, situada en la frontera entre Vietnam y China. La circunscripción se extiende por unos 19 Km2, a lo largo de 800 Km de frontera y comprende 3 provincias: Lạng Sơn, Cao Bằng y Hà Giang. Según las estadísticas oficiales, la población que reside en el territorio de la diócesis supera los 1,7 millones de personas. La mayor parte de éstas se gana la vida gracias a la agricultura, cría de ganado y ocupaciones tradicionales. La región hospeda a diversas minorías étnicas, los  Nùng y los Tày representan el 85% de los habitantes. Del restante 15% forman parte los Kinh, los Dao, los chinos, los San Chay y los H’Mong.

Estos tribales viven en un contexto de pobreza y marginación, ya sea social que geográfica. No obstante esto, en ocasión del Adviento, el p. Paul Nguyễn Văn Thảo, vicario de la iglesia de Thất Khê, y su vice, el p. Peter Vũ Văn Hiển, han invitado a la comunidad “al sacrificio, para responder a las necesidades materiales y espirituales de los últimos”. A los proyectos de la parroquia tomaron parte también algunos seminaristas, religiosas dominicas y muchos fieles.
Fray John declara a AsiaNews “la navidad representa una oportunidad para todos nosotros para encontrarnos, sin discriminaciones religiosas. No obstante el clima sea muy frío, sacerdotes, religiosos y laicos han visitado y dieron asistencia a los pobres que viven en zonas muy remotas y montañosas de la parroquia de Thất Khê”. Fray Joseph Trần Văn Bính cuenta: “Hemos recorrido rutas de montaña tortuosas y peligrosas. sacerdotes y fieles vinieron aquí para visitar a las familias pobres, católicas y no. En tiempo de Navidad, Dios nos invita a llevar a ellos el calor del pesebre de Belén”.

Una parroquiana, María Pham Thi Loan agrega: “Todos, prescindiendo de su religión, asistieron y ayudado en diversos modos. A través de actividades sociales y de beneficencia, estamos en grado de visitar a muchas personas. Hemos compartido y escuchado sus pensamientos. De parte de ellos hemos recibido dones espirituales, como la honestidad y la sinceridad”. “La Navidad-afirman algunos jóvenes voluntarios- nos trae felicidad y su mensaje nos invita a alcanzar a quien vive en dificultad. Es con estas personas que queremos compartir nuestra alegría”.

 

http://asianews.it/