Miércoles, 06 Febrero 2019 08:29

La población española desaparece lentamente

Los recientes datos publicados del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran la agonía de la población española. España registró la cifra más baja de nacimientos desde 1941

 

En los últimos años la población española está poco a poco desapareciendo. A priori puede parecer una exageración, pero la tendencia es de un saldo negativo que va reduciendo la población. Además, hay que considerar el envejecimiento de la sociedad, con los consiguientes efectos económicos y demográficos.

Esto significa que la natalidad no sólo no cubre el cambio generacional, sino que ponen totalmente en peligro la pirámide demográfica. Las grandes dificultades que sufren los catalanes para conciliar vida laboral y familiar, junto con dificultades económicas, son algunos de los motivos que explican la caída demográfica.

En el conjunto de España, tomando como referencia los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las Comunidades Autónomas más damnificadas son Castilla y León (-5,56), Galicia (-5) y Cantabria (-3,17). Estos datos se refieren al saldo vegetativo por mil habitantes.

Por el otro lado, las Comunidades Autónomas con mejores resultados son Melilla (10), Ceuta (5,76), Murcia (2,42) y Madrid (2,07). Los años entre 2000 y 2010 fue un periodo de un extraordinario boom migratorio. El balance vegetativo mejoró a causa de la llegada de un gran número de inmigrantes jóvenes con buena salud y que tuvieron varios hijos, lo que impidió que se ralentizase el saldo vegetativo negativo. Ahora que esa llegada se ha reducido, la natalidad se ha estancado.

La primera razón es que hay menos mujeres en edad fértil, que es la comprendida entre 15 y 49 años. Desde 2009, cuando se alcanzó un pico, la tendencia muestra una pérdida de población en ese rango de edad, hasta los 10,57 millones de 2017. Esa caída, explican fuentes del INE, es el reflejo de la crisis de natalidad que hubo en los 80, justo después del baby boom.

En Diciembre, España registró la cifra más baja de nacimientos y la más baja de defunciones desde 1941. Los nacimientos son los más bajos desde en 1.941, año en el que comenzaron a registrarse estos datos. En cuanto a las defunciones, sólo fueron más altas precisamente en 1941, cuando se registraron 259.202.

Las defunciones han aumentado un 6,8% más debido a la vejez demográfica que presenta la sociedad actual. La principal causa de muerte ha sido por tumores, siendo este caso mayor entre los hombres (297 por cada 100.000 habitantes) que las mujeres (184,9).

Las enfermedades respiratorias ocupan el segundo lugar en total, más común entre mujeres en este caso (286.9) que en hombres (247,6). Dentro de las causas externas el suicidio sigue ocupando el primer lugar, con 3.602 muertes (el doble que el de las muertes por accidentes de tráfico).

 

 

06/02/19 www.forumlibertas.com