Lunes, Julio 22, 2019

Política de Estado


Domingo, 10 Febrero 2019 11:13

Francisco exhortó a los gobiernos a abordar el flagelo de la trata

Luego del rezo del Ángelus, esta mañana en la plaza San Pedro, el papa Francisco rezó especialmente por las víctimas de la trata de personas, con un llamamiento a los gobiernos a que aborden con decisión esta problemática. 

 

Luego del rezo del Ángelus, esta mañana en la plaza San Pedro, el papa Francisco rezó especialmente por las víctimas de la trata de personas, con un llamamiento a los gobiernos a que aborden con decisión esta problemática. 

Francisco recordó que hace dos días, en la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, se celebró la quinta "Jornada Mundial contra la Trata de Personas" cuyo lema este año es "Juntos contra la trata". “Es una invitación a unir fuerzas para superar este desafío”, dijo el Papa. 

Agradeció "a quienes luchan en este frente", y de manera especial "a tantas religiosas”. Luego exhortó a los gobiernos a “que aborden con decisión las causas de este flagelo y protejan a las víctimas”. 

“Todos podemos y debemos trabajar para denunciar los casos de explotación y esclavitud de hombres, mujeres y niños”, indicó el Santo Padre, porque “la fuerza que sostiene nuestro compromiso común es la oración”. 

Luego, invitó a todos los presentes a rezar la oración a Santa Josefina Bakhita: 
“Santa Josefina Bakhita, de niña fuiste vendida como esclava y tuviste que enfrentar dificultades y sufrimientos indecibles. Una vez liberada de tu esclavitud física, encontraste la verdadera redención en el encuentro con Cristo y su Iglesia. Santa Josefina Bakhita, ayuda a todos los que están atrapados en la esclavitud. En su nombre, intercede ante el Dios de la misericordia, para que se rompan las cadenas de su cautiverio”. 

Antes de concluir, rogó a Dios que “libere a todos aquellos que han sido amenazados, heridos o maltratados por la trata y por el tráfico de seres humanos. Da alivio a aquellos que sobreviven a esta esclavitud y enséñales a ver a Jesús como un modelo de fe y esperanza, para que puedan sanar sus heridas”. 

“Te suplicamos que reces e intercedas por todos nosotros: para que no caigamos en la indiferencia, para que abramos los ojos y podamos mirar las miserias y las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de su dignidad y libertad y escuchar su grito de ayuda. Amén”, concluyó.

 

 

 

10/02/19 www.aica.org

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén