Lunes, 11 Febrero 2019 07:53

Se cumplen 6 años de la renuncia de Benedicto XVI

El 11 de febrero de 2013, el hoy Papa Emérito Benedicto XVI renunció a su cargo como Sumo Pontífice.

Hoy se cumplen seis años de la renuncia de Benedicto XVI. El 11 de febrero de 2013, el hoy Papa Emérito renunció a su cargo como Sumo Pontífice. Fue el 28 de febrero de ese año cuando se hizo efectiva su renuncia y se trasladó a Castel Gandolfo.

A su llegada a Castel Gandolfo, se dirigió a las personas congregadas en la plaza y les dijo: “Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra”.

En una entrevista con el teólogo Elio Guerrero, autor de una biografía del propio Ratzinger, el Papa emérito explicó que una de las principales razones por las que renunció al pontificado en febrero de 2013 fueron sus limitaciones físicas y problemas de salud, que le impedían seguir viajando y cumplir con su deber como Sumo Pontífice.

“Tenía dos convicciones bien precisas: después de la experiencia del viaje a México y Cuba, ya no me sentía en la capacidad de hacer un viaje tan fatigoso”, contó Benedicto refiriéndose a la Jornada Mundial de la Juventud que iba a celebrarse ese mismo año en Río de Janeiro.

“Experimenté los límites de mi resistencia física. Sobre todo me di cuenta de que no podía afrontar en el futuro los vuelos transoceánicos por el problema del huso horario”, explicó.

Ratzinger asegura que no se veía capacitado para asistir a la JMJ y que fue esta la principal razón por la que decidió renunciar a su cargo. “Además con la estructura que San Juan Pablo II dio a estas jornadas, la presencia física de un Papa era indispensable. No se podía pensar en una conexión televisiva o en otras formas respaldadas por la tecnología”, cuenta en la entrevista.

“Esta era una circunstancia por la cual la renuncia era para mí un deber. Tenía finalmente la confianza de que sin mi presencia el Año de la Fe habría llegado a buen fin. La fe, de hecho, es una gracia, un don generoso de Dios para los creyentes”, dijo Benedicto.

Asimismo, explicó que habló de estos problemas con su médico y que “desde entonces en adelante lo que tocaba era decidir en un tiempo relativamente breve la fecha de mi retiro”.

 

5 comentarios en “Se cumplen 6 años de la renuncia de Benedicto XVI
  1. El observador

    Benedicto XVI sigue siendo el único Papa pues su renuncia fue inválida, al no cumplirse el principio de no contradicción, según el cual una proposición y su negación no pueden ser ambas verdaderas al mismo tiempo y en el mismo sentido. Nada puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido. No se puede renunciar a ser Papa y seguir siéndolo a la vez. No se puede renunciar a ser Papa activo y ser al mismo tiempo Papa contemplativo. No se puede renunciar a ser Papa y a la vez ser tratado como Papa, vistiendo como Papa, llevando el anillo de Papa, viviendo en el Vaticano por su propia voluntad. El ministerio petrino no se puede compartir, Jesucristo se lo encargó a una sola persona, Pedro, y a todos sus sucesores. No es un ministerio sínodo-colegial. Para que la renuncia sea válida, ha de renunciar a ser Papa totalmente, con todas sus consecuencias. De esta manera no habrá ninguna confusión.

    1. Argia

      Creo que deberías escribir a Benedicto XVI y exponerles tus quejas, seguro que tiene una buena respuesta para ti y para los que no aceptais su renuncia.
      Si él ha dicho que renuncia, nadie le puede obligar a seguir. Lo de inventarse tramas y complots porque no me guste el Papa actual, es simplemente peligroso.
      Si creeis que su decisión no ha sido libre, como ha dicho en repetidas ocasiones, sería bueno que le mandeis vuestras dudas escritas con alguna persona de confianza, para que os pueda responder, aún está vivo.
      La pregunta es ¿aceptariais su respuesta? Quizas para convenceros, sería bueno que hiciera todo lo que le pidieras: dejar de vestir de blanco, quitarse el anillo, pediros perdon por no haber hecho la renuncia como vosotros quereis.
      Todo menos inventaros leyendas que estan haciendo mucho daño a la Iglesia, y que a su muerte puede crear un cisma.
      Seguro que Benedicto XVI haría lo que pudiera por defender la Iglesia.

  2. Amalia

    Yo no sé qué pensar. Con la enorme ayuda que para mí supuso el Cardenal Ratzinger, sus clarificadores libros (sobre la fe, la Iglesia, la liturgia, todo) y luego su actuación como Papa tan maravillosa, sus homilías… una bendición, y luego es la MISMA persona que ocasiona ese desastre para la Iglesia. Por otro lado, si temía un Alzheimer o algo así, ¿qué iba a hacer? Para mí es un misterio, un misterio tremendo…

  3. rastri

    ¿Acaso las limitaciones físicas para cumplir o dejar de cumplir la voluntad de Dios no dependen de la voluntad del Dios que quita o añade limitaciones?

  4. Vicarius

    Larga vida al Papa Benedicto XVI

 

 

11/02/19 www.infovaticana.com