Imprimir esta página
Miércoles, 27 Febrero 2019 13:32

Ex jefe de los Dominicos: Después de la crisis, la Iglesia volverá a crecer.

 

 

 

Quebec, Canadá. 21/02/19.-"La Iglesia Católica no debe temer la crisis; A través de la crisis, crecerá y brotará una nueva vida", así lo afirmó el Padre dominico Timothy Radcliffe, el ex jefe de la Orden de Predicadores, quien habló sobre la esperanza en conferencias en Montreal y la ciudad de Quebec a mediados de febrero.

El Padre Radcliffe citó la crisis de abuso sexual, pero también la crisis de autoridad, ya que el Papa Francisco ha tenido que enfrentar mucha oposición dentro de la misma Iglesia.

"Si miras a los seres humanos, crecemos a través de la crisis... Es nuestro camino. Y por eso creemos, creo, es el destino de la Iglesia... no tenemos que temer a la crisis".

En las crisis, nuevas cosas ocurren

 

Al abordar estos problemas, el Padre Radcliffe señaló la "mayor crisis" ocurrida en la Iglesia después de la Última Cena.

Los apóstoles habían abandonado a Jesús. Judas lo había vendido. Pedro estaba a punto de traicionarlo. No había futuro. Y en el momento más oscuro, Jesús hizo esta cosa extraordinaria. Jesús dijo:

"Este es mi cuerpo que será entregado por ustedes"

Entonces, creo que cuando hay momentos de crisis en la Iglesia, no debemos tener miedo. Deberíamos preguntarnos qué cosas nuevas ocurrirán.

En el debate en curso sobre cómo la Iglesia Católica debe lidiar con la situación, algunos observadores notan que los grupos tienden a desafiar la autoridad de los obispos.

La autoridad en la Iglesia

 

Creo que la gran pregunta es quién tiene autoridad. El Cardenal (John Henry) Newman, a punto de ser canonizado, reconoció que hay muchas autoridades en la iglesia. Usted tiene la autoridad de los obispos, que es principalmente la interpretación de la tradición. Tiene la la autoridad de los eruditos, los teólogos y ellos tienen autoridad por la razón. Usted tiene la autoridad de experiencia que tienen todas las personas bautizadas, porque el Espíritu Santo les es dado, explicó.

El desafío, es encontrar una manera de evolucionar hacia un rico sentido de una autoridad más diversa.

El mayor problema que tiene la Iglesia en este momento es cómo nos hablamos. Cómo hablan los laicos y el clero. Izquierda y derecha. Los eruditos y las personas que no son académicos. Y esta es el nueva modelo de la iglesia que necesitamos. Es uno donde podemos tener conversaciones que trascienden las barreras. Ya sea de izquierda a derecha, joven o viejo, o lo que sea. Pero eso requiere paciencia e inteligencia. Y no siempre lo mostramos en el momento.

El desarrollo de las redes sociales fomenta el diálogo con las personas con las que ya está de acuerdo.

Y así, nuestra sociedad teme la diferencia. Y esto se está reflejando en la Iglesia, por cierto, ya sea la izquierda o la derecha son desdeñosos. Porque la sociedad desalienta la conversación profunda...

Para entender mejor a alguien, uno debe mirar lo que temen. El padre Radcliffe dijo que ve muchos miedos en la iglesia.

"Y mucha gente culpa al Papa Francisco"

¿Qué Iglesia saldrá de esta crisis?

 

El Papa Benedicto XVI era un teólogo muy claro. Y caminar con Benedicto fue un poco como caminar durante el día. Pero si vas a viajar, no solo puedes viajar durante el día, también tienes que viajar por la noche. Eso significa que a veces, las cosas no estarán claras. Porque estamos tratando de llegar a una nueva claridad.

Y esto es el genio del Papa Francisco: nos está llevando a un territorio desconocido.

La crisis de abuso sexual está empujando a la Iglesia a aguas desconocidas. Aunque la cumbre del 21 y 24 de febrero sobre la protección de los niños en el Vaticano es un paso en la dirección correcta, se necesitarán más esfuerzos. Y la pregunta sigue siendo:

"¿Qué Iglesia saldrá de esta crisis?"

¡Yo no lo sé!, pero si tenemos claro que el abuso sexual es como el asesinato del alma de una persona. No creo que lo descubramos hasta que realmente, realmente, entendamos cómo es que alguien es abusado.

Tenemos asentamientos, cárcel, tenemos nuevos códigos de comportamiento. Todo esto es importante. Lo más importante es que deberíamos imaginar cómo es que alguien es abusado.

Continuar diciendo "Lo siento" y ofrecer una compensación financiera no es suficiente.

De alguna manera, tenemos que ponerlos en el centro de la Iglesia. Como personas a quienes honraremos, respetaremos. Son nuestros hermanos y hermanas.

 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Catholic News Service, autor: Philippe Vaillancourt

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 

 

 

pildorasdefe.net

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios