Martes, Abril 23, 2019

Política de Estado


Martes, 19 Marzo 2019 08:05

Los capuchinos de Cataluña y Baleares manifiestan “condena y vergüenza por los hechos denunciados”

A través de los medios de comunicación se ha dado a conocer un caso de abusos a menores que afecta al Colegio Escolanía de Pompeia que dependía de los capuchinos. Concretamente un testigo denuncia graves y reiterados abusos de Fray José María de Vera y otras situaciones en el centro. Los hechos se sitúan entre 1950 y 1955.

El Colegio Escolanía de Pompeia estuvo abierto entre 1912 y 1970. Ofrecía educación escolar gratuita a niños y jóvenes de familias sin recursos. Algunos de los niños también formaban parte de la escolanía que cantaba en los oficios en la Iglesia de Pompeia. Fray José María de Vera (Alfonso Ramón Uribe) fue su director de 1939 a 1957. Capuchino desde 1928, murió en Barcelona en 1997.

Ante esta situación, el actual provincial de los Capuchinos de Cataluña y Baleares, Fray Eduard Rey i Puiggròs, ha mostrado en un comunicado su “condena y vergüenza por los hechos denunciados”:

“Cuando te llega una noticia de este tipo te deja helado. Aunque que se trata de un caso de hace 70 años y de una escuela que cerró hace 50 años, nos deja avergonzados y dolidos saber que un fraile había hecho cosas de esta envergadura. No queda ningún fraile vivo de los que estaban en la comunidad en ese momento que nos puedan contar una versión de los hechos desde dentro. Pero el testimonio nos presenta alguien que, desde la apariencia de un hombre religioso, había perdido el respeto por el otro”

“En la comunidad no se había transmitido ningún recuerdo de los hechos que se atribuyen a fray José María de Vera y la escuela de Pompeia. He realizado una primera consulta a los frailes que han sido provinciales antes que yo y que hoy están vivos y nadie sabía nada. Los frailes que en aquel momento tenían responsabilidades fallecieron ya hace tiempo. En ese momento fray José María de Vera, que hoy ya pasaría de los cien años, era de los jóvenes de la comunidad. Pero lo que dice la víctima que ahora ha dado su testimonio cuadra con los pocos datos de los que disponemos, sobre todo con la fecha en que fray José María de Vera dejó de ser director de la escuela. Fray José María de Vera fue trasladado a Tarragona en 1957. Este traslado nos consta, pero las deliberaciones previas o las razones del traslado no las tenemos por escrito, ni queda ninguno de los frailes que participaron en la decisión”.

También plantea una llamada a posibles víctimas para escuchar su testimonio y saber la verdad de lo que pasó:

“Quisiera hacer llegar personalmente a las víctimas que queremos compartir su dolor, aunque respetamos que ellas no quieran tener un contacto con nosotros. A pesar de la distancia en el tiempo, nos comprometemos a averiguar todo lo que puede haber sucedido alrededor de este caso. Hago un llamamiento a quien tenga más información sobre Fray José María de Vera y de la escuela de Pompeia, que nos la haga llegar. Estamos abiertos y queremos saber la verdad”.

El provincial de los capuchinos también remarca el compromiso actual de los frailes en la protección de la infancia que hoy participa en sus actividades educativas:

“Nosotros seguimos trabajando con niños, sobre todo en la catequesis y el tiempo libre. Nos dimos un protocolo de protección de menores aprobado en nuestro capítulo -la asamblea de los frailes- y confirmado por Roma. Desde inicios de este año, nos hemos puesto en contacto con la Fundación Vicki Bernadet para dar la máxima eficacia al protocolo con el asesoramiento de expertos externos a nosotros. Hemos dado los primeros pasos en este nuevo proceso, buscando implicar a todos lo que tratan con menores en nuestras comunidades.”

“Cuando unos padres nos confían a sus hijos, aunque sea por una hora de catequesis, lo debemos asumir como algo sagrado. Es una persona que está creciendo y que está construyendo los referentes de su vida. Si le ofrecemos un referente negativo y lo herimos, podemos herir toda su vida, todo su itinerario. Todas las personas de nuestras comunidades que están en contacto con niños, aunque sea poco tiempo, deben tener claro que es una gran responsabilidad. El solo hecho de estar con un menor nos exige construir una relación educativa que le ayude a crecer, y esta responsabilidad es sagrada”.

 

 

18/03/19 www.forumlibertas.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén