Martes, Julio 16, 2019

Política de Estado


Jueves, 21 Marzo 2019 08:05

Iglesia en Estados unidos pide solidaridad con las víctimas del “Ciclón bomba”

Mons. Frank J. Dewane, Obispo de Venice y Presidente del Comité sobre Justicia Doméstica y Desarrollo Humano de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), expresó sus condolencias por las víctimas y afectados por las inundaciones ocurridas en el Medio Oeste del país a raíz del paso del “Ciclón bomba”.

El llamado “Ciclón bomba” ha causado graves daños en viviendas y carreteras, provocando la evacuación de miles de personas. Ante ello, los gobernadores de Nebraska, Wisconsin y Dakota del Sur han declarado el estado de emergencia para facilitar la ayuda federal y estatal.

“Estamos profundamente tristes por la pérdida de vidas y los daños causados ​​por las inundaciones en todo el Medio Oeste en los últimos días. Mientras escribo esto, al menos nueve millones de personas en catorce estados se han visto afectadas por el aumento del nivel del agua a lo largo de los ríos y arroyos en el centro de los Estados Unidos”, señaló en un comunicado publicado el 19 de marzo en el sitio web de la USCCB.

Los estados de Nebraska, Iowa, Wisconsin y Dakota del Sur fueron afectados por el crecimiento del agua, producto de una gran tormenta de nieve y lluvia que elevaron los niveles de los ríos.  

“Es nuestra oración que los afectados por las inundaciones encuentren la fuerza para reconstruir. Confiamos en que el Señor los consolará en su sufrimiento”, mencionó.

Estas inundaciones, consideradas históricas por su magnitud, han cobrado la vida de al menos cuatro personas, y han dejado aislada a la región.

Asimismo, aseguró que “las fuertes lluvias y el derretimiento de la nieve de las poderosas tormentas de este invierno continúan amenazando las vidas y los medios de vida de muchas personas, ya que no se espera que las inundaciones retrocedan hasta fines de esta semana”.

El Prelado afirmó que “confían en que el Señor los consolará en su sufrimiento”, y pidió a la comunidad responder al llamado del Señor de amar al prójimo y brindar el apoyo a quienes más lo necesitan.

Para ayudar a los damnificados se puede ingresar al sitio web de Catholic Charities: https://catholiccharitiesusa.org

 

 

20/03/19 www.aciprensa.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén