Domingo, 07 Abril 2019 09:14

Impiden a un obispo chino apartado por Roma concelebrar en la misa crismal de su sucesor

Guo Xijin, obispo emérito de Mindong a quien el Vaticano pidió que renunciara en favor de un obispo de la hasta hace poco cismática ‘Iglesia Patriórica’, no puede concelebrar la misa crismal de su sucesor si no acepta la línea marcada por el Partido Comunista.

En declaraciones a Ucanews, el obispo emérito de Mindong, Guo Xijin, apartado por Roma como consecuencia del pacto entre la Santa Sede y las autoridades comunistas de Pekín, ha confesado que no cree que pueda concelebrar en la misa crismal de su sucesor -de la Iglesia Patriótica, aprobada por el Partido Comunista- porque el Gobierno no le reconoce como obispo legítimo.

Aunque los términos específicos del pacto entre la Santa Sede y el gobierno comunista chino siguen siendo un secreto, lo que la práctica nos está mostrando no puede ser más desconcertante. La Santa Sede no solo ha levantado la excomunión sobre los miembros de la Iglesia Patriótica, creada por Mao para desactivar el catolicismo chino y cuyos prelados son nombrados por el Partido Comunista, sino que ha pedido a varios obispos de la iglesia fiel, la que se ha mantenido durante décadas fiel a Roma sufriendo persecución, acoso oficial y, en ocasiones, martirio, que renuncien en favor de los prelados nombrados por las autoridades ateas y accede ahora a que sean éstas las que propongan a Roma los nuevos candidatos al episcopado.

El misterio es a cambio de qué. La confusión es total, el desánimo cunde entre fieles y clero fiel, a quienes no se ha explicado por qué han tenido que sufrir años de persecución y marginación por fidelidad a Roma para luego verse entregados en manos del Gobierno, que ni siquiera ha aliviado un ápice la persecución. Se mantienen los arrestos de sacerdotes y la demolición de iglesias.

“Los funcionarios han dejado claro que no me reconocen como un obispo”, señala monseñor Guo. Se le dijo que no se le reconocería hasta que solicite unirse a la Conferencia de Obispos de la Iglesia Católica en China (BCCCC), controlada por un gobierno agresivamente ateo, y su comité de asuntos de la iglesia a nivel provincial. Guo no está dispuesto.

“Nadie está seguro de nada de lo que sucede en China”, asegura el obispo. “No somos muy optimistas, pero cuando fijamos nuestros ojos en Dios, no encontraremos ningún problema”, señala.

 

10 comentarios en “Impiden a un obispo chino apartado por Roma concelebrar en la misa crismal de su sucesor
  1. Belzunegui

    Esto se veía venir y algunos lo anunciamos convencidos. Ahora la persecución a los católicos de verdad es doble: por Pekín y por Roma. O te incorporas a la nueva iglesia catomunista o desapareces del mapa, también del eclesial.

    1. vanlop

      El asunto pinta mal y lo malo es que lo veíamos venir, nosotros, que no tenemos la información que tienen ellos.

      Para un católico es un sacrilegio aceptar los sacramentos de las manos de uno de la iglesia patriótica pero por otro lado, no aceptarlos es desobedecer al Papa. En cualquier caso has dejado de ser católico.

      Por supuesto eso es irrelevante a los ojos de Dios y los que se encuentren en esa situación siguen siendo hijos de Dios y además, mártires. Pero una iglesia sin sacramentos válidos, desaparece con el tiempo.

      La segunda parte es que cuando venga un nuevo papa, que vendrá, sólo puede volver las cosas a como estaban y echar a esa gentuza patriótica, pero entonces correrá la sangre de los mártires.

      Ese es el peligro que tiene montarse en un tigre, que montarse es fácil, lo difícil es bajarse.

  2. Beatriz Mercedes

    ¿Qué pensará el Papa Francisco al comprobar los frutos de su obrar?
    Quiera Dios que se abra a la gracia divina y reconozca su grave error, sea capaz de reaccionar en un todo de acuerdo con la voluntad de Dios, y que, iluminado por el Espíritu Santo, rectifique su proceder.

  3. J.M.R.

    “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”
    La actual Roma desea una Iglesia con y junto a Cesar, como en Alemania. Son contrarios a las Leyes y palabras de Jesús Cristo. Una Iglesia unida con el Poder estatal y económico.

  4. Belzunegui

    Una iglesia sometida al poder político, económico o ideológico de turno, no es la Iglesia fundada por Jesucristo; es un fraude, una traición a Jesucristo y a tantos mártires que no quisieron doblegar su Fe a esos poderes, como los mártires chinos, ahora vilipendiados.

  5. Charles Ton

    Nosotros , los Católicos tradicionalistas hemos condenado desde siempre la separación de la Iglesia y del Estado .( Francia , España , etcétera ….)

    Ahora es a reves ….expliqueme por favor …..

    1. J.M.R.

      Mi reino no es de este mundo. Si Mi reino fuera de este mundo, entonces Mis servidores pelearían para que Yo no fuera entregado a los Judíos. Pero ahora Mi reino no es de aquí.”
      Hasta que Jesús Cristo no regrese con su Reino, este reino mundano de césares no es el de la Iglesia y no debe COMPARTIR EL PODER con ellos solo CONVIVIR separados del Estado.

  6. Miguel José

    Porque es el Estado quien debe estar sometido a Dios y no Dios quien debe estar sometido al Estado

  7. Edgar

    Chismes, chismes y más chismes. No es tiempo de misa crismal. No creo nada.

  8. Triste, pero es de esperar que, después de vender la Iglesia en China al gobierno, suceda esto y mucho más, nos enteremos o no por los medios…

     

     

    06/04/19 www.infovaticana.com