Imprimir esta página
Martes, 09 Abril 2019 07:49

Descienden los abortos y aumentan los matrimonios en Hungría

La Hungría ‘rebelde’ de Viktor Orbán parece demostrar que darle la vuelta a los indicadores de la decadencia no es labor imposible, aunque exige enfrentarse a los poderes dominantes de Occidente.

Al llegar al poder con la victoria electoral de su partido, el Fidesz, el húngaro Viktor Orbán se propuso frenar la decadencia demográfica y de costumbres que en todo Occidente parece no solo imparable, sino que se acelera año tras año. Y los resultados son más que halagüeños: entre 2010 y 2018, los abortos han disminuido en más de un tercio, el número de matrimonios creció un 43% y los divorcios descendieron un 22,5 % entre 2010 y 2017.

Para lograrlo, el Gobierno se propuso una verdadera política activa a favor de la familia y la natalidad. A fin de entrar en profundidad, Orbán tuvo que enmendar la Constitución, que en su nuevo Artículo II especifica que “la dignidad humana será inviolable. Todo ser humano tendrá derecho a la vida y a la dignidad humana. La vida del feto estará protegida desde el momento de la concepción”.

Eso no ha supuesto todavía penalizar el aborto en todos los casos, pero sí regularlo de la forma más restrictiva posible en su redacción y aplicación real, de modo que en 2018 descendieron a menos de 27.000 (la cifra más reciente conocida para España, los datos de 2017, son de 94.123 abortos).

Las claves de este descenso han sido una política educativa de gran calado, que incluye el asesoramiento obligatorio, sumado a un paquete de beneficios fiscales y programas de apoyo familiar de los que son beneficiarios incluso quienes no han nacido aún.

Así, se ofrece un subsidio equivalente a 35.000 dólares para recién casados cuya devolución puede ser equivalente a cero si la pareja alcanza los cuatro hijos o ayudas a la compara de vivienda y de automóvil.

Por otro lado, los programas destinados al fortalecimiento de la familia representan un aumento respecto del PIB desde el 3,5 % en 2010 al 5% en 2019, según datos recogidos por el Catholic Herald.

 

14 comentarios en “Descienden los abortos y aumentan los matrimonios en Hungría
  1. Hoy la Iglesia nos propone un dialogo con este misterio de la Cruz, con esto Dios se ha hecho pecado, por mí: cada uno de nosotros puede decir: “por amor hacia mi” ¿Cómo llevo yo la Cruz? ¿Cómo un recuerdo? Cuando hago la señal de la Cruz soy consciente de lo que hago? ¿Cómo llevo yo la Cruz? Cada uno de nosotros hoy mire al crucifijo, mires a este Dios, que se ha hecho pecado para que nosotros no muramos en nuestros pecados y responda a estas preguntas yo sugiero.

    1. Bernie Stewart

      Vale.
      Conviene aclarar que Jesucristo se ofreció como víctima perfecta y propiciatoria, siendo totalmente libre de pecado antes, durante y después de ello; y que sólo en este sentido vale asociarlo con “el pecado”: en que lo hizo cargando NUESTROS pecados.

      Agrego este párrafo escrito por Gabriel Ariza en Infovaticana en 2014:
      La frase “le hizo pecado por nosotros significa” que le dio a Él – totalmente inocente – el trato que merecíamos nosotros. Cargó sobre su Hijo la responsabilidad de nuestros pecados, sin que esos pecados tuviesen ninguna relación intrínseca con Él.
      El pecado como tal, afrenta a Dios, ha sido y será siempre extrínseco a Jesús.

  2. Belzunegui

    No creo que eso lo valore mucho quien tiene como mono tema el migracionismo desarraigador y abaratador de la mano de obra y demonizar a los católicos por su rigidez, el mayor problema del planeta.

    1. Lector

      El perro nuevamente al ataque… Guau, guau, guau

      1. Gonzalo de Berceo

        Lector, veo que entre en la noticia que entre, ahí estás tú siguiendo la pista de Belzunegui y ladrando. Creo que el que tiene complejo de can eres tú, así que no te las des de listo… ¡A otro perro con ese hueso!

  3. El Papa debería mencionar el caso húngaro, pero no lo hará. Es más, si le preguntan que cuándo visitará ese pais, lo mismo contesta que no irá
    hasta que no haya paz…

    1. Lector

      ¡En este caso es perra ladrando!

      1. Gonzalo de Berceo

        Lector, voy a contactar con la Protectora de animales a ver si te pueden buscar un hogar en el que te den cariño y no tengas que ir rastreando cada noticia en busca de comentaristas a los que ladrar para llamar la atención… En cuanto tenga noticias, te aviso.

  4. Lector

    Los europarlamentarios del PP, como el súper-mediocre Esteban González Pons (que creo que ahora va en las listas a las Generales), odian a la Hungría de Orban con toda su alma. González Pons en las entrevistas la asimila prácticamente a la Alemania de Hitler refiriéndose a ella con enorme asco. Votemos a VOX, no hay otra opción decente.

  5. Bernie Stewart

    Una noticia excelente.
    Soros, y otros enemigos de lo que queda del Occidente cristiano, deben estar furiosos.

  6. Viene siendo habitual en el Papa, dirigirse a los católicos que no le bailamos el agua con nombres de animales, ora cotorras, ora papagayos, ora conejas.
    Es de esperar que algún que otro seguidor, siga su ejemplo aumentando la fauna con más calificativos.
    He de decir que, personalmente, no me ofende nada más que quien puede. Y no es el caso ni del Papa ni de sus palmeros.
    Y es una pena, porque podría ofrecer la ofensa como penitencia. Pero ni para eso sirven.
    Qué mal tiene que andar por dentro quien se dedica a ofender, o por lo menos intentarlo.

  7. Belzunegui

    Hungría, Polonia, Salvini-Lega, Vox, etc, son países u opciones con grandes mayorás de católicos y, por tanto, rechazadas por el perseguidor oficial de los católicos, en sintonía con el pensamiento único.

  8. Uno

    Según la teoría neocatólica de los Estados aconfesionales, este tal Orban no puede hacer descender el número de abortos aunque lo vote la gente porque es imponer su religion al que le gusta abortar, que entonces no es libre de promocionar el aborto. Porque el cvii dice q el bien tiene derecho a ser libre y el mal tambien si no altera el orden publico y no se puede coaccionar pq se basa en la dignidad humana. Este es el falso principio de q la principal capacidad humana es la libertad y no la inteligencia. Si la iglesia postcatolica predica esto, la consecuencia es que cada uno hace lo que le diga su libertad de conciencia y religiosa-ideologica y las normas no son ya las de Dios sino las del consenso.

    1. Uno

      Este argumento q acabo de decir es lo q explica la postura de ciertos clerigos neocatolicos q se muestran contrarios a políticos mas catolicos que ellos. El postconcilio cree en el consenso con el mundo que no es otra cosa q el ecumenismo con el demonio, cree en la libertad del mal pq el hombre es libre y en q la verdad no hay q defenderla o mantenerla porque la verdad solo se impone con la sola fuerza de la verdad como diría el papa liberal Juan XXIII. Lo que implica a su vez la no creencia en el pecado original, q hace q el hombre libremente nunca vote el bien sino el mal. Clerigos inútiles, han dispersado el rebaño. No cren q la verdad se tenga q imponer a la mentira en caso del aborto pq no creen q Dios pueda imponer una religion para salvarse.

       

       

      08/04/19 www.infovaticana.com