Imprimir esta página
Miércoles, 22 Mayo 2019 06:58

Los médicos en Ontario, obligados a derivar pacientes a abortar o al suicidio asistido

El tribunal supremo de Ontario ha dictaminado que los médicos que se oponen a procedimientos como el aborto y el suicidio asistido deben remitir a los pacientes a otro médico que esté dispuesto a hacerlo.

En una decisión unánime que fue emitida este miércoles por el Tribunal de Apelación que confirmó la política de 2016 establecida por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Ontario (CPSO) que exige a los médicos de la provincia que proporcionen una “remisión efectiva” si se oponen a un tratamiento como el aborto, anticoncepción, cirugía transgénero o suicidio asistido.

Si bien la solución no es perfecta para algunos médicos, como los recurrentes individuales, tampoco es perfecta para sus pacientes. Perderán el apoyo personal de sus médicos en un momento en que son más vulnerables.

Aunque un tribunal de inferior rango encontró en enero de 2018 que obligar a los médicos a referirse para esos procedimientos violaba su libertad religiosa en virtud de la Carta Canadiense de Derechos y Libertades, también determinó que esas violaciones eran necesarias para que los pacientes tuvieran acceso a esos servicios.

La violación de la fe de los médicos

El Dr. Ryan Wilson, presidente de Canadian Physicians for Life, dijo a los reporteros en una conferencia telefónica que el grupo aún tiene que decidir si apelar el caso ante la Corte Suprema de Canadá, pero dijo que una apelación “no está fuera de la mesa”.

Canadian Physicians for Life fue uno de varios grupos, junto con 5 médicos individuales, que impugnaron las reglas de la CPSO en la corte. En conjunto, los grupos dijeron que estarían dispuestos a proporcionar a los pacientes un número de teléfono general o un sitio web para el servicio de coordinación del gobierno provincial para el suicidio asistido, pero argumentaron que ir más allá de eso violaría su fe, según los informes de The Globe and Mail.

Los grupos también argumentaron en la apelación que la decisión original no era razonable, porque daba más importancia a un supuesto problema con la atención médica que a una infracción real de los derechos de los médicos, según el The Canadian Press.

“Esta es una decisión decepcionante y coloca a nuestros médicos, los médicos que ingresaron en el campo de la medicina para brindar atención de calidad, compasiva y centrada en el paciente, en una posición imposible”, dijo Wilson el año pasado.

“No creen que terminar con la vida de un paciente sea una medicina, y no creen que puedan ofrecer esperanza y curación en una habitación mientras ayudan a matar a un paciente en otra”, prosigue.

“En última instancia, es la atención al paciente la que sufre, ya que nuestros médicos se jubilarán antes de tiempo, se reubicarán o cambiarán de campo. Para muchos, sus derechos religiosos y de conciencia están siendo violados y no podrán practicar la medicina en Ontario. Esta es una pérdida significativa para todo el sistema de atención médica en la provincia y tendrá un impacto directo en la atención al paciente”, dijo.

 

 

22/05/19 www.forumlibertas.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios