Imprimir esta página
Miércoles, 22 Mayo 2019 07:04

Así es como la Marina francesa homenajeó a dos caídos en el combate contra el yihadismo

Muchos soldados saben que su misión implica arriesgar sus vidas e incluso sacrificarlas para que otros vivan. Es el ejemplo de dos soldados franceses fallecidos en combate hace unos días.

El 7 de mayo, el Commando Hubert, una unidad de fuerzas especiales de la Marina Nacional Francesa, lanzó una operación para liberar a cuatro personas que habían sido secuestradas 28 días atrás por terroristas islamistas en Benín y llevadas a Burkina Faso. Los terroristas y los rehenes (dos franceses, una estadounidense y un surcoreano) habían sido localizados gracias a la ayuda de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Tras dos días de búsqueda y persecución, en la noche del 9 al 10 de mayo y a través de campo abierto, 24 soldados del Commando Hubert avanzaron silenciosamente hacia el emplazamiento de los terroristas cerca de Gorom-Gorom, en Burkina Faso. Era una operación muy arriesgada que requería asaltar las chozas en las que se encontraban los terroristas y los rehenes.

Cédric de Pierrepont y Alain Bertoncello, los soldados del Commando Hubert caídos en la noche del 9 al 10 de mayo durante la operación para rescatar a cuatro rehenes secuestrados por terroristas yihadistas en Burkina Faso.

Los soldados franceses consiguieron abatir a los terroristas y liberar sanos y salvos a los cuatro rehenes, pero cayeron dos miembros del Commando Hubert: Cédric de Pierrepont (nacido en 1986 en Lanester, Bretaña) y Alain Bertoncello (nacido en 1991, nacido en Montagny-les-Lanches, en la Alta Saboya). El 14 de mayo, Francia llevó a cabo un homenaje nacional a Cédric y a Alain en el Palacio del Elíseo, en París, con la asistencia de sus familias y de muchos militares, acompañados del presidente de la República. La Bagad de Lann-Bihoué, una banda de música bretona de la Marina francesa, acompañó la entrada de los féretros al son de binioùs (gaitas bretonas), haciendo sonar la bella pieza “Entre terre et mer” (Entre tierra y mar). Durante el homenaje, miembros del Commando Hubert llevaron a hombros los ataúdes de sus camaradas caídos, así como sus retratos y sus condecoraciones. Los soldados iban con los rostros cubiertos, ya que es una unidad especializada en operaciones antiterroristas y las identidades de sus miembros deben permanecer en secreto. Podéis ver aquí un vídeo de la ceremonia:

Mi abrazo a los familiares y compañeros de estos dos héroes, que dieron su vida al servicio de su Patria y para salvar las vidas de esos cuatro rehenes. Descansen en paz.

 

 

18/05/19 www.outono.net

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios