Sábado, 03 Agosto 2013 08:09

Lactancia materna, clave para evitar más de un millón de muertes por año

La leche humana tiene más de 370 componentes que inmunizan al bebe de enfermedades, recordaron especialistas en la Semana Mundial de la Lactancia

Por Víctor Ingrassia  | LA NACION

 
 
 
 Para el recién nacido, la lactancia materna debe darse en forma exlcusiva desde el nacimiento y hasta los 6 meses. Foto: Archivo 

Como una cruzada mundial para ponderar el primer alimento natural de una persona al nacer y a la vez para fomentar el amamantamiento y así tomar conciencia de que con ese simple acto se pueden evitar hasta 1, 3 millones de muertes por año, es que se celebra del 1 al 7 de este mes la Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada en 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef .

La leche humana tiene más de 370 componentes específicos que inmunizan al bebe tanto de enfermedades inmediatas como futuras, aseguraron especialistas quienes, junto al Ministerio de Salud de la Nación, promueven la lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses y hasta los dos años con alimentos.

"La leche humana tiene más de 370 componentes específicos protectores del bebe tanto de enfermedades inmediatas como de las alejadas, incluso en la adultez; por lo tanto, durante los primeros seis meses tiene todo lo que el bebe necesita", aseguró Zulma Ortiz, especialista en Salud de Unicef Argentina.

"Amamantar también protege a las mujeres porque previene enfermedades como el cáncer de mama, la diabetes y el síndrome metabólico, entre otros.

A su vez, después de los seis meses se deben incorporar otros alimentos para que el niño siga creciendo bien, y es beneficioso continuar la lactancia materna todo lo más posible incluso hasta los dos años", sostuvo Ortiz, que desde Unicef impulsa la campaña "Dar la teta es dar lo mejor de vos".

LA LECHE MATERNA, VITAL HASTA LOS SEIS MESES

 

El Ministerio de la Salud de la Nación comunica que lo mejor para el recién nacido es la lactancia materna desde el nacimiento y hasta los 6 meses en forma exclusiva, y complementada con otros alimentos a partir de esa edad y hasta los 2 años o más. Según los datos del último estudio de Situación de la Lactancia Materna en Argentina de 2011, elaborado por la cartera sanitaria nacional, el 60% de los bebes de dos meses se alimenta con leche materna exclusivamente, proporción que se reduce al 45% al cuarto mes y al 30% a los seis meses de edad.

 

 Los beneficios de la lactancia materna son para el bebe y su madre. Foto: Archivo 

 

De esta manera, se aprecia que las tasas de lactancia son altas al comienzo pero van disminuyendo a medida que el bebe crece, por razones no médicas que podrían ser evitadas, como la finalización de la licencia por maternidad de las mujeres que trabajan fuera del hogar, la publicidad de leches artificiales y consejos errados que a veces ofrecen familiares o amigos sin conocer el perjuicio que esto le puede causar al bebe.

Este año, el lema de la semana es "Apoyo a las madres que amamantan: Cercano, continuo y oportuno", que busca generar conciencia no sólo en la mujer, sino en todo el entorno y en la sociedad para que se favorezca el hecho de "dar la teta" y se derriben prejuicios.

En una reciente encuesta realizada por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires , se revela que la mitad de las mujeres bonaerenses dan de mamar a sus hijos hasta los 6 meses en forma exclusiva, tal como lo recomienda la OMS.

"Hace unos tres años observábamos que de cada 10 madres sólo 3 o 4 amamantaban hasta los 6 meses. Hoy son entre 5 y 6 de cada diez las que lo hacen en forma exclusiva: hay una tendencia creciente y auspiciosa, una mayor conciencia de que la leche de madre es el alimento perfecto", explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, al difundir el estudio sobre 36.541 madres de niños menores de dos años.

Otro dato alentador es que casi el 60 por ciento de los niños entre 12 a 15 meses son alimentados con pecho y otros alimentos.

ASEGURAR LA SUPERVIVENCIA DEL CHICO

 

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños, ya que aporta nutrientes y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes de la infancia como la diarrea y la neumonía.

Además, beneficia a las madres: ayuda a perder peso después del parto, reduce el riesgo de diabetes tipo 2, de cáncer de mama y de ovario, y disminuye el riesgo de anemia.

Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia, del sistema de salud, en su trabajo y lugar de estudio. La directora de la OPS, Carissa Etienne, abogó por que "todos los sectores de la sociedad se comprometan a redoblar sus esfuerzos en apoyo de las madres que amamantan, para que ellas y sus bebes puedan gozar de los muchos beneficios de la lactancia materna".

"Para un recién nacido es muy importante alimentarse con leche materna, porque ésta contiene nutrientes en cantidades ideales para el bebe. Por ejemplo contiene proteínas que el bebe puede digerir fácilmente. La cantidad de proteínas que tiene la mamá en su leche es perfecta para el crecimiento del niño y para un buen desarrollo del sistema nervioso", afirmó la doctora Marisa Breton, médica neonatóloga del hospital Privado de Niños.

"La leche materna también tiene lípidos que, caso contrario a las proteínas, sí se ven afectados por la dieta de la mamá.

Estos lípidos contienen ácidos grasos de cadena larga que favorecen el desarrollo neurológico del bebe. Además la leche materna tiene un alto contenido de hierro (absorbe muy bien en el intestino del bebe), en comparación con las leches de fórmula.

También tiene anticuerpos de la madre (inmunoglobulinas) que pueden evitar infecciones en el bebe", completó Bretón.

 

CONSEJOS PARA EL AMAMANTAMIENTO

 

  • Cuando el bebe está bien prendido no debería sentirse dolor, y si él mismo queda satisfecho con cada toma quiere decir que está prendiendo bien. Otra manera de darse cuenta es el pezón, si éste no se lastima ni queda deformado cuando se quita al bebe, quiere decir que el amamantamiento es correcto.

 

 

  • En cuanto a las posturas no hay una ideal, lo mejor es ir rotando. Aunque sí es recomendable mejorar la postura, la mamá tiene que estar bien sentada y usar almohadones para estar cómoda, los lugares tranquilos son ideales para que esté relajada y pueda amamantar sin sentirse incomoda. Los almohadones para amamantar pueden ayudar a posicionar al bebe en el pecho.

 

 

  • Entre toma y toma, lo mejor es ir cambiando al bebe de posición, es decir, que se alterne el pecho del cual amamanta.

 

 

  • Cuando una mamá tiene poca leche, tiene que tomar mucho líquido, comer saludable, respetar todas las comidas, y descansar. Tiene que seguir prendiendo al bebe del pecho, porque eso es lo que sostiene el estimulo hormonal.

 

 

  • Si la mamá produce mucha leche, se puede conservar a temperatura ambiente durante 6 horas, en la heladera, no en la puerta, sino en el interior se puede guardar durante 48 horas, y en el freezer 6 meses.

 

 

  • Si la mamá tuviera el pezón invertido también puede dar la teta. Para contrarrestar el invertido hay instrumentos que ayudan a corregir el pezón, son recomendables las pezoneras y los casquillos formadores.

 

 

  • Un bebe puede rechazar la teta, pero también se puede trabajar para que no la rechace. A veces sucede porque tiene mucha leche o porque tiene poca, y a veces puede rechazar un solo pecho y el otro no.

 

 

  • Si se lo alimenta con mamadera el bebe se acostumbra al flujo de leche y a la forma de succionar, y le cuesta mucho volver al pecho. La formula le da más saciedad porque es mayor la cantidad le líquido que toma.

 

 

 Foto: Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires

 

lanacion.com.ar  03-08-2013