Imprimir esta página
Martes, 10 Septiembre 2019 08:13

Catalunya Cristiana reconoce que la clase de religión ha sido expulsada de la escuela pública

Una publicación oficial del Obispado de Barcelona, Catalunya Cristiana, por primera vez, reconoce que la clase de religión ha sido expulsada de la escuela pública.

En el artículo ‘En defensa de la religió a l’aula’ (“En defensa de la religión en el aula”, en castellano), Catalunya Cristiana afirma que la situación de la clase de religión católica en la escuela pública es “una opción prácticamente heroica”, ya que la familia que la pide para sus hijos ha de enfrentarse a varias dificultades.

“Des de centros que no si quiera la ofertan, hasta juntas directivas que llaman a las familias para aconsejarlas que desapunten a sus hijos de la clase de religión”, afirma el responsable de Relaciones institucionales de Junts, uno de los sindicatos docentes de religión de Cataluña, que cita la revista.

La revista cita como dos los principales síntomas: la escasa relevancia social de la asignatura y el consecuente bajo número de alumnos. En este sentido, tanto en centros públicos como en privados tan sólo el 27,09% de alumnos curso la asignatura de religión católica.

En cuanto a la cifra que vierten los centros públicos, tan solo el 10,27% de Primaria, ESO y Bachillerato cursó religión católica el curso 2017-2018. Es decir, que prácticamente el 90% de los alumnos de la escuela pública no recibe formación religiosa.

Catalunya Cristiana recuerda los Acuerdos Iglesia-Estado

El punto clave que apunta Catalunya Cristiana es que mientras que no se llegue a un acuerdo, los sindicatos y la Iglesia piden a la administración el cumplimiento de los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede del 3 de enero de 1979, “que estipulan el derecho de los alumnos y las familias a recibir la enseñanza de la religión católica en todos los centros de educación, en condiciones equiparables a las otras disciplinas fundamentales”.

En este sentido, en declaraciones a la revista, el presidente del sindicato PREC, Ignasi Díaz afirma, “no se respeta el derecho de los padres a escoger el tipo de educación que quieren para sus hijos”.

Díaz recuerda que en más de 700 escuelas e institutos públicos de Cataluña no se imparte la asignatura.

Catalunya Cristiana

La asignatura de religión, prácticamente una “heroicidad”

El docente explica, además, las trabas con las que se encuentra la asignatura: “algunos docentes sufren acoso, se hacen menos horas d elas que establece la normativa, se ofrece una asignatura alternativa que no es oficial, “Por ejemplo, en lugar de hacer la asignatura correspondiente, Valores sociales i cívicos, en algunos centros hacen refuerzo de matemáticas o informática”, explica Catalunya Cristiana.

También se afirma que en los procesos de matrícula se disuade a las familias que matriculen a su hijo de la asignatura de religión católica. Una situación insostenible, que rompe la normativa vigente y que, finalmente, un medio oficial católico ha reconocido en Cataluña.

Es evidente que a esta situación no se ha llegado de un día para otro si no que ha sido fruto de un proceso, y por lo tanto aquí hay un déficit de atención y de respuesta. La situación ha adolecido de una insistencia en exigir de manera continuada a la administración de la Generalitat el cumplimiento de la Ley.

 

 

10/09/19 www.forumlibertas.com