Jueves, 24 Octubre 2019 09:39

Alfa & Omega no ve paganismo en postrarse ante tallas de madera

“¿Qué paganismo?”, se pregunta la hoja de la Archidiócesis de Madrid, Alfa & Omega, en el mismo titular de su último editorial, y conociendo su velocísima capacidad de adaptación al medio no vemos imposible que en un futuro el titular sea “¿Y qué pasa si es paganismo?”. Cintura les sobra, que han olido que eso de la sinodalidad es un engañabobos y que la descentralización supone en realidad la servil repetición, casi hasta el acento porteño.

El titular viene a cuento, lo habrán supuesto, a esa furiosa reacción de la Curia romana y los padres sinodales a la sustracción de las tallas indígenas de Santa María Transpontina que fueron arrojadas al Tíber. Quieren que el peso de la ley caiga sobre los osados y no dudan en calificar a la hazaña de ‘robo’, los mismos que aplaudieron con las orejas cuando el limosnero papal, Konrad Krajewski,  violó el precinto de la compañía eléctrica para devolver la luz ilegalmente a unos okupas.

De este imperio actual de la misericordia sin límites uno esperaba que el Vaticano mostrara eso mismo con la inocua travesura. Incluso juzgándoles equivocados, incluso condenando su acción, esa comprensión que todo lo abarca, esa compasión que todo lo entiende debería entender lo que salta a la vista: que los perpetradores actuaron convencidos de que hacían un servicio a la Iglesia y a la fe retirando lo que, a sus ojos y a los de muchos, eran ídolos paganos en una iglesia católica en el corazón de la Cristiandad.

¿No son los sujetos ideales para el diálogo? ¿No es un caso de libro para emprender esa “escucha atenta” a la que nos exhorta el Papa de continuo? ¿O va a resultar que se dialoga con quien ya se está previamente de acuerdo, se escucha a quien va a decir lo que queremos y se va a ejercer una falsa misericordia con aquellos a los que no tenemos nada que reprocharles?

Pero volvamos a la pregunta. El editorialista del órgano de la Iglesia en Madrid no ve paganismo por ninguna parte. Las tallas no son ídolos paganos, incluso hasta ayer, como quien dice, se nos intentó colar como representaciones de una fantasmal y recién inventada Nuestra Señora del Amazonas; no, son “estatuillas amazónicas [que] representaban a mujeres indígenas embarazadas”. Para otros padres sinodales, como hemos oído con estas orejas que se ha de tragar la tierra, representaban “la vida, la maternidad, la tierra”. Da un poco igual, ¿no?

No es que nadie tuviera mucho interés en documentarse, y eso es a la vez curioso y significativo. Es curioso porque no me imagino que la Curia pueda organizar una celebración sin un programa que explique qué está pasando en cada momento y con qué significado. Si es así, el desprecio por lo sagrado está aún más avanzado de lo que muchos temen.

Y es significativo que los pastores católicos no supieran, perplejos, a qué venía todo ese revuelo. ¿Qué más da lo que representasen esas tallas? Son solo tallas, al fin, y representarían cualquiera de esas cosas, qué sé yo, la tierra -esa a la que Su Santidad llama “nuestra madre” en el título de un libro reciente-, o la vida o la fertilidad. Todo cosas buenas, ¿no?

Son hombres prácticos del siglo XXI que probablemente no hubieran entendido esa fanática insistencia de los primeros cristianos en no ceder un ápice a la idolatría. ¿Qué es todo ese disparate de ser desgarrado por los leones por no arrojar un grano -¡un grano!- de incienso bajo la estatua del emperador? Seguramente, la estatua ‘representaba’ la ley y el orden y todo eso.

Son, ya digo, hombres del siglo XXI y blancos, por añadidura. Son occidentales blancos incluso en los casos en que sean genéticamente de otras razas y lugares, porque estamos hablando de mentalidad, de esa que quiere adoptar casi como mascotas a los indígenas y explicarles pacientemente en qué creen realmente. Así, no conciben que para el indígena pagano la talla no ‘representa’ una idea abstracta, sino que es el dios del fenómeno de que se trate. Ares o Marte no son ‘representaciones’ de la guerra, sino dioses de la guerra, con sus personalidades e incluso sus aventuras. Pero para el occidental moderno todo es mera ‘representación’. Temblamos ante la aplicación de esta actitud a nuestra fe.

Dice el editorialista de Alfa & Omega que “a juicio de una minoría crítica, [la presencia de estas tallas] suponía una intolerable concesión al sincretismo y el paganismo”. Qué extraña gente, esa ‘minoría’. ¿Por qué han podido creer algo tan absurdo ante las evidentes representaciones de esta o aquella cosa buena, no importa cuál en absoluto, cosas de salvajes? ¿Quizá porque han visto al Papa, a los obispos y a los cardenales asistiendo impávidos a un rito durante el que un círculo de personas -entre ellas, un franciscano- se postraba ante estas inofensivas tallas hasta tocar la tierra con la frente? ¡Qué cosas más absurdas! Como si andar como un pato, tener aspecto de pato y hacer cuac como un pato fuera a significar que es un pato.

 

10 comentarios en “Alfa & Omega no ve paganismo en postrarse ante tallas de madera
  1. En lo personal yo tampoco veo nada malo ni mucho menos una representación pagana. Veo una estatuilla donde se ve a una mujer propio de la amazonia, en estado y gestando a un niño (a). ¿Dónde está el pecado aquí? ¿Por qué estar en contra de esta estatuilla? Es una parte artística que trata de reflejar la realidad de una madre gestante. Tampoco se trata de arte por el arte mismo, se trata de una representación con un significado muy bien definido.
    Los iconos son imágenes que los protestantes las ven como ídolos. Las estatuas para ellos son consideradas como “becerros de oro”. Y sin embargo Yahvé manda hacer los querubines para el Arca de la Alianza, y lo mismo sucede con la serpiente de Moisés.
    Saludos y sin ánimo de polemizar.

    1. J.B. Carlos

      Tu no ves una representación pagana, quizá porque no has visto el video con el coro de gente arrodillada ante la «madre gestante». Si se arrodillan es que ES una representación pagana . Arrodillados ante una estatuilla que en realidad representa a la «Madre Tierra» la divinidad «ecológica» a la que adora la Iglesia apóstata con su Sacalfaroglio a la cabeza, que todavía no ha aclarado personalmente si cree en la divinidad de Jesucristo. Así que Luis Alberto, tiu y Alfa y Omega estáis por la falsa obediencia masónica que os conduce al NOM. Pero no penséis que podéis seguir tomando el pelo a los cristianos auténticos. Como dice Viganó, lo que ha sucedido en el Vaticano es culto satánico y las consecuencias pronto se verán en la Iglesia oficiosa y en Roma.

      1. Lector

        A este paso en la iglesia del Padre Ángel van a tener que cambiar la pancarta que reza «Sólo nos arrodillamos ante Dios y un niño» por:
        «Sólo nos arrodillamos ante Dios, un niño, las estatuillas amanzónicas y/o ……….. [a rellenar eventualmente por Alfa & Omega]».

    2. Graliro

      Que hay de malo en un becerro?? Un animalito herbivoro ? Y de oro o sea de un material hermoso? Por que el rigido de Moises se enojo tanto y destruyo esa hermosa escultura, objeto de arte de un pueblo? Que cerrado ese Moises! Y San Pablo cuando dice que no hay que adorar creaturas sino al Creador, y el mismo Dios cuando prohibe adorar otros dioses!!

  2. Lector

    Qué más dará lo que no vea «Alfa & Omega», si a «Alfa & Omega» nadie la ve. Y cuando les retiremos la X del IRPF a estos felones, menos aún verán.

  3. Allan

    Es absurdo pensar que esas estatuillas sean dioses, o incluso que se las hayan adorado. Si los propios amozónicos le dan el significado de «representación de una madre indígena embarazada» es decir un mero objeto decorativo, y en cuanto a su adoración, eso realmente no fue una adoración, fue una coreografía producto de las imnumerables danzas que los indigenas poseen y que vosotros en vuestra ignorancia desconocéis. Creo que los ultras están mas susceptibles que nunca, no toleran la igualdad y la apertura que la Iglesia intenta hacer con las culturas diferentes, estais muy acostumbrados a imponer vuestras ideas dictatoriales y a aplastar todo lo que difiera de vuestros gustos, eso explica también vuestro fanatismo por el dictador desenterrado.

    1. Lector

      A algunos os basta y os sobra con adorar porteños en camisón. Estatuillas inertes a ti…

      1. Allan

        A ti te encanta adorar alemanes en camisón no? Es lo mismo memo

  4. solodoctrina

    Por respeto a los paganos de verdad, los de antes, esos que estuvieron dispuestos en la antiguedad a abrazar el cristianismo y que contaban con una sensibilidad admirable hacia lo religioso, jamás llamaría paganismo al escenario esperpéntico armado en el Vaticano por el bergogliato.

    Es una parodia armada para distraer -no representativa del Amazonas real- y para colar como al pasar lo que realmente les interesa: sustituir la fe en Jesucristo por los mandatos de la neo-religión de la cultura de la muerte.

    1. solodoctrina

      A quien le interese saber sobre el verdadero paganismo y la crisis que desató el cristianismo en él, consiga y lea a Pierre de Labriolle en su libro La reaction paienne.

      El bergogliato no tiene nada de pagano y, por supuesto, lo más grave es que es semi-católico.

       

       

      24/10/19 www.infovaticana.com