Lunes, Febrero 24, 2020

Política de Estado


Miércoles, 01 Enero 2020 10:21

Un repaso a 2019

Se acaba el año 2019, y con él, un año repleto de sucesos relevantes para el devenir de la Iglesia. El año empezó con el viaje del Papa a Panamá para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud, que transcurrió sin sobresaltos –más allá de la extraña Anunciación presenciada por el Santo Padre– en el cual se anunció que la siguiente JMJ sería en Lisboa en 2022.

Le siguió el extraño viaje en febrero a Abu Dhabi, en Emiratos Árabes. Un viaje en el que el Papa y su ‘amigo’, el Gran Imán de Al Azhar, firmaron el documento sobre la Fraternidad Humana, en el que se llega a decir “el pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina”, luego aclaró el Papa que era voluntad ‘pasiva’. Tras el documento, el Papa y el Imán han propuesto a la ONU un día internacional de la ‘Fraternidad humana’.

Después vino el Encuentro sobre la Protección de Menores en la Iglesia, celebrado en febrero en el Vaticano, en el que tampoco se solucionaron muchas cosas, y que fue propiciado por el famoso informe de Pennsylvania y por las denuncias de Viganò, que dieron la vuelta al mundo. 

Un suceso triste fue la entrevista que el Papa concedió a Jordi Évole, conocido periodista español, que no se caracteriza, ni el ni el medio al que representa, La Sexta, por un especial aprecio al catolicismo. En ella, preguntado por la prostitución, el Papa llegó a decir: ‘Una cosa es una mujer que quiera ejercer la prostitución porque le gusta y otra cosa son las chicas esclavas (…) Es una opción libre para ganar dinero o lo que sea’.

Mas tarde nos llegó en diferido el documento que el Papa Benedicto elaboró sobre los abusos sexuales, que tan mal sentó a ciertos sectores de la Iglesia.

También vimos este año, al limosnero pontificio, el cardenal Krajewski, enfrentarse al Estado italiano y reactivar la luz en un edificio okupado, como si de un Robin Hood se tratara.

El Vaticano publicó este año un importante documento sobre ideología de género, que no gustó mucho a los sectores progresistas de la Iglesia, encabezados por James Martin, que, a pesar de ese enfado, fue recibido por el Papa Francisco el septiembre pasado.

El Santo Padre, en un guiño más al ecumenismo, donó al patriarca Bartolomé unos huesos pertenecientes al apóstol san Pedro, que fueron recibidos con mucha alegría por los ortodoxos.

El cardenal Pell no recordará con agrado este año que acaba, en el cual fue condenado por abusos sexuales y confinado a una cárcel donde cerrará el año, y donde esperará el fallo de la apelación que le ha sido concedida, cuya resolución esperamos para el año que empieza.

También pudimos ver en 2019 la revolución del Instituto Juan Pablo II, de la mano de Vincenzo Paglia, que no sentó nada bien a ciertos sectores del mismo.

Este año tuvimos que ver, otra vez, como el Vaticano desmentía de nuevo al periodista italiano Eugenio Scalfari, que puso en boca del Papa una herejía. Personalmente tuve que escribir uno de los titulares más surrealistas de mi vida: “El Vaticano desmiente que el Papa negara la divinidad de Jesucristo”.

Sin duda, el evento que ha marcado este año es el Sínodo de la Amazonía, no sin razón Carlos Esteban ha tildado este año como el de la Pachamama. Además de las polémicas suscitadas por el Instrumentum Laboris y el documento final del sínodo, del que dieron cuenta los cardenales BrandmüllerMüller y el obispo Schneider, entre otros, el sínodo tuvo como protagonista a la Pachamama. Una figura que fue ‘adorada’ en los jardines vaticanos delante del Papa y diversos prelados y luego arrojada al Tíber por un laico.

El citado Sínodo ha dejado abierta la posibilidad de la ordenación de hombres casados y un resquicio a la ordenación de diaconisas. Saldremos de dudas cuando se publique la Exhortación Apostólica que el Papa dijo intentaría estuviera a finales de 2019, pero que tendremos que esperar a comienzos de este año.

Durante 2019 también nos ha advertido el pontífice de la posible inclusión en el Catecismo, del pecado ecológico, pero no ha quedado claro cual será su formulación. Tampoco ha quedado clara cual va a ser la reforma de la Curia, de la cual esperamos aún la publicación de la nueva constitución, que se espera para 2020.

Tras el sínodo amazónico ha surgido amenazante el Sínodo alemán, que promete sacudir a la Iglesia alemana y, por consiguiente, a la universal.

También generó polémica la homilía del Papa con ocasión de la celebración de la Virgen de Guadalupe, en la que desechó, como ‘Tontería’ una posible proclamación del dogma de María corredentora. Por otra parte, pocos días antes, el Papa publicó una bonita Carta dedicada a la importancia del belén. Bergoglio cumplió a su vez el sueño de visitar Japón, donde condenó la posesión de armas nucleares.

Al finalizar el año tuvimos la sorpresa del nombramiento del cardenal Tagle como prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, la antigua Propaganda Fide, situándole en el punto de mira ante un eventual cónclave. También tuvimos, al finalizar el año, la publicación de un documento de la Pontificia Comisión Bíblica sobre la antropología en la Biblia, en la que, al parecer, nos dicen que el pecado de Sodoma se trataba de falta de hospitalidad.

Este año ha generado gran polémica en Argentina la beatificación de Enrique Angelelli, por considerarse poco probado su martirio. En cambio, la canonización del cardenal Newman fue celebrada por casi todos los sectores eclesiales.

En España hemos tenido los nombramientos de las diócesis primadas, Tarragona y Toledo, pero el protagonismo se lo ha ganado Santiago Cantera. El prior del Valle de los Caídos luchó contra viento y marea -con el silencio de la Iglesia- contra la exhumación de Franco, quien finalmente fue sacado del Valle el 24 de octubre. Como colofón, tenemos nuevo nuncio, el filipino Bernardito Auza, que estrenó el cargo hace unas semanas.

¡Feliz año!

 

13 comentarios en “Un repaso a 2019
  1. Monica

    Preparense para el 2020

    1. Gaullista

      El demonio debe estar muy furioso por lo que puede venir este año, cuando se asoma a esta página usando el nombre de “Miguel”.

  2. Adriana

    Animo hermanos !!!
    Jesus ya viene en camino !
    Por eso feliz año nuevo a pesar de las persecuciones del dolor de ver la pasion de la iglesia
    Pero aqui estamos Jesus al pie de la cruz como Maria y Juan consolandote

    1. Miguel

      Ya, ya… De camino viene, dice. Lleva 2000 años de camino y bo llega. Bobadas!

  3. Miguel

    Mamaaaaaaaaa…… Por qué no me abortaste? Por qué me dejaste vivir? Ahora solo me espera sufrir

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén