Imprimir esta página
Sábado, 11 Enero 2020 10:34

El cardenal Marx desaconseja el temor al infierno

“Allí donde alguien siempre el miedo -al infierno o a cualquier otra cosa-, el Evangelio no puede tener efecto”, ha dicho el presidente de los obispos alemanes, cardenal Reinhard Marx al portal de la Conferencia Episcopal Alemana, Katoslisch.de.

La ocasión era la Conferencia de Paz de Augsburgo, y el arzobispo dijo otras ‘perlas’ además de esta declaración contradiciendo aquello de que “el temor de Dios es el principio de la sabiduria” o la notable insistencia del propio Jesucristo en la realidad terrible del infierno.

Por ejemplo, a estas palabras añadió que “a veces uno tiene que decir: ¡paren la religión!”, lo que en ocasiones tenemos la sensación de que el arzobispo lo pensó hace ya tiempo.

Marx elogió la libertad de nuestras sociedades y repitió el mantra de que no se puede excluir a nadie por no ir a misa los domingos, algo que por lo visto debe suceder muy a menudo en otras partes, o no se insistiría tanto en ello. 

Es curioso, en cambio, que no tenga nada que decir sobre el hecho de que quien en Alemania se niega a pagar el abusivo Kirchensteuer, el impuesto religioso que hace inmensamente rica a la Iglesia nacional, tenga que apostatar para ello. ¿No hay algún tipo de contradicción en esto?

 

3 comentarios en “El cardenal Marx desaconseja el temor al infierno
  1. Marx. Tú si que eres de temer. Se te da bien destruir la Doctrina Católica, no hay duda
    Si por ti fuera, no dejarías títere con cabeza dentro de la Iglesia.

  2. Allan

    Pedro y Pablo discutieron si era necesario estar circuncidado para ser cristiano. Para Pedro la circuncisión era cuestión de doctrina verdadera porque los apóstoles estaban circuncidados, Jesús estaba circuncidado y había venido para salvar a los circuncidados (para salvar a los judíos, pueblo de Israel). Pablo, por su parte, argumenta que Jesús vino para todos, también para los gentiles (los no circuncidados). Finalmente deciden en el llamado “primer concilio de Jerusalén” que no será necesaria la circuncisión para ser cristiano. La doctrina cambió en un punto que parecía inmutable.
    No temamos al cambio si se hace con discernimiento y confianza en el Espíritu Santo

  3. ouien no cree en el demonio sera condenado y su iglesia no tendra fruto, es necesario creen en dios y aborrecer al demonio, no hay blanco sin negro ni religion oue tenga estas dos facetas,

     

     

    11/01/20 www.infovaticana.com