Lunes, 10 Febrero 2020 09:51

El bulo de la píldora letal para los holandeses de 70 años, pero que revela una visión

Esta semana los medios de comunicación difundían la noticia de que Holanda preparaba una píldora letal, que acabaría con la vida de los holandeses mayores de 70 años (en Holanda es legal la eutanasia), que estuvieran cansados de vivir.

Esa noticia no es completamente cierta, aunque los medios de comunicación la magnificaron hasta el punto de que corrió como una fake news viralizada, que llegó a los medios americanos con solvencia.

Lo cierto que hay detrás de esa noticia es que el Ejecutivo de los Países Bajos ha encargado una investigación, que fue publicada la semana, pasada para sondear la opinión de la gente mayor ante una eventual eutanasia en el caso de considerar “completado” su ciclo vital.

Una píldora letal falsa, pero que revela una visión

Por lo tanto, aunque no se ha formalizado en Ley y no se plantea su aplicación, sí que se ha estudiado su aceptación por parte de los holandeses. Eso ya revela una específica visión y no puede ser inocente.

En ese sentido, un país que culturalmente ha aceptado la eutanasia como forma social considerada, no deja de ser un experimento para entender cuáles son los pasos siguientes que se plantea. Es por eso que ese informe del Gobierno revela las consecuencias de la misma.

El motivo de que se encargara ese estudio es el siguiente: el Ejecutivo neerlandés está inmerso en un debate político sobre si es necesaria una ley que regule que las personas mayores que no están enfermas puedan recibir ayuda para morir, según se recoge en el medio neerlandés nrc.

Este debate sobre el concepto de cansancio vital ya figuraba en el acuerdo de coalición, firmado en 2017 por el Partido Popular para la Libertad y la Democracia (VVD), Llamada Democristiana (CDA), el partido D66 y Unión Cristiana (CU).

La idea no es nueva, viene de hace cuarenta años atrás, cuando Huib Drion fue un juez del Tribunal Supremo holandés, profesor de derecho, ensayista y académico lanzó la idea de que el Estado debería poner a disposición de los ciudadanos que han cumplido los 70 años una píldora letal, para que pudieran decidir en qué momento quieren acabar de vivir.

Drion murió plácidamente por causas naturales mientras dormía en su casa de Leiden en 2004, a los 86 años. Pero su propuesta de la píldora letal ha sido resucitada por la política holandesa y en este momento es un elemento más que está en la mesa del actual Gobierno.

 

 

10/02/20 www.forumlibertas.com