Jueves, 12 Septiembre 2013 11:03

Piden al ministro de Educación de Argentina que deje de enviar pornografía a la escuela

INICIATIVA DE ARGENTINOS ALERTA

Argentinos Alerta ha lanzado una de sus campañas solicitando al Ministro de Educación de la nación argentina, Alberto Sileoni que deje de enviar libros pornográficos que promueven la corrupción de menores. Con el rótulo de «Ministerio de Educación - Presidencia de la Nación», un conjunto de libros con contenidos pornográficos están siendo enviados directamente a las escuelas de todo el país.

(AA/InfoCatólica) El caso estalló primero en Mendoza, y luego han llegado a Córdoba y San Luis con gran cobertura tanto por la prensa local como nacional por el alto voltage erótico que contienen.

En estos polémicos libros pueden verse numerosas escenas en las que se banalizan las relaciones humanas, se degrada la autoridad y se propicia un vocabulario propio de la marginalidad.

Se pueden ver viñetas de sexo explícito hasta ... con una oveja y una mujer muerta. Además de la zoofilia y la necrofilia se pueden leer contenidos que atentan directamente contra la dignidad de la mujer como «a las mujeres y a los gorriones hay que cagarlos a gomerazos».

El ministro dice que el material tiene calidad literaria

 

Sin embargo, el ministro Sileoni defendió las obras y dijo que tienen «calidad literaria». En un comunicado sostuvo que los textos «han sido incorporados al Operativo Nacional de Entrega de Libros» y explicó que fueron «seleccionados y aprobados por una Comisión Asesora Federal del Operativo en el año 2010».

Corrupción de menores

 

Desde Argentinos Alerta se advierte al ministro que el material puede ser catalogado deldelito de corrupción de menores:

Ministro Sileoni, queremos advertirle que estos libros escolares en donde se hace apología de la violencia, la droga, la necrofilia y la zoofilia, pueden ser catalogados de corrupción de menores. Le solicitamos que el Ministerio de Educación deje de enviarlos a las escuelas de todo el país y que sean retirados de las bibliotecas. No contienen "calidad literaria", sino un lenguaje vulgar y en muchos de sus contenidos se atenta contra la dignidad de la mujer.

Para firmar la alerta, haga click aquí.

 

infocatolica.com  11-09-2013