Miércoles, 22 Abril 2020 10:48

Argentina: El Arzobispo de La Plata propone la celebración de Misas tomando las medidas sanitarias necesarias

Mons. Víctor Manuel Fernández, Arzobispo de La Plata, ha publicado este domingo pasado una carta en la que pide volver a celebrar Misas con asistencia de fieles siempre que se haga con «un número limitado de personas y cuidando las necesarias distancias».

 

Tal como adelantó el P. Javier Olivera Ravasi, el arzobispo de La Plata, publicó el domingo 19 de abril, una carta llena de realismo donde plantea al resto de sus hermanos una salida a la actual situación de falta de acceso a la vida sacramental para muchos fieles debido al confinamiento para evitar la propagación del COVID-19.

El P. Javier Olivera Ravasi resume los puntos principales de la carta:

«Cuando pensamos en sostener la vida interior de los fieles y en alentar su crecimiento, nos encontramos con la dificultad grave de verlos privados de la Eucaristía durante mucho tiempo, previendo además que esta situación pueda prolongarse por varios meses…

«La Misa ‘antes que un precepto debe sentirse como una exigencia inscrita profundamente en la existencia cristiana’ (DD 81). Es comprensible entonces que muchos fieles nos reclamen que busquemos alguna manera de volverla accesible. Nosotros les decimos que pueden experimentar otras formas de oración, y lo hacen, pero ya decía San Juan Crisóstomo: ‘También puedes orar en tu casa; sin embargo no puedes orar igual que en la Iglesia, donde se reúnen los hermanos’… Ansían, reclaman, buscan el alimento del amor que es fuente de vida sobrenatural.

«Creo indispensable que demos un claro mensaje a nuestro Pueblo de Dios… Sabemos que exponerse al contagio es una irresponsabilidad… Pero hay una forma de celebrar la Misa que reduce al mínimo los riesgos, y que la vuelve menos peligrosa que las colas que vemos en los bancos y en otros lugares, situaciones contempladas en la normativa actual. Por ello podemos proponer a las autoridades una serie de recaudos obligatorios que faciliten una próxima apertura a la celebración eucarística con fieles.

«Se trata fundamentalmente de proponer que… se celebre la Misa con un número limitado de personas y cuidando las necesarias distancias, de manera que ya no pueda ser caracterizada como un acto masivo… podríamos comprometernos a asegurar lo siguiente:

  • que haya una distancia de dos metros entre las personas.
  • que no haya más de dos personas por banco.
  • que una vez cubiertos los bancos de esta manera, no se acepte el ingreso de más personas.
  • que en los templos donde suele haber mayor afluencia de gente se multiplique la cantidad de misas.
  • que no se celebre la Misa con fieles en los santuarios más visitados.
  • que en la Misa no haya cola para comulgar sino que los ministros se acerquen a las personas ubicadas en los extremos de los bancos y depositen la Eucaristía en la palma de las manos.
  • que cada ministro que acerque la comunión se lave las manos previa y posteriormente.
  • que se omita el saludo de la paz y todo contacto físico
  • que las Misas no duren más de 40 minutos.
  • que la salida del templo sea progresiva y se eviten los saludos.
  • que quienes por su edad estén impedidos de asistir puedan recibir la comunión en sus hogares.
  • que se mantenga transitoriamente la dispensa del precepto dominical, de manera que las personas que prefieran extremar los cuidados no se sientan obligadas a asistir».

 

21/04/20 www.infocatolica.com