Viernes, 24 Abril 2020 11:01

La Repam vuelve a la carga con su discurso inmanentista de ‘ecologismo integral’

Hemos advertido -y señalado repetidamente- el discurso eclesial moderno que huye de toda referencia no meramente formularia de referencias sobrenaturales para seguir, en cambio, las modas ideológicas del momento, especialmente el mundialismo y el ecologismo radical. Hoy vuelve a la carga de manos de Mauricio López, Secretario Ejecutivo de la Repam, que desde las páginas de Vatican News, el órgano oficial online del Vaticano, nos anima a “repensar todos nuestros modos de vida y estructuras sociales a la luz de la ecología integral”.

Los esfuerzos de la jerarquía católica por condenar cualquier intento de ver en la pandemia de coronavirus un castigo o, al menos, una advertencia de Dios contrastan poderosamente con los discursos jaleados por esa misma cúpula eclesial de relacionar la peste con una respuesta de Gaia, la Naturaleza planetaria -una ‘pataleta’, en palabras del Santo Padre en conversación con Jordi Evole-, de modo bastante cuestionable.

Lo hace ahora Mauricio López, Secretario Ejecutivo de la Repam, en Vatican News con un indigerible texto titulado ‘La comunión con la madre tierra resucitará después de la pandemia’.

Si la Iglesia tiene un mensaje específico, es decir, distinto del resto de los mensajes humanos, es precisamente en lo que hace a la sobrenaturalidad, al destino eterno de cada ser humano en contraste con una naturaleza -cielo y tierra pasarán- que acabará inevitablemente destruida. Si la Iglesia esconde o minimiza o pasa por encima de ese mensaje para dar preferencia a aquellos -de nuevo cuño y desarrollados deprisa y corriendo para que ‘cuadren’- de los que el mundo secular ha sido pionero, las consecuencias lógicas solo pueden ser dos: que muchos fieles deduzcan que si algo tan urgente y relevante como nuestro destino eterno no centra el mensaje de la jerarquía es porque no se lo creen demasiado, y que la propia Iglesia se vuelva redundante -¿para qué necesita el Pensamiento Secular una cámara de eco que repite con retraso?- y, por tanto, irrelevante.

No es fácil avanzar por el texto de López, con frases tan alejadas de la sencillez evangélica como este: “Sólo a consecuencia de la cantidad de energía interior liberada por la reflexión… tiende entonces a emerger de los órganos materiales para formularse también en espíritu”, pero al menos puede identificarse la reinterpretación de nuestra de en una clave meramente ecológica. Se refiere, por ejemplo, a los seres humanos como “miembros de una casa común” que no es ni la Iglesia ni el Cielo prometido, sino el planeta.

Ahora, los seres humanos somos, obviamente, habitantes (durante un tiempo breve y limitado) del planeta, pero en absoluto ‘miembros’. Toda la reflexión teológica de Padres, doctores, santos y Papas hasta la fecha ha ido en contra de esta visión, considerando más bien nuestra vida sobre la Tierra como un peregrinar, como “una mala noche en una mala posada”, como una estadía en un “valle de lágrimas” que cobra sentido como prueba para alcanzar nuestra verdadera patria, que es el Cielo.

Esto no significa en absoluto una concepción negativa de la Naturaleza que, como creación, es “buena”, según afirma el Génesis, y hacia la que tenemos un deber de custodia. Pero no es nuestra “casa común”, al menos, no nuestro hogar, del que estamos temporalmente exiliados.

En realidad, López, tan amigo de recurrir a frases largas, más o menos abstrusas e ininteligibles, es breve y claro cuando expresa su verdadero mensaje: “Es hora de redistribuir los bienes de la creación”.

La pregunta es quién, porque a esa frase le falta un agente. ¿Quién va a distribuir “los bienes de la creación”? ¿Cómo? Tratándose de “la creación” entera, solo un gobierno mundial podría hacer eso. Y, desde luego, solo hay un modo: por la fuerza.

Sigue López dándole a la vinculación entre la actividad humana industrial y esta pandemia: “Debemos recrear toda nuestra sociedad a la luz de esa visión de ecología integral, u otra pandemia vendrá pronto haciendo aún más daño, y porque la más grave de todas las crisis planetarias, la de la emergencia climática, nos llevará al final como civilización si no cambiamos YA”. La conexión causal (“u otra pandemia vendrá pronto”) no está, ciertamente, explicada. La inferencia es que, si frenamos el crecimiento y desmantelamos la sociedad industrial, la Naturaleza no tendrá razones para estar “enfadada” con nosotros y tener otra “pataleta”, algo que hubiera sorprendido enormemente a la Europa del S. XV durante la Peste Negra, que acabó con entre un tercio y la mitad de la población sin que sea fácil conectarla con emisiones de gases invernadero.

Por el contrario, es evidente que la riqueza que nos ha proporcionado esa Revolución Industrial es la que nos permite luchar eficazmente contra la pandemia, al contrario que nuestros antepasados, por no hablar de que todo apunta a que la actual peste, lejos de ser una ‘pataleta de la tierra’, surge de un laboratorio de ese país que, en palabras de monseñor Sánchez Sorondo, es el que mejor aplica la Doctrina Social de la Iglesia.

 

33 comentarios en “La Repam vuelve a la carga con su discurso inmanentista de ‘ecologismo integral’
  1. Idolatría versus Jesucristo.
    No hay más.

    1. Lector

      A mi la REPAM me la repamfinfla. Y ni que decir tiene que su patrono y fiel pagador Francisco también.

  2. Spes

    Pues que le den de comunión a ése hombre , un terrón de madre tierra,, y que no se le olvide cargar su agua,,no se vaya a atragantar

    1. jajajajaja.

  3. Belzunegui

    Los católicos tenemos la suerte de tener en nuestro patrimonio un verdadero tesoro de fe y de historia al que hemos querido dar la espalda pretendiendo crear una nueva iglesia vacía, apóstata, ambientalista, migracionista, globalista y sin trascendencia. Recuperemos el tesoro perdido y seremos capaces de fundamentar una verdadera renovación a prueba de pestes. Seguir con lo caduco lleva a la extinción. Imitar modelos ajenos lleva a la nada, pues la gente siempre preferirá el original.

    1. Benedicto

      Tú hace años que no eres católico, quieres un evangelio a tu medida, una Iglesia a tu gusto y sin autoridades porque la autoridad eres tú. Te lo repito TÚ NO ERES CATÓLICO.tu soberbia te ha sacado de la Iglesia.

      1. Lector

        Pues tú estás todo el día y la noche REPAMtigado…

        1. Benedicto

          Eres el marido de Belzunegui?

  4. Belzunegui

    La ecología que nos querían vender es costosísima. El Vaticano está en quiebra. No tienen más remedio que tragarse sus discursos anti sensatez. Ahora toca sobre vivir.

    GREEN NEW DEAL

    Il virus spazza via le illusioni dell’Europa ecologista

    di Luca Volontè. La Nuova Bussola Quotidiana.

    La crisi del coronavirus, il realismo mortale a cui siamo sottoposti, stanno costringendo Timmermans e la von der Leyen a tornare con i piedi per terra e prediligere la sopravvivenza umana ed economica a piani costosi e ambiziosi che puntano a realizzare le utopie ecologiste. Gran parte del Green New Deal sarà rinviato a tempi migliori

    1. Benedicto

      Y empezamos con tu tedioso cortar y pegar. Es una lástima que infovaticana no te ponga un alto.

      1. Chimo+Vice

        Por qué no cambias de nombre? No es de buen gusto decir lo que dices con el nombre del Santo Padre.

    2. Belzunegui

      O más bien a quienes, en vez de comentar la información, se convierten en parásitos de Belzunegui de manera obsesiva y enfermiza.

    3. Nadin

      Belzunegui: ¡Es asombroso su poliglotismo! ¡Se expresa con soltura en cualquier idioma! ¡Nos tiene usted boquiabiertos de admiración! Y bien, ya le dije lo que que pretende que le digan. ¡Pero ya, deje de presumir, y lo que tenga que decir, o citar, bien puede hacerlo como la gente que sabe cultivar la sencillez que recomienda Kempis en la Imitación de Cristo!

      1. Chema

        Éste no ha leído Kempis en su vida, Hulio.

    4. Belzunegui

      Tomás de Kempis C.R.S.A. (Kempen, 1380 – Zwolle, 30 de agosto de 1471) fue un canónigo agustino del siglo XV, autor de la Imitación de Cristo, una de las obras de devoción cristiana más conocida desde entonces, redactada para la vida espiritual de los monjes y frailes, que ha tenido una amplia difusión entre los miembros de la Iglesia católica. Algunos importantes autores de espiritualidad cristiana le han dado gran relieve, como Teresa de Lisieux, Bossuet y Juan Bosco, entre otros. Si bien la autoría de esta obra fue ampliamente contestada por autores posteriores, en la actualidad se tiene como histórica su atribución a Tomás de Kempis, para algunos inspirado en las obras del místico flamenco Jan van Ruysbroek (beato Rusbroquio, muerto en 1381). La Iglesia anglicana lo considera santo.

      Una delicia.

  5. Belzunegui

    EL MIGRACIONISMO SE DESPLOMA EN DINAMARCA. RECONOCEN QUE EL MULTICULTURALISMO HA FRACASADO. SU GOBIERNO ES DE IZQUIERDAS

    IMMIGRAZIONE VIETATA
    Danesi “cool”: riaprono tutto tranne i confini
    di Lorenza Formicola
    Il governo di sinistra danese è il primo stato a riaprire dopo il lockdown. Ma c’è solo una cosa che il premier Frederiksen ha deciso con forza che non riaprirà: i confini. Anzi, c’è un piano ben preciso a cui dare attuazione e che prevede la riorganizzazione dei quartieri-ghetto islamizzati. Il multiculturalismo ha fallito e lo sanno.

    1. José

      Afloja, Marcelo, que te vas derecho al suelo, dicen.

  6. Alejandro Galván

    Y siguen con el paganismo ese de “Madre Tierra”. Pues no, yo tengo por Padre a Dios Padre, al que invoco en el Padre Nuestro. Y por Madre a María Santisima, Siempre Virgen.

    Que reconozcan que han fundado otra iglesia, o lo que sea.

  7. mario eduardo

    Me resulta tan aberrante para la fe considerar que cualquier catástrofe sea un castigo de Dios, como suponer desde la ciencia que esta pandemia es una venganza de la naturaleza golpeada.
    Ni Dios castiga con pestes ni la naturaleza es una persona vengativa.
    Es la libre elección de nuestras formas de vida, de explotación irracional de recursos y de imposición de economías de injusticia, lo que genera cíclicamente estos desequilibrios en el planeta.
    No adoremos fetiches, y menos aún los entronicemos en nuestras iglesias y documentos.
    Buena semana a todos.

    1. José

      Tiene que aclarar de qué “fe” está hablando, porque en la fe católica Dios castiga, y castiga también antes de la muerte, y puede perfectamente hacerlo mediante las catástrofes naturales, cuando se trata de pecados colectivos de una sociedad o de la humanidad toda.

  8. Belzunegui

    BERGOGLIO CONTRA LAS MISAS POR TELEVISIÓN: “ÉSTA NO ES LA IGLESIA”.

    Efectivamente, así es, pero, si es así, ¿ porqué no nos devuelves las misas y los sacramentos que nos has arrebatado ? ¿ Otra contradicción más o pura táctica para no perder a los papólatras recalcitrantes de encefalograma plano ?

  9. Walrus

    Es que de esta no se salva ni el Opus.

  10. Walrus

    Es un grave problema que tiene el mismo Sr., porque si tiene semejante Vicario, la responsabilidad es de Él mismo, y no del grupo tal, ni del concilio cual. El que permite, es el responsable de lo permitido.

    1. Spes

      Sí y no Walrus,, ése “Sr”
      nos ama y si nos dió como privilegio la libertad, Él la respeta,, y la responsabilidad es nuestra,, ¿acaso si nos equivocamos Él va a ser culpable? Bonita cosa,, más bien Él anda enderezando lo torcido sin menoscabar el libre albedrío.

  11. Repam, sostenida con el dinero de la Fundación Ford: Masoneria.com

  12. Chimo+Vice

    La Repam… es la repanocha.

    1. Lector

      ¡Repámpanos!

  13. Don nadie

    Algunos no quieren admitir ni siquiera la mera posibilidad de que la pandemia sea un castigo divino, sino una mera consecuencia inmanentista del maltrato al planeta.Con ello reducen las posibilidades de superar la pandemia, pues en el caso posible de ser un castigo divino, no llaman a la conversión de los muchos pecados que comete la humanidad actual, sino sólo a cambiar algunas pautas de conductas lesivos a la madre naturaleza. Y sin conversión verdadera, sólo con cambios de conducta ecológica, no cesará la pandemia en el caso más que probable de ser ésta un castigo divino y no meramente un evento natural. Y aunque la pandemia la lleguemos a superar por medios humanos, si no nos convertimos, Dios nos enviará nuevos y más terribles castigos. O conversión o castigo.

  14. Ramon

    «Como se azara el ladrón sorprendido en flagrante, así se ha azorado la casa de Israel: ellos, sus reyes, sus jefes, sus sacerdotes y sus profetas, los que dicen al leño. «tú, padre mío»; y a la piedra: «tú me pariste» Tras volverme la espalda, que no la cara, cuando vienen mal dadas dice: «Levántate y sálvanos»Pues, ¿dónde están tus dioses, los que tú mismo te hiciste? ¡Que se levanten ellos, a ver si te salvarán en la hora aciaga! Pues cuantas son tus ciudades, otros tantos son tus dioses, Judá; (y cuantas calles cuanta Jerusalén, otros tantos altares hay de Baal). ¿Por qué te querellas conmigo, si todos vosotros me habéis traicionado? -oráculo del Señor-.» Jeremías 2, 26-29

  15. Martín Bilotta

    Sólo un panteísmo teilhardiano en el cual el Punto Omega ha dejado de ser el Cristo Cósmico, para devenir sólo en Cósmico…

  16. Betsaida

    El ‘conflicto’ con la palabra castigo me resulta algo similar a lo que ocurre en la crianza. Hoy por hoy tiene una connotación negativa y es difícil de digerir… En la llamada crianza natural, con apego, etc, que venden como actual, pero con cosas de toda la vida (lactancia materna, pej), suelen evitar la palabra castigo. Hablan de consecuencias. Si rascamos un poco, aunque en la teoría sí pareciera haber cierta diferencia, la realidad es que en la práctica, muy a menudo las consecuencias que aplican son los típicos castigos. Nuestro Padre del cielo hace lo que tiene que hacer por nuestro bien. Como intentamos hacer en la crianza de nuestros hijos.

    1. Ramon

      «Habeís echado en olvido la exhortación que como a hijos se os dirije: Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor, ni te desanimes al ser reprendido por él. Pues a quien ama el Señor, le corrige; y azota a todos los hijos que reconoce. Sufrís para corrección vuestra. Como a hijos os trata Dios, y ¿qué hijo hay a quien su padre no corrige? Hb 12, 5-7

      «Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba del cáliz. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condena. Por eso hay entre vosotros muchos enfermos y muchos achacosos, y mueren no pocos. Si nos juzgásemos a nosotros mismos, no seríamos castigados. Mas, al ser castigados, somos corregidos por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.2 1 Cor 11, 28-32

  17. José

    La comunión con la tierra puede evitarse con facilidad mediante el recurso a los baños y otras formas de higiene.

     

     

    20/04/20 www.infovaticana.com