Martes, 24 Septiembre 2013 08:30

Francisco corrige los malos entendidos con una declaración claramente pro vida

Comentarios fuertes contra el aborto.

 

El día después de la polémica entrevista a los jesuitas – que sucitó de inmediato reacción de alegría en la prensa del sistema y en los progresistas dentro de la iglesia y desconcierto en los católicos mas conservadores, al punto que NARAL, el mayor lobby norteamericano pro aborto sacó un aviso de felicitaciones al Papa -, ahora Francisco corrigió la comunicación y alineó inequívocamente sus palabras a las tradicionales de los últimos pontificados.  

 

En una reunión del viernes 20 con ginecólogos católicos el Papa Francisco condenó enérgicamente el aborto como una manifestación de una cultura del use y tire.

“Cada niño que no ha nacido, pero injustamente condenado a ser abortado, tiene el rostro de Jesucristo, el rostro del Señor, que antes de que él naciera, y luego recién nacido tiene el rechazo experimentado en el mundo. 

Y cada persona mayor… incluso si está enfermo, o al final de sus días, lleva el rostro de Cristo. No se puede descartar, ya que se propone la cultura del derroche. ¡No se puede descartar!”, dijo el Papa.

Los comentarios se producen un día después de la publicación de una entrevista en profundidad en la que el Papa ha explicado que pese a las críticas ha evitado hablar de cuestiones morales como el aborto y “matrimonio” gay en su pontificado, y en su lugar se ha centrado en la predicación sobre el amor de Cristo.

“No podemos insistir únicamente en cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio gay y el uso de métodos anticonceptivos”, había dicho el Papa Francis,

En declaraciones que fueron ampliamente interpretadas, por sectores modernistas y tanto la izquierda y la derecha dentro de la iglesia, como un llamado a los líderes de la Iglesia para minimizar las enseñanzas morales de la Iglesia sobre temas controvertidos.

“No he hablado mucho de estas cosas, y fui regañado por ello”, el Papa había explicado. “Pero cuando se habla de estos temas, tenemos que hablar de ellos en un contexto. La enseñanza de la Iglesia, para el caso, es claro y yo soy un hijo de la Iglesia, pero no es necesario hablar de estos temas todo el tiempo”.

En respuesta a esa entrevista la mayor organización de defensa del aborto de Estados Unidos, NARAL Pro-Choice America, incluso publicó una imagen dando gracias al Papa por sus comentarios en sus páginas de Facebook y Twiter. 

Pero el júbilo de NARAL se vió truncado por las ahora declaraciones contundentes del Papa, en la que instó a los médicos a respetar la vida “desde el primer instante de la concepción”.

En declaraciones a la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas, el Papa Francis habló de una paradoja en la medicina actual.

“Por un lado vemos avances en el campo de la medicina, gracias a la labor de los científicos que con pasión y sin reservas se dedican a la búsqueda de nuevas curas”, dijo. “Por otro lado, sin embargo, nos encontramos también con el riesgo de que los médicos pierden de vista su identidad en el servicio de la vida”. 

“El objetivo último de la medicina sigue siendo la defensa y promoción de la vida”. 

El Papa dijo a los médicos,

“Su ser católico implica una mayor responsabilidad: ante todo a sí mismos, en el esfuerzo por ser coherentes con la vocación cristiana, y luego a la cultura contemporánea, para ayudar a reconocer la dimensión trascendente de la vida humana, la huella de la obra creadora de Dios, desde el primer momento de la concepción.

Este es un compromiso de la nueva evangelización, que a menudo requiere ir contra la corriente, pagar un precio personal. El Señor cuenta con vosotros para difundir el ‘evangelio de la vida’”.

Como lo ha hecho en el pasado, Francis condenó la “cultura de usar y tirar” que elimina a los débiles y vulnerables de la sociedad.

“Nuestra respuesta a esta mentalidad es un sí  a la vida, decidido y sin titubeos. El primer derecho de la persona humana es su vida. Él tiene otros bienes y algunos son preciosos, pero éste es fundamental – la condición para todos los demás”.

Para concluir, el Papa pidió:

“dar testimonio y difundir la ‘cultura de la vida’… recordar a todos, a través de acciones y palabras, que en todas sus etapas y en cualquier edad, la vida es siempre sagrada y siempre de calidad. 

Y no como una cuestión de fe, sino de la razón y de la ciencia. No hay vida humana mas sagrada que otras, como no existe una vida humana cualitativamente más significativa que otra”. 

 

forosdelavirgen  21-09-2013