Jueves, 30 Abril 2020 11:21

El Vaticano retrasa la colecta del Óbolo de san Pedro a octubre

Muchos eventos eclesiales están viéndose afectados por la crisis del coronavirus. Lo último ha sido la colecta conocida como Óbolo de san Pedro, que es recaudada habitualmente el 29 de junio, fiesta del apóstol que recibió las llaves de Cristo.

Sin embargo este año no será así. Con motivo del coronavirus, el Vaticano ha decidido retrasarlo al 4 de octubre, fiesta de san Francisco de Asís.

“Considerando la actual situación de emergencia sanitaria, el Santo Padre ha establecido, para este año 2020, que la colecta del Óbolo de San Pedro, que tradicionalmente tiene lugar en torno a la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el 29 de junio, sea trasladada en todo el mundo al domingo XXVII del tiempo ordinario, el 4 de octubre, fiesta de san Francisco de Asís”, dice el comunicado vaticano.

 

8 comentarios en “El Vaticano retrasa la colecta del Óbolo de san Pedro a octubre
  1. María

    Sí, a ver si para entonces ya están abiertas las iglesias, restaurados los sacramentos y listos los cestillos en el ofertorio. Ya veremos si se llenan.

    1. Lector

      Como si lo aplazan “ad kalendas Graecas”…

  2. valop

    Por mí como si lo ponen en el año 3 000, voy a dar la misma cantidad ahora que dentro de mil años.

    Con mi dinero no, por poco que sea.

    1. E. A. Poe

      Si no lo aclarabas, la Iglesia ni se enteraba, ahora ya saben que Valop no colaborará, esperemos no generes una crisis en las arcas de la Iglesia…

  3. Le mandamos un abrazo al Vicario de Cristo y nuestras oraciones.

    Con gusto, haremos el ahorrito para que El esté bien proximamente. Y sus meritorias obras no proselitistas.

    Predica como Marx, ordena como Hitler pero vive a lo Rockefeller.
    No ha querido salirse de su segundo piso de hotel.

    ……………..pachamamas al Tiber.

    Renuncia subita, renuncia subita, renuncia subita!!!

  4. Belzunegui

    No les va a llegar ni para viri probati, ni para economía de Francisco, ni para educación universal, ni para pachamamas panteístas, ni para ambientalismos carísimos anti natalidad, ni para fraternidades sin paternidades, ni para misericordiar la Humanae Vitae, ni para migracionismos desarraigadores y abaratadores de la mano de obra, ni para invasiones islamistas, ni para diaconisas, preferiblemente lésbicas, ni para amariconar el Catecismo, ni para más abusos homosexualistas. Van a saborear de verdad la iglesia pobre para los pobres y tener que presentar suspensión de pagos o, más bien, quiebra fraudulenta.

    1. Belzunegui

      La colecta del óbolo de San Pedro se pasa para octubre, poco era y nada será. Están las cosas como para que en octubre nuestros pensamientos y nuestros bolsillos se destinen a salvar al Vaticano de la pachamama y de la fraternidad universal. Todo apunta a que se ha perdido el contacto con la realidad y empezamos a ver el síndrome de Napoleón reinando en su isla. Los museos abren, con el adiós oficial al ejercito de ‘consultores’, de promociones y de nuevos contratos. Se piensa, qué ingenuidad, que los visitantes del Lacio, los únicos que podrán acceder a ellos, se lanzarán en masa a visitarlos. Pensamos que tendremos el mismo éxito que en la colecta de octubre. El Vaticano va adelante por inercia pero ya no hay gasolina, estamos ante una situación dramática que se irá haciendo visible en los próximos meses por mucho que mejoren las cosas.

      1. Belzunegui

        Specola.

         

         

        29/04/20 www.infovaticana.com