Sábado, 30 Mayo 2020 11:19

Mons. Schwaderlapp: la Asamblea Sinodal quiere justificar la anticoncepción, las relaciones homosexuales, la inseminación artificial

La Asamblea Sinodal de la Iglesia en Alemania está mostrando que en la misma existe una profunda división y un claro alejamiento de la doctrina católica. El obispo auxiliar de Colonia, Mons. Dominik Schwaderlapp, duda que la casa de la Iglesia pueda ser edificada de esta manera y explica por qué ha dejado de participar en el Foro Sinodal «Vivir en relaciones exitosas».

 

Regina Einig entrevista a Mons. Schwaderlapp, obispo auxiliar de Colonia, sobre la situación del la Asamblea Sinodal que se está desarrollando en la Iglesia en Alemania y las causas del abandono por parte del prelado del for sobre moral sexual.

Mons, se ha tranquilizado el camino sinodal. ¿qué nos puede contrar sobre la situación en el mismo?

Las últimas semanas han estado dominadas por la crisis del coronavirus, tanto social como eclesiásticamente. Sobre todo dentro de la Iglesia, las preguntas existenciales han pasado a primer plano. ¿Qué significado tiene la Santa Misa en mi vida de fe? ¿Cuáles son las consecuencias si se me niega la participación en la Santa Misa? ¿Cómo puede tener éxito el cuidado pastoral incluso bajo las condiciones de falta de contacto y «distancia social»? En contraste, las preguntas del Camino Sinodal han pasado a un segundo plano. En tiempos de crisis uno se concentra más en los temas realmente existenciales. Los temas del Camino Sinodal no parecen pertenecen necesariamente a ese ámbito.

¿La crisis le ha dado un respiro?

No,el trabajo sigue. Por ejemplo, soy miembro del foro sinodal «Vivir en relaciones exitosas», y foro ya se ha reunido dos veces. La primera reunión tuvo lugar justo antes de la crisis del coronavirus, la segunda la semana pasada, por medio de una videoconferencia.

¿Cuál fue su experiencia?

En primer lugar, me gustaría destacar la forma respetuosa y amable de tratar los demás. Incluso con opiniones muy diferentes, nos escuchamos mutuamente y todo esto en una atmósfera que no era de ninguna manera agresiva, sino constructiva. No obstante, la disensión masiva en cuestiones clave también fue evidente con toda franqueza y claridad.

¿Puede nombrar los temas centrales en los que hubo disenso?

En mi opinión, la cuestión central, que es también la que provoca la discusión, es el tema del significado de la sexualidad. Tengo que que pararme un poco en esto. Según la constante enseñanza de la Iglesia, la sexualidad integra dos significados: la comunicación del amor y la entrega de la vida. Ambos significados están tan indisolublemente ligados como el cuerpo y el alma están ligados en el hombre. El hombre vive de realidades que no se ha dado a sí mismo.

¿Qué significa esto para la proclamación del evangelio?

La Iglesia, a través de su doctrina, está convencida de que estos dos significados están arraigados en los seres humanos desde el principio de la creación. Esto se explica y justifica en detalle en la Carta Encíclica «Humanae vitae» del Papa Pablo VI. Esta enseñanza se profundizó y desarrolló en particular en el pontificado del Papa Juan Pablo II. Aquí hay que mencionar en primer lugar la carta apostólica «Familiaris Consortio», pero también otros textos. Juan Pablo II logró proclamar la belleza y la dignidad del amor humano.

¿Bajo qué denominador resumiría su mensaje?

En primer lugar está el mensaje: Estás dotado por Dios. La sexualidad es un regalo de Dios. Sólo en segundo lugar viene el desafío: el regalo se convierte en una tarea. Todos los mandamientos quieren simplemente ayudar a vivir la sexualidad de tal manera que pueda servir verdaderamente al amor y a la vida.

En este contexto usted habla de disenso. ¿Qué significa esto?

La base de nuestra discusión la semana pasada fue el borrador de un «texto de resolución» que se presentará en la asamblea sinodal. En cuanto a su contenido, está claramente orientado al texto que ya fue publicado en este contexto en la asamblea sinodal del 31.01./01.02.2020. La enseñanza de la Iglesia que se acaba de presentar se sustituye aquí por la tesis de que la sexualidad es «polivalente», es decir, que integra diferentes valores: no sólo la fertilidad y el amor, sino también, por ejemplo, el deseo y la identidad. No hay una jerarquía dentro de estos valores. Además, no todos estos valores necesitan estar presentes al mismo tiempo. La separación de la fertilidad y el amor se considera así posible, en contraste con el Magisterio de la Iglesia..

¿Qué impulsa a los defensores de una «sexualidad polivalente» a esta tesis empinada?

La introducción de esta tesis tiene su razón de ser. Puede utilizarse para justificar las medidas anticonceptivas así como las prácticas sexuales desvinculadas de la fertilidad, como los actos homosexuales o la masturbación. Y por último, pero no menos importante, la inseminación artificial también puede justificarse. Por último, también se pretende reevaluar la situación de los divorciados que se vuelven a casar. Y esta es exactamente la intención de la introducción de dicha tesis.

Parece que no sólo se trata de algunos temas marginales de moralidad sexual, sino de su núcleo...

Esa es exactamente la cuestión. Por consiguiente, se ha discutido mucho sobre ello. Sin embargo, una gran mayoría rechazó un «debate general» sobre la tesis básica del proyecto de resolución. El trabajo debe continuar ahora sobre la base de esta tesis. Esto me ha llevado a la decisión de poner fin a mi participación en este foro. En pocas palabras: si los cimientos de una casa están en arenas movedizas, no puedo ayudar a construirla.

¿Pero no sería importante, especialmente en esta situación, continuar luchando por la enseñanza de la Iglesia?

Por supuesto que continuaré apoyando la enseñanza de la Iglesia, y no estoy interesado en ocupar cargos formales. La enseñanza de la Iglesia es un tesoro que conduce a la libertad, el amor y la felicidad. Esa es mi convicción. Pero, como ya he dicho, en el mencionado foro sinodal se ha elegido un camino diferente, que no es el mío. Por supuesto que sigo participando en el camino sinodal, pero no en el foro sinodal, sino en la asamblea sinodal.

En los debates de la primera asamblea sinodal la cuestión del poder jugó un papel importante. ¿El estilo de toma de decisiones durante la fase de cierre añadió gasolina al fuego? Un teólogo dogmático alemán habló públicamente de un comportamiento parcialmente patriarcal.

Tenemos que tener esto en cuenta: la crisis del coronavirus no es un acontecimiento para el que podamos prepararnos con un año de extensos debates, deliberaciones y simulaciones. Tenía que decidirse qué hacer de ahora en adelante. Los obispos hicieron esto en el ejercicio de su responsabilidad.

Para muchos cristianos la imagen de su iglesia ha cambiado en las últimas semanas. El ex presidente de Turingia acusó a las iglesias de fracaso. ¿Espera consecuencias en la fijación de temas y en el debate de la próxima asamblea sinodal?

Esta es una pregunta clave a la que no puedo responder. No puedo imaginar que la crisis del coronavirus sea simplemente ignorado en la próxima asamblea sinodal. Pero le diré una palabra más sobre el tema del «fracaso de la Iglesia». Intentaré explicarlo con una imagen: Si estás conduciendo un coche y de repente te encuentras con un banco de niebla, frenas. Y sólo cuando tienes una mejor orientación, cuando has medido la visibilidad, conduces lentamente y vuelves a coger velocidad poco a poco. Incluso si, a distancia y en retrospectiva, se llega a la conclusión de que los responsables de la iglesia y la sociedad actuaron de forma excesiva durante la crisis, yo mantengo las decisiones tomadas. Dios no permita que una crisis así vuelva a ocurrir. Pero si este es el caso, nosotros en la Iglesia y la sociedad estaremos preparados para ello de una manera diferente.

¿Qué lecciones ha sacado personalmente de la crisis para el Camino Sinodal?

Muchas reacciones muy emocionales y temerosas durante la crisis me hicieron pensar mucho. La pandemia debía y debe ser tomada muy en serio para no poner en peligro innecesariamente las vidas humanas. Pero el miedo no es un buen consejero. Sin embargo, cuando la creencia de que estamos seguros en las manos de Dios desaparece, incluso en tiempos de necesidad y crisis, entonces el miedo crece. Si no tengo ningún poder sobre Dios, me vuelvo inestable. En resumen, el testimonio de los cristianos es cada vez más importante: nos tomamos la pandemia en serio, pero estamos seguros en las manos de Dios. ¡Este mensaje debe salir al mundo! ¿El Camino Sinodal ayuda en esto? ¡Tengo mis dudas!

 

21 comentarios

 Víctor
Me pregunto una cosa sencilla: ¿El Papa no puede llamarlos a todos en comuelgo y decirles claramente: ¿Quieren ustedes seguir dentro de la Iglesia Católica, reconociendo a Jesucristo, Hijo de Dios vivo, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Verbo encarnado de Dios, Palabra del Eterno Padre y por tanto Dios Creador, Redentor y Salvador del mundo? Si.
Otrosi: ¿Reconocen ustedes en la autoridad del Vicario de Cristo en la Tierra, a Su Santidad el Papa como cabeza visible de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana y a la cual deben ustedes acatamiento y sumisión? Pues si es asi, vuélvanse a sus diócesis y no los quiero oír ni respirar; porque en caso contrario los aparto automáticamente de la Iglesia. Ya es cansino el lenguaje de esta gente que no cree en Dios. Paz y Bien
29/05/20 8:11 PM
 
 Jordi
Mons. Dominik Schwaderlappes es de este tipo de alemanes estilo Santo Tomás que, hasta que no comprueban empíricamente lo que los españoles malolemos a 20 años vista, no bajan del burro hasta obtener los resultados y pruebas definitivas: que la sopa de ajo contiene ajo, sí, y de la Iglesia alemana camina hacia la apostasía, el apartamiento de Jesús de la Eucaristía en las misas de esta falsa Iglesia, y de que tal falsa Iglesia carece ya de la bendición de Dios y está condenada a morir y ser olvidada.
En cuanto aprueben la apostasía, suerte que a no serán católicos.
29/05/20 9:15 PM
 
 Rafa Gomez
Estos señores pueden crear su propia iglesia protestante. No se entiende por qué se empeñan en que la Iglesia Católica al completo piense como ellos.
29/05/20 9:19 PM
 
 Vicente
van de cabeza al desastre.........
29/05/20 9:28 PM
 
 Generalife.
Ha hecho bien en dejarlo, si no está de acuerdo ,es lo mejor.Una cosa es sus opiniones personales y otra el magisterio.Rezo por el y por los que lo rodean
29/05/20 9:59 PM
 
 Pedro
Me estoy refiriendo al fondo de la Asamblea Sinodal y me da auténtico asco. Está claro que Satanás está actuando desde dentro. Y el Vaticano tiene tomar cartas en el asunto. La Asamblea no puede parecerse a una reunión barriobajera de una cantina.
29/05/20 10:34 PM
 
 Jk
Camino sinodal es sinónimo de camino al desastre.
29/05/20 10:42 PM
 
 María de las Nieves
Víctor en pocas palabras muy resumidas como un hecho central bastaría para levantar el timón y actuar contra tanto desvarío que estamos sufriendo.
Al final tendremos que proclamar el Credo de los Apóstoles y que hablen de El lo proclamen y evangelicen.
29/05/20 10:52 PM
 
 El gato con botas
Francisco, te llamarán a capítulo por tu silencio colaboracionista con la disolución de la Iglesia Catolica.
29/05/20 11:11 PM
 
 Miguel
Me parece que a Benedicto XVI, una parte de los obispos alemanes y austriacos, lo odiaban pero estaba ahi poniendo las cosas en claro; Francisco sigue ausente, dejar hacer..
29/05/20 11:50 PM
 
 Betsaida
De acuerdo, Generalife. Pero es un poco raro que un católico tenga esas ideas personales. O se es católico o se tienen esas ideas.
Bravo por este desmarque. Hemos de saber quiénes se mantienen como testigos fieles. Así podremos acudir a pastores y descartar lobos.
30/05/20 12:42 AM
 
 Liliana Garcia
Me da mucha tristeza que una herejía como la de aceptar el “matrimonio” homosexual esté siendo discutido, cuando ni siquiera debería serlo, pues se está en contra de los mandamientos de Dios, de los Evangelios, del Catecismo de la Iglesia Católica y toda la tradición de la Iglesia. Me aterra la anuencia del Papa Francisco al respecto, quien lamentablemente ya se quitó el título de Vicario de Cristo, y apoya fervientemente el Sínodo de la Amazonía. Sigo orando por los Obispos y Sacerdotes fieles a las enseñanzas de nuestro Señor Jesús. Que la Virgen nos proteja.
30/05/20 1:48 AM
 
 Mauricio Riesco
Una pena grande. La Iglesia en Alemania hace tiempo que produce temblores en los verdaderos católicos de Europa; está resquebrajada, dividida. Así partió el cisma con Lutero pero, además de rezar por la unión, debemos hablar claro y firme. No existe, creo, otra forma de evitar que personas que están desorientadas, que no son pocos, terminen comulgando con los herejes. La historia nos muestra que nuestra Iglesia Católica, Apostólica y Romana, ha prevalecido por siglos y siglos pero, teniendo la certeza de que así seguirá hasta el fin de los días, no bajemos los brazos para que aquellos desorientados recuperen las certezas que da la fe. No tengamos temor de ser "políticamente incorrectos".
30/05/20 2:29 AM
 
 carmelo
por la plata baila el mono..
30/05/20 4:02 AM
 
 PEDRO
Algunos se empeñan en condenarse. No son ni buenistas. Se aburren existencialmente y quieren ser algo parecido a dioses menores.. El maligno es un genio del mal.
Falta muchísima oración y se han secado su existencia espiritual. Se han olvidado de enamorarse de Dios y extender su Reino.
Descocen la Justicia de Dios y sus terribles consecuencias y la brevedad de la vida humana
30/05/20 7:02 AM
 
 Marcelo
Me queda claro que este Bergoglio es de lo peor desde pio XII.
30/05/20 7:05 AM
 
 Joan
Está claro que hay que llamar al orden. Pero el valor de la unidad es importantísimo, y quien entiende de Iglesia sabe que donde hay obispos, la cosa se complica mucho. Una escisión en la Iglesia no es la mejor solución. Un problema parecido tuvo Benedicto XVI con la conferencia episcopal Japonesa y tampoco los despachó con excomuniones, como alguno aquí propone. La congregación San Pio X es un ejemplo de que un cisma hace mucho mal. Hay que tener discernimiento. Recemos, pues, en vez de condenar a la ligera.
30/05/20 8:57 AM
 
 maru
Me uno al primer comentario. Bendito sea Dios que este obispo , no está de acuerdo con la ''Nueva Iglesia'', por supuesto, NO LA DE JESUCRISTO. No se puede seguir así, sin que el Pontífice diga nada.
30/05/20 11:22 AM
 
 Forestier
Luis F. Ya he comprobado que no hay manera que digieras o no cpates el humor tipo hermanos marx, cuando escribo cuatro barrabasadas, y me censuras por c..., cuando en realidad, tomando pie de esta entrevista, se dicen cosas mucho más indigestas: jerarquía que no cree en Dios, satanás es el que actúa, Bergoglio es de lo peor...
---
LF:
Yo ya no sé cómo explicar que no soy el responsable final de la moderación de comentarios. 
30/05/20 12:43 PM
 
 Pedro de México
Contundente Mons. Schwaderlapp: "La enseñanza de la Iglesia es un tesoro que conduce a la libertad, el amor y la felicidad". Tristemente, parte del episcopado alemán han cambiado ese tesoro e inevitablemente caminan hacia la esclavitud del pecado, que irremediablemente les llevaría al desamor e infelicidad. Que el Espíritu Santo incendie con su fuego los corazones de nuestros hermanos alemanes, para que reaccionen a tiempo y eviten abrir más heridas en el Cuerpo Místico de NSJ.
¡Feliz fiesta de Pentecostés para todos!
30/05/20 2:05 PM
 
 Tomás Bertrán
¡Por qué me sale no se permite spam?
---
InfoCatólica 
Porque alguna palabra del texto que quiere escribir está en el filtro de spam
30/05/20 2:07 PM
 
 
29/05/20 www.infocatolica.com