Martes, 07 Julio 2020 07:31

Centenares de fieles de la diócesis argentina de San Rafael reivindican su derecho a comulgar en la boca

Centenares de fieles de diversas parroquias de la diócesis de San Rafael, se congregaron en las puertas del seminario para rezar el rosario de rodillas. Todos ellos desean que se respete su derecho a comulgar en la boca, algo que el obispo. Mons. Eduardo María Taussig, ha prohibido por la pandemia.

Mons. Taussig lleva semanas en plena cruzada para imponer la comunión en la mano a los fieles en medio de la crisis sanitaria por la pandemia. 

A pesar de que hay diversidad de criterios en la comunidad científica sobre cuál de las dos formas de comulgar en más segura a nivel sanitario, el prelado ha llegado incluso a provocar la dimisión del rector del seminario y ha amenazado con represalias a los seminaristas que se negaran a comulgar en la mano.

En su empeño, este obispo ha llegado incluso a conminar a una niña pequeña para que comulgara de esa manera, algo que la muchacha, llorando, no aceptó.

La gran mayoría de los fieles de la diócesis de San Rafael acostumbra a comulgar en la boca y en las útlimas fechas muchos de ellos han protagonizado todo tipo de actos para que se respete su derecho a recibir la Eucaristía de la forma ordinaria, sin que se les imponga una forma que la Iglesia sólo ha admitido como indulto.

El rezo del Rosario ante las puertas del seminario transcurrió sin incidentes y tras el mismo algunos feligreses se dirigieron en sus vehículos hacia el Obispado para dejar constancia de sus reclamaciones. Los fieles dejaron carteles con citas de monseñor León Kruk, fundador del seminario, que se refieren a la importancia que los manifestantes consideran que tienen ese tipo de actos religiosos.

 

8 comentarios

 Argia
No se sabe con certeza cual de las dos maneras es más segura para comulgar, asi pues, no creo que el obispo pueda imponer una de las dos manera. Por otra parte parece que depende del sacerdote que de la comunión, más de lo que piense el obispo, en caso de que el sacerdote tenga sus reticencias, también puede dar de comulgar con guantes.
He tenido que comulgar en la mano por un tiempo, y la verdad no es lo mismo. No importa como recibieron el Cuerpo de Cristo en la última cena, sino lo que esto es hoy en día, en que la gente no se arrodilla en la consagración, ni cuando entra en la iglesia, ni se queda a dar gracias ni un minuto.
Precisamente por este ambiente tan poco reverente, al menos en la comunión, que sea lo más posible. Mirando la Sagrada Forma en la mano, uno se da cuenta de que no, de que no es lo mismo.
7/07/20 11:07 AM
 
 Mario
Durante siglos entre los primeros cristianos se compartía la eucaristía en el ágape, sentados a una mesa. Los Santos Padres de la Iglesia lo hicieron así. Y resulta que eso ahora no importa, porque "hay que comulgar de rodillas", si es posible con mantilla las mujeres, "como fue siempre"... bueno, o casi siempre. Una tradición selectiva tienen algunos.
7/07/20 11:55 AM
 
 David
Mario, es mentira que en los primeros siglos se comulgara siempre así. No hay más que leer la descripción de la Misa en San Justino mártir, del siglo II.
En todo caso, lo que esos fieles piden no es que se obligue a nadie a comulgar en la boca sino que no se les obligue a ellos a comulgar en la mano.
¿A usted le parece bien que se les obligue?
7/07/20 12:15 PM
 
 Jose
Pero que comulgar e ir a misa no es un derecho, es una gracia. Es un regalo. Es una oportunidad de recibirle. En la mano, en la boca... ¡Cómo va a ser eso lo importante!. ¡Cómo no nos vamos a fijar primero en si vamos a comulgar reconciliados con él!
En serio, no dejéis que las tonterías os líen la cabeza. Ni un sólo artículo promoviendo la confesión. 9782391238 creando conflictos entre mano o boca. Pues lo que diga la comunidad sanitaria y en apoyo de la Iglesia y a seguir funcionando. Con mucha paz
7/07/20 1:30 PM
 
 Enrique
David, por más que leo el conocido texto de San Justino:
tengoseddeti.org/article/la-misa-de-los-primeros-cristianos/
No encuentro que diga que distribuían la comunión en la boca.
7/07/20 1:37 PM
 
 Mariana
Así mismo es David...tal cual...
7/07/20 2:14 PM
 
 Rubén (de Argentina)
El caso es que comulgar en la mano lleva sí o sí a la profanación del Señor. Es dogma de fe (Concilio de Trento) de que en cada una de las especies se encuentra todo el cuerpo y la sangre de Cristo, y lo mismo en cada una de las partes de cada una de las especies; de esta forma aún en una molecula de pan y vino consagrados se encuentra TODO el Señor en cuerpo, sangre, alma y divinidad. Está probado que del depósito de una hostia consagrada en la mano se desprenden partículas y micropartículas las cuales al no consumirse, necesariamente más tarde o más temprano caeran al suelo siendo así Cristo pisoteado. Los fieles hacen bien en negarse a recibir la comunión en la mano; antes que profanar el Cuerpo y la Sangre del Señor es preferible hacer una comunión espiritual. Monseñor Athanasius Schneider ha escrito admirablemente sobre lo que implica comulgar en la mano. Lo del obispo Taussig es muy serio, porque con su actuación no solo va en contra de lo dispuesto por el Derecho Canónico (los fieles tienen DERECHO a recibir la comunión en la mano) sino que a la par que está favoreciendo el que Cristo sea profanado.
7/07/20 3:18 PM
 
 Elisa
Argia, lo de los guantes no tiene sentido, salvo que los cambiara entre comulgante y comulgante. Los restos de saliva se quedan igual y se transmiten igual en la piel que en el guante.
7/07/20 3:38 PM
 
 
07/07/20 www.infocatolica.com