Lunes, 27 Julio 2020 06:42

Carta de 152 obispos brasileños contra Bolsonaro

El diario brasileño Folha de S. Paulo filtra una carta aún no hecha pública oficialmente en la que 152 obispos brasileños atacan al presidente del país, Jair Bolsonaro, acusándole de promover “una economía que mata”.

Mônica Bergamo, la periodista de la Folha que se ha hecho con la carta, sostiene que debería haberse hecho pública el pasado miércoles 22, pero que se suspendió su publicación para permitir que la revisara la Conferencia Episcopal Brasileña.

Se titula ‘Carta al pueblo de Dios’, y asegura que Brasil está atravesando una ‘tormenta perfecta’ en la que se une la crisis sanitaria sin precedentes con la ruina económica y la tensión que sufren “los cimientos de la República, provocados en gran medida por el presidente de la República y otros sectores de la sociedad, provocando una profunda crisis política y económica”.

“Asistimos a discursos sistemáticamente anticientíficos”, aseguran los obispos. Y estos discursos “intentan naturalizar y normalizar el flagelo de los millares de muertos de Covid-19, tratándolo como resultado de la casualidad o el castigo divino”.

Ya sabemos, por el reciente documento de la Academia Pontificia de la Vida, que la pandemia no es un castigo divino ni tampoco un accidente azaroso, sino la venganza de la Madre Tierra por nuestra actividad predatoria.

“Este discurso no se basa en principios éticos y morales, ni admite un contraste con la Tradición y la Doctrina Social de la Iglesia, que trata de actuar de modo que todos puedan tener vida y tenerla en abundancia”, dicen los obispos, refiriéndose, imaginamos, a cómo era Brasil antes de Bolsonaro, con la ex guerrillera Dilma Roussef o su mentor, el marxista condenado por corrupción Lula Da Silva. Después de todo, fue el canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, quien declaró que China es el país que más fielmente se ajusta a esa Doctrina Social de la Iglesia.

Es más que curioso que los obispos sean capaces de una condena tan directa, tan ‘ad hominem’, contra un mandatario por razones ideológicas y, en cambio, les resulte tan difícil hacer otro tanto en el caso del aborto, por ejemplo. Si un modelo económico ‘mata’ es, cuanto menos, debatible, porque si había muertos hoy también los había con los predecesores de Bolsonaro. Que el aborto mata, en cambio, es un hecho concreto y fácilmente comprobable.

Por lo demás, si se trata de una mala gestión de la pandemia, esperamos que en cualquier momento escriban una carta similar contra el gobierno los obispos de cierto país que se ha caracterizado, según todos los ‘rankings’ y por unanimidad de los medios internacionales, por haber respondido a la emergencia de la peor manera entre los países de nuestro entorno.

 

 

27/07/20 www.infovaticana.com