Imprimir esta página
Martes, 01 Septiembre 2020 05:02

EE.UU.: Los demócratas quieren derogar la prohibición de destinar fondos federales para el aborto

Durante más de 40 años, los demócratas y republicanos se han ceñido a un compromiso sobre el aborto: no se utilizaría dinero del gobierno para pagar la interrupción de los embarazos.

Ahora, los principales demócratas de la Cámara de Representantes dicen que planean desafiar ese status quoA partir del próximo año, los líderes demócratas en la Cámara ya no respaldarán la medida anual para convertir la prohibición en ley. 

 

Esta acción es la consecuencia de considerar cada vez más el aborto un derecho de la mujer. Ese extremo falaz hace que el no subvencionarlo con fondos públicos se presente como una discriminación hacia los más desfavorecidos. Una dialéctica peligrosa que los demócratas han iniciado.

Los demócratas desencadenarían un conflicto

La medida podría desencadenar un gran conflicto en relación al aborto y su intersección con la discriminación racial y de clase. Si tiene éxito, poner fin a la prohibición, conocida como la enmienda Hyde, marcaría uno de los cambios más significativos en la política de aborto en décadas.

“Es una cuestión de justicia racial y es una cuestión de discriminación contra las mujeres de bajos ingresos, las mujeres de color, las mujeres que no tienen acceso a lo que tienen las mujeres de ingresos medios y altos en cuanto a la opción de tener un aborto”, justificó la representante demócrata Barbara Lee.

El plan para oponerse a la restricción del dinero del gobierno en relación a la financiación del negocio del aborto refleja el dramático y generalizado cambio de opinión sobre el tema que han experimentado los demócratas en los últimos cinco años. Lo que alguna vez se consideró un compromiso aceptable, ahora es ampliamente visto entre los demócratas como un excelente ejemplo de racismo sistémico que lastima injustamente a las mujeres pobres y de color al prohibir el aborto en la mayoría de los casos.

La representante demócrata Rosa DeLauro, que lidera el subcomité que financia los programas de salud federales, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, le transmitieron a un pequeño grupo de legisladores el mes pasado que no agregarían la prohibición a ningún gobierno.

El portavoz de Pelosi, Drew Hammill, no hizo ningún comentario sobre el comentario. Cuando se le preguntó sobre las perspectivas para el próximo año, dijo: “La Cámara hará su voluntad”.

DeLauro consideró eliminar la prohibición de un proyecto de ley de gastos este año, pero la medida se consideró inútil ya que los republicanos controlan el Senado y la Casa Blanca.

“Aunque el proyecto de ley de este año lo incluye, permítanme ser claro, lucharemos para eliminar la enmienda Hyde para garantizar que las mujeres de color y todas las mujeres tengan acceso a la salud reproductiva que merecen”, dijo cuando su subcomité aprobó su proyecto de ley de gastos.

 

 

01/09/20 www.forumlibertas.com