Viernes, 25 Septiembre 2020 07:13

Detienen en Rusia a Vissarion, el líder sectario que asegura ser Cristo

El líder de una prominente secta religiosa de Siberia fue arrestado el pasado 22 de septiembre en una parte remota de la región rusa, según informó la policía de ese país. Sergei Torop, conocido por sus seguidores como Vissarion, fundó la Iglesia del Último Testamento en la región de Krasnoyarsk en Siberia en 1991. Lo leemos en BBC.

Torop fue detenido junto con otros dos líderes del grupo. Los tres están acusados ​​de extorsionar a sus seguidores para pedirles dinero y de causarles daño físico y psicológico.

Torop, Vadim Redkin y Vladimir Vedernikov son sospechosos de “establecer una asociación religiosa cuyas actividades implican violencia contra individuos y de infligir daños corporales graves a dos o más personas”, dijo una portavoz del Comité de Investigaciones de Rusia (equivalente del FBI de EE.UU.). “Usaron el dinero [de sus seguidores] y también usaron violencia psicológica contra ellos”, añadió.

Torop fue detenido durante una operación especial, y un vídeo en la televisión rusa mostró a unos agentes con uniformes de camuflaje conduciendo a dos hombres a un helicóptero. Un residente local escribió en Facebook que cuatro helicópteros y decenas de hombres enmascarados habían llegado al área y habían estado registrando casas y edificios cercanos.

Así surgió la secta

Torop, un ex policía de tráfico de 59 años, había atraído a miles de seguidores desde que fundó el grupo religioso poco después de la disolución de la Unión Soviética. El grupo religioso tiene varios asentamientos en Siberia, y su líder decía ser la reencarnación de Cristo.

En 2009, la agencia de noticias AFP le preguntó a Torop cómo sabía que era el hijo de Dios y él dijo: “Sentí que algo surgía violentamente de mi interior y que había estado retenido hasta entonces”. Supuestamente había experimentado un “despertar” en 1989, tras perder su empleo, reporta AFP.

Según explica Paco Rodríguez en el diario español La Razón, fue ganando adeptos por las aldeas remotas en la región de Krasnoyarsk en Siberia e incluso a extranjeros, que peregrinaban para encontrarse con el representante de Jesús en la Tierra.

“Yo no soy Dios. Y es un error ver a Jesús como Dios. Pero yo soy la palabra viva de Dios Padre. Todo lo que Dios quiere decir, lo dice a través de mí. Así explicaba Vissarion su filosofía de vida y su forma de ver las cosas al diario The Guardian en el año 2002.

Los medios rusos publicaron que en los inicios, la ideología de este grupo religioso establecía que Jesús estaba vigilando a todos los habitantes del planeta desde una órbita cercana a la Tierra, y que la Virgen María estaba “dirigiendo Rusia”. Pero con el paso del tiempo, Vissarion decidió cambiar y se autoproclamó Jesús.

Situación actual del grupo

Los seguidores de la Iglesia del Último Testamento fundaron un asentamiento, conocido como la Ciudad del Sol, en la región Kuraga de Siberia en 1995. Varios cientos de miembros viven en otros asentamientos de la región. En 2000, el Ministerio de Justicia ruso dijo que la secta había acumulado 10.000 seguidores en todo el mundo.

Sus seguidores no pueden fumar, beber ni cambiar dinero, y deben vivir una subsistencia básica. Los creyentes en las enseñanzas de Torop tampoco deben consumir carne, café, té, azúcar, pan ni productos de trigo, según informa el Servicio Ruso de la BBC. En La Razón leemos que los seguidores usan ropa austera y cuentan los años a partir de 1961, el año del nacimiento de Vissarion, mientras que la Navidad ha sido reemplazada por un día festivo el 14 de enero, su cumpleaños.

Una extraña mezcla de doctrinas

Las enseñanzas de Torop son un extraño sincretismo de diferentes fuentes, tal como detalla Sputnik News. Sus ideas provienen tanto del grupo ufológico del que Vissarion formó parte en el pasado como de las religiones abrahámicas, el hinduismo y el budismo. Asimismo, incluyen ideas apocalípticas y de reencarnación. El sabio maestro solía hablar de ecología y también usaba en sus intervenciones elementos de doctrinas orientales.

Esta “reencarnación de Jesucristo” asegura que el cristianismo que existe desde hace más de 2.000 años no tiene el dogma correcto, sino que es una parte incorrecta y anticuada de la verdad de Vissarion. Se insinúa que la gente ordinaria no es capaz de entender plenamente esta verdad y que la malinterpretan.

Los ex miembros de la Iglesia del Último Testamento relatan que el autoproclamado mesías en varias ocasiones anunció el apocalipsis, que evidentemente no tuvo lugar. Como resultado, los cómplices de Vissarion explicaban que los adeptos habían malinterpretado las palabras del maestro. Entretanto, los miembros de la secta se preparaban para el fin del mundo.

Rechazo de asistencia médica

En general, se puede caracterizar esta comunidad religiosa como una secta destructiva y hay pruebas sólidas de esto. Hubo casos en los que los seguidores murieron a causa de la falta de asistencia médica.

Los cómplices de Vissarion refutaron esas informaciones sobre la prohibición de la ayuda médica, pero uno de sus mandamientos dice directamente que las dolencias provienen de la falta de armonía con la naturaleza. Si uno no cree, es posible curarlo. Si uno ya cree, ya no hace falta curarlo. Esta es la idea.

El rastro de sufrimiento de los adeptos

Centenares de familias lo dejaron todo atrás para vivir en el asentamiento creado por Vissarion. Unos buscaban paz para su alma, otros encontraban en las doctrinas del nuevo mesías la armonía con la naturaleza.

Hubo también quienes con todo su corazón creían que la aparición de Vissarion era la segunda venida de Jesucristo. Pero muchos también vieron la vida en la Ciudad del Sol como una que ofrece la oportunidad de vivir de manera más ecológica. Sin embargo, ciertas condiciones en la comunidad eran adversas a la vida como la conocemos.

Las prohibiciones alimenticias detalladas más arriba afectaron en gran medida a los menores de edad, que necesitan una ración bien equilibrada. Las personas que vivieron en el asentamiento de los seguidores de Vissarion contaban que en 1994 hubo una hambruna. Después de esto, los miembros de la secta sólo podían comer patatas, legumbres y hongos, pero no carne.

El problema radica en que es difícil comprobar que los adeptos fueran obligados a no comer ciertos alimentos. Vissarion creó un sistema en el que las acciones de sus seguidores a primera vista no parecían depender de sus sermones. Pero si la situación resultaba ser suficientemente grave, él levantaba las prohibiciones alimenticias y las restricciones sobre la asistencia médica.

El nuevo mesías tiene abogados profesionales que están listos para hacer todo lo posible para proteger al maestro y su comunidad —o, mejor dicho, la secta—.

“Un estafador y un fraude”

Se trata de “un estafador y un fraude”, quien decidió hacer dinero y hacerse con poder, gracias a la creación de una secta y, en general, lo ha logrado, según declaró en un comentario a Sputnik News el experto en religiones y doctor en Ciencias de la Historia Román Silántiev.

“Dicen que soñaba con tener un harén, vivir en un palacio, pintar, soñaba con ser amado por todos y no tener problemas con el dinero ni con las diversiones. Al fin y al cabo, así fue”, agregó el especialista.

Él tenía varios miles de adeptos que vivían en el bosque: en ese territorio él era un rey y un dios. Es difícil de alcanzar esta zona porque no hay un buen camino para llegar ni hay conexión de red. Justo por esta razón, en el lugar floreció la actividad ilícita e incluso criminal, puso de relieve Silántiev.

“Además del fraude evidente que radicó en la enajenación de los bienes de los adeptos que vendían sus pisos en ciudades grandes y entregaban todo su dinero, se dieron a conocer otros crímenes serios como la muerte de individuos y violaciones. Por tanto, el juicio será interesante. Numerosos crímenes contra la gente pueden resultar en una sentencia muy larga —para Vissarión y sus cómplices—”, concluyó.

 

2 comentarios

  
 Kinxo
Y ¿a los que lo siguen no los han detenido y llevado al psiquiátrico?
24/09/20 8:09 PM
  
 Spes
Bueno,,, más qué enojo , visto desde éste ángulo,,da risa por lo increíble,,da risa su ropa, que no tiene idea de cómo era la que se usaba, dan risa sus retrasados mentales de seguidores que tendrá,. !que no faltan ! Da risa todo.
Pero ya en serio,, ése desgraciado deberá ser un sobrino del demonio,,, algún pariente que se anda paseando por ahí agarrando incautos para que remplacen a los demonios a atizar el fuego,, que ahora hay mucha demanda.
24/09/20 9:10 PM
 
 
24/09/20 www.infocatolica.com