Viernes, 25 Septiembre 2020 07:30

Reconocen a obispo católico como “héroe de la paz” en África

El 23 de septiembre, el Obispo de la Diócesis de Yola, Mons. Stephen Dami Mamza, recibió el “Premio al Héroe de la Paz” por su ejemplar labor en Nigeria, el país más poblado de África.

Sowers International, organización cristiana con sede en Nigeria que promueve la paz en África y Asia, anunció los nombres de los premiados el 21 de septiembre, fecha en que se celebra el Día Internacional de la Paz.

El pastor y presidente de Sowers International, Nicodemus Ozumba, dijo que premiaron a Mons. Mamza, de 50 años, como embajador de la paz “por sus numerosas contribuciones y apoyo para la promoción de la paz y la unidad” durante un periodo muy difícil para el estado de Adamawa.

“Es un honor muy merecido, pues él [Mons. Mamza] asumió el cargo en un momento en que la paz era frágil y los conflictos comunitarios, crisis políticas y las diferencias estaban en su punto más alto en el estado”, señaló a la prensa local.

“Sin desanimarse, Mamza se ha mantenido como un campeón, un símbolo y un epítome de la paz en el estado, porque ha buscado la paz con sinceridad, diligencia, integridad y temor de Dios”, precisó.

En 2011, Mons. Mamza, que también es presidente de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN) en el estado de Adamawa, fue nombrado obispo cuando insurgentes del grupo terrorista islámico Boko Haram atacaban el estado.

Los actos de violencia más recordados son los siguientes: En enero de 2012, ataques contra civiles, empresas, comisarías y oficinas gubernamentales causaron la muerte de 180 personas; en noviembre de 2015, una bomba suicida contra un mercado provocó el deceso de 30 personas; y en diciembre de 2016, dos bombas suicidas resultaron en 57 fallecidos.

Es importante destacar que el punto más alto de las insurgencias se dio en 2013 y que en respuesta, el presidente nigeriano Goodluck Jonathan declaró en estado de emergencia a los estados de Adamawa, Borno y Yobe. Un año después se reportó que el estado de Adamawa albergaba a unas 400 mil personas desplazadas por la violencia perpetrada por Boko Haram.

Frente a ello, Ozumba dijo que Mons. Mamza logró reconstruir “puentes rotos y muros resquebrajados” con mucho sacrificio para “que la paz reine en la cristiandad y el estado en general”.

“Él se ha convertido en un lápiz en las manos de Dios para mantener al estado en el camino correcto y en paz. Él ha demostrado firmemente su opción por una paz genuina en todo momento sin importar quién es el que sufre”, agregó.

Otros personajes premiados fueron Alhaji Gambo Jika, presidente del Capítulo Adamawa del Consejo Musulmán de Nigeria; Amos Jika Yakubu, obispo de la diócesis de Yola para la iglesia luterana de Cristo en Nigeria; y Ahmadu Umaru Fintiri, gobernador del estado de Adamawa.

Por su parte, Mons. Mamza agradeció a la organización cristiana por el reconocimiento y prometió “seguir buscando la paz, porque sin paz no habrá desarrollo en la cristiandad, ni el estado”.

En referencia al tema del Día Internacional de la Paz de este año “Formar juntos la paz”, el Prelado invitó a las personas a cuestionarse si realmente “están contribuyendo a la paz con sus acciones y omisiones” y si “conocen y comprenden la esencia o la importancia de la paz”.

El Prelado también llamó a preguntarse si “la paz duradera es inevitable en todas las sociedades” y si “estamos trabajando y conviviendo en paz” o “siendo armas de guerra o paz”. En ese sentido, desafió a los cristianos y musulmanes en el estado a continuar predicando la paz, pues solo ello podrá fomentar la unidad del pueblo de Dios.

A inicios de 2020, Mons. Mamza llamó a los políticos de Nigeria a dejar de utilizar los partidos políticos para dividir y crear enemistad entre los cristianos y afirmó que es posible “estar en diferentes partidos políticos y seguir siendo una sola mente y un solo corazón”.

El Prelado también organizó a otros líderes cristianos y declaró tres días de ayuno y oración “para pedir la intervención de Dios ante los recientes asesinatos en el estado de Adamawa”. El último deceso fue el de Lawan Andimi, pastor protestante y presidente de la CAN en el área de Michika, Adamawa, asesinado el 20 de enero por terroristas de Boko Haram.

 

 

24/09/20 www.aciprensa.com