Miércoles, 30 Septiembre 2020 07:23

Una delegación vaticana partirá en breve para Pekín para ratificar los pactos

Según informa el diario italiano La Stampa, “en los próximos días” saldrá para Pekín una delegación de la Santa Sede con la misión de ratificar el pacto secreto con el gobierno comunista.

La suerte está echada. El jefe de las comunicaciones vaticanas, Andrea Tornielli, anuncia el L’Osservatore Romano que, tras el parón de contactos impuesto por la pandemia, las negociaciones entre Roma y Pekín para renovar el acuerdo secreto provisional entre la Santa Sede y la administración china están a punto de llegar a buen puerto, mientras en La Stampa se habla de una delegación vaticana que en los próximos días viajará a la capital china.

El acuerdo provisional, del que solo se conocen sus efectos visibles y no excesivamente tranquilizadores, vence el próximo 22 de octubre, y el Vaticano parece decidido a asegurarse de que se vuelva definitivo.

En los últimos días se han multiplicado las voces de alarma ante un pacto que, pergeñado por el secretario de Estado, Pietro Parolín, y negociado por el ex cardenal Theodore McCarrick -cuyo informe vaticano llevamos meses esperando-, ha supuesto el levantamiento de la excomunión a la Iglesia Patriótica China, controlada por el Partido Comunista, la confirmación de sus cargos episcopales, la renuncia formada de varios obispos fieles, pero que no se ha traducido para los católicos chinos en un fin de la persecución. Por el contrario, Pekín ha aumentado la presión sobre los fieles, demoliendo iglesias, deteniendo al clero fiel, ordenando el contenido de los sermones, amenazando a quienes se resisten a unirse a la Iglesia Patriótica -ahora una mera ‘asociación’ parte de la Iglesia Católica- e incluso obligando a los laicos a sustituir en sus propios hogares las imágenes religiosas por iconos de Mao o el presidente actual, Xi Jinping.

Entre estas voces destacan la incansable del cardenal Zen, ex arzobispo de Hong Kong, quien ha volado hasta Roma para intentar, infructuosamente, tener algunas palabras con Su Santidad antes de que sea tarde, y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que ha advertido en una carta abierta del peligro de entrar en tratos con una tiranía hostil a toda religión como es la china, y a quien el Papa se ha negado a ver pese a su visita oficial a Italia.

 

15 comentarios en “Una delegación vaticana partirá en breve para Pekín para ratificar los pactos”
  1. ¿ Ir hasta Pekín para mendigar un pacto secreto con la segunda potencia mundial, que no respeta ningún derecho del hombre y persigue a católicos y opositores ? Nunca China fue tan exaltada y Roma tan humillada. Francisco responsable.

    1. He ahí lo aberrante de ese secreto pacto, y con todo eso hay muchos que hacen loas al depredador.
      Dios bendiga y consuele al Cardenal Zen. Seguramente ha de tener su lugar en el cielo, mientras los otros, los tra i do res, la tendrán muy difícil el día de su juicio.

  2. Hoy es el primer debate entre Trump y Biden, creo que es importante orar para que todo marche según la voluntad de Dios Padre, de Jesucristo El Señor y del Espíritu Santo.

  3. Tontolín va a cometer el error de su vida. Con lo fácil que era decirles a los chinos, en tanto no sean las elecciones en USA es mejor no hacer nada, porque como gane Trump y espero que dios lo permita, se le va a caer el pelo.

    Es de señalar que la política de Roma es de dar palos a los católicos y alabanzas a los enemigos de la Iglesia. Véase, como babean ante el tirano chino y como escupen a un presidente que va a poner una católica en el TS, que puede hacer que el aborto sufra un importante retroceso. Pues a un tipo tan favorable al catolicismo, se le escupe y se le desprecia.

    1. Porque están en el otro bando.
      No queremos acabar de creérnoslo, más es así.
      Pobres católicos chinos y pobre Señor Jesucristo que en Getsemaní pudo vislumbrar esta gran apostasía y padecerla anticipadamente, entre otros muchos sufrimientos, que le produjeron el sudor de sangre que se relata en los santos Evangelios.