Miércoles, 28 Octubre 2020 07:16

La dictadura china incrementó la persecución de cristianos antes de ampliar su acuerdo con el Vaticano

Las semanas y meses anteriores a la renovación del acuerdo entre la Santa Sede y el gobierno chino asistieron a un aumento de la presión de la dictadura comunista contra todas las religiones y muy especialmente contra la cristiana.

 

El gobierno chino continuó imponiendo amplias restricciones a la libertad religiosa en las semanas previas a la renovación de un acuerdo con el Vaticano el 22 de octubre.

Según Bitter Winter, una revista italiana que se enfoca en la libertad religiosa en China, el gobierno comunista ha implementado de forma más estricta la prohibición de la venta y distribución de textos religiosos. Los mismos no pueden ser enviados por correo en China ya que se consideran «contrabando».

Bitter Winter informó el 13 de octubre que una imprenta y distribuidora de libros fue visitada por funcionarios un mes antes para asegurarse de que no estaba imprimiendo materiales religiosos.

«Revisaron mi almacén, examinaron todos los registros, e incluso miraron las hojas de papel del suelo, para ver si tenían un contenido prohibido», explicó el gerente de la imprenta situada en Luoyang, una ciudad a nivel de prefectura en la provincia central de Henan. «Si se encuentra algún contenido de este tipo, seré multado, o peor aún, mi negocio será cerrado», dijo.

El gerente declaró a la web italiana que tenía que rechazar cualquier pedido que involucrara materiales religiosos y añadió «la única fe que [la gente] puede practicar libremente es la del Partido Comunista».

Otras imprentas mantienen políticas similares basándose en las leyes restrictivas, que se aplican particularmente a textos cristianos. Una editorial fue cerrada recientemente y su personal fue arrestado después de que las autoridades descubrieron que habían publicado libros cristianos.

La fotocopia de material religioso está igualmente prohibida, y un trabajador de una copistería dijo a Bitter Winter que tenía instrucciones de denunciar a cualquiera que quisiera hacer copias de material religioso:

«Si los negocios son descubiertos, podrían ser multados hasta diez veces sus ingresos mensuales; o peor aún, los trabajadores podrían ser arrestados. Si no estamos seguros de que un texto sea religioso, debemos guardar su copia e informar a las autoridades»

Según ChinaAid, una ONG cristiana, las publicaciones chinas han comenzado a reemplazar las palabras «Cristo», «iglesia» y «Jesús» en sus libros con las iniciales de los términos pinyin de esas palabras para evitar la censura. Algunos títulos de libros oscurecieron las palabras religiosas con bloques de color. El pinyin es un sistema de romanización para el chino mandarín.

Al reemplazar estas palabras, los cristianos esperan evadir a los censores que de otra manera bloquearían la lectura de sus libros online. Las Biblias no tienen un número ISBN en China y no pueden ser compradas en librerías normales.

La Biblia adaptada a la dictadura

El año pasado, el Partido Comunista Chino retiró murales, carteles y material gráfico con el contenido de los 10 Mandamientos en las iglesias de varias partes del país, y los reemplazó con textos alterados para reflejar mejor los principios comunistas. Los funcionarios del Partido Comunista también han anunciado que están trabajando en una versión de la Biblia aprobada por ellos.

Ni los muertos respetan

La persecución comunista contra los cristianos llega incluso a los muertos. Bitter Winter informó el 16 de octubre que el mes anterior las autoridades chinas habían demolido las lápidas de 20 misioneros suecos, algunos de los cuales murieron hace más de 100 años.

Los misioneros fueron enterrados en la ciudad de Xiezhou, administrada por el distrito Yanhu de Yuncheng, en la provincia septentrional de Shanxi. Llegaron a Yuncheng por primera vez en 1888, y con el tiempo construyeron escuelas y hospitales en la zona. Muchas personas se convirtieron al cristianismo como resultado del trabajo de los misioneros suecos, y sus tumbas, a las que fieles cristianos habían puesto lápidas recientemente, se habían convertido en una atracción para los turistas cristianos.

El gobierno del distrito de Yanhu envió más de 100 policías al cementerio en la mañana del 12 de septiembre. Las tumbas, y una casa con fotografías de los misioneros, fueron arrasadas dos horas después. Se plantaron plantas en la parte superior de las tumbas. Los miembros de la iglesia que erigieron las lápidas fueron puestos en la lista negra. Los que vivían cerca del cementerio también fueron llevados para ser interrogados.

Parolin menosprecia la persecución

A pesar de la continua persecución de los cristianos en China, que también ha visto a las autoridades comunistas arrasar iglesias, arrestar obispos y ofrecer recompensas por información sobre servicios religiosos clandestinos, el 22 de octubre el Vaticano hizo público el siguiente comunicado:

Comunicado sobre la prórroga del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular China sobre el nombramiento de obispos, 22 de octubre de 2020

Tras la expiración del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular de China sobre el nombramiento de obispos, que se firmó en Beijing el 22 de septiembre de 2018 y entró en vigor un mes después, las dos Partes acordaron extender la fase de implementación experimental del Acuerdo Provisional por otros dos años.

La Santa Sede considera que la aplicación inicial del Acuerdo, de gran valor eclesial y pastoral, ha sido positiva, gracias a la buena comunicación y cooperación entre las Partes en los asuntos acordados, y tiene la intención de mantener un diálogo abierto y constructivo para el beneficio de la vida de la Iglesia católica y el bien del pueblo chino

El 21 de octubre, el día antes de que se anunciara la renovación del acuerdo, el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, dijo a los periodistas que si bien estaba «contento» con el acuerdo, reconoció que «hay también muchos otros problemas que el acuerdo no pretendía resolver».

El purpurado dijo que el objetivo del acuerdo es «la unidad de la Iglesia» y que a través de esta unidad «se convertirá en un instrumento de evangelización» (sic).

Cuando se le preguntó sobre la persecución de los cristianos en China, el cardenal Parolin respondió: «Pero, ¿qué persecuciones? Tiene que usar las palabras correctamente. Hay regulaciones que se imponen y que conciernen a todas las religiones, y ciertamente también conciernen a la Iglesia Católica».

Tampoco se puede educar en la fe a los menores

En China, la educación religiosa de cualquier persona menor de 18 años es ilegal. Esto significa que las clases de catecismo han sido cerradas y no se permite a los menores entrar en los edificios de la iglesia.

Las iglesias católicas registradas con las autoridades chinas son monitoreadas de cerca a través de cámaras de CCTV conectadas a la red de seguridad pública. Los sacerdotes han sido obligados a asistir a cursos de formación del gobierno.

El gobierno chino sigue encarcelando al clero católico que se niega a apoyar al Partido Comunista, según un informe de septiembre de la provincia de Jiangxi.

También se informa de que China ha encerrado a más de un millón de uigures étnicos en una red de campos de concentración en la provincia de Xinjiang con la excusa de combatir el «extremismo» religioso. Múltiples informes de organismos internacionales y organismos de vigilancia de los derechos humanos han registrado casos de tortura, trabajos forzados, abortos y esterilizaciones forzados y adoctrinamiento comunista antirreligioso.

Los grupos de derechos humanos han llamado repetidamente «genocidio» a las acciones chinas contra los uigures.

 

8 comentarios

 Anticlimacus
Interesante forma de negociación.
Me das cinco.
Exijo quitarte 10.
Negociamos y a partir de ahora me das nueve.
Llegamos a un acuerdo cediendo "los dos".
Exijo quitarte 20.
...
Siempre se puede llegar a un acuerdo
27/10/20 11:14 AM
 
 Tito España
¡Ay, Cardenal Parolin! ¡Qué pena! Según sus propias palabras: "¿Qué persecuciones? Tiene que usar las palabras correctamente. Hay regulaciones que se imponen... y también conciernen a la Iglesia Católica".
Por ello, todas las llamadas persecuciones y sus mártires en la historia de la hasta hoy Iglesia Católica, no tienen la menor importancia para la Iglesia Católica de la que Su Eminencia es Cardenal, pues fueron normas que se imponen y basta ya de hablar. Hay usar las palabras correctamente.
Sigamos por este camino hasta la derrota final. Le estamos dejando el campo libre a un tal "padre de la mentira", del que supongo algo habrá oído hablar.
27/10/20 12:08 PM
 
 Percival
Inútil decir nada. Ya está hecho el mal, es lo peor que podía hacerse, y los responsables están tan tranquilos y satisfechos.
Y lo que digamos aquí no lo llegan a conocer o les importa un bledo.
Pero "ni reposa ni duerme el guardián de Israel". A Dios estas cosas no se le pasan.
27/10/20 1:12 PM
 
 Luis Fernando
Maru, se lo merece, pero sabes que no podemos dar paso a lo que dices.
Yo personalmente estoy totalmente de acuerdo contigo.
27/10/20 3:16 PM
 
 antonio
Verguenza total, sus sufrimientos, los encontramos en el Santisimo Sacramento, la EUCARISTIA, prolongar al ACCION de GRACIAS!!!!La Resantisima Virgen Maria, San Jose, San Ignacio de Antioquia, san Juan Evangelista, San Pedro y San Pablo rueguen por ellos y todos los perseguidos.
Que Donald Trump gane las elecciones, Mike Pompéo defendia la libertad de culto!!
27/10/20 3:54 PM
 
 Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Uno lee este artículo y se pregunta: ¿Qué lo puede llevar al Vicario de Cristo a renovar el acuerdo secreto con el Partido comunista Chino? A mí no me entra en la cabeza.
¿Qué explicaciones le darán, los responsables de esta entrega, a nuestro Señor Jesucristo?
27/10/20 5:59 PM
 
 Luis
¿Estará mal asesorado el Santo Padre ?
Han perseguido a los verdaderos Católicos laicos y ordenados,derrumbando y/o cerrando Iglesias, persiguiendo a los dueños de-imprentas, etc, y uno se pregunta ¿ Cual ha sido el Beneficio para la Iglesia Catolica?
27/10/20 8:27 PM
 
 José Gonzalo, de Chile.-
Caramba que cuesta comprender y mucho más estar de acuerdo con un diálogo que no es tal sino una carta de instrucciones. ¿Para qué continuar haciéndonos los babosos si estamos plenamente conscientes de que no se pretender conversar y mucho menos dialogar? Los idiomas de la diplomacia siempre han sido un hazme reír y ya sabemos a qué conducen. Es hora de hablar más golpeado porque, al menos quedará el testimonio de que estamos ciertos que nada se logrará con gente que no pretende sino impartir sus creencias sea como sea.
27/10/20 9:16 PM
 
 
27/10/20 www.infocatolica.com