Viernes, 11 Diciembre 2020 08:02

El Vaticano anuncia una Navidad marcada por el coronavirus

La presencia de fieles en las celebraciones será muy limitada y todas tendrán lugar en la Basílica de San Pedro.

El Vaticano ha anunciado hoy los horarios de las celebraciones litúrgicas de Navidad para este año. La participación en las celebraciones será muy limitada, con la identificación de los fieles según la modalidad utilizada en los últimos meses, respetando las medidas de protección previstas, informa la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

El jueves 24 tendrá lugar la celebración de la solemnidad de la Natividad del Señor con la tradicional Misa de Gallo. Como es habitual, el lugar será la Basílica de San Pedro; el cambio se producirá con la hora, las 19.30 ―normalmente era a las 21.30―, cuya explicación radica en respetar el toque de queda impuesto en Italia, que se produce a las 10 de la noche.

La misa de Navidad del 25 también tendrá lugar en el interior de la basílica vaticana, a las 12 de la mañana, con la Bendición ‘Urbi et Orbi’, que este año, al igual que sucediera el domingo de Resurrección de 2020, imaginamos se realizará desde el interior del templo, debido al coronavirus.

Las primeras vísperas y el Te Deum en acción de gracias por el año transcurrido se celebrarán en el interior de la Basílica de San Pedro el 31 de diciembre a las 5 de la tarde. Al día siguiente, el Papa celebrará la santa misa en la solemnidad de María Santísima Madre de Dios, a las 10 de la mañana, también en la basílica, el día en el que también se conmemora la LIV Jornada Mundial de la Paz.

Las celebraciones navideñas terminarán con la celebración de una misa en la basílica de San Pedro en la solemnidad de la Epifanía del Señor, el miércoles 6 de enero a las 10 de la mañana.

 

7 comentarios en “El Vaticano anuncia una Navidad marcada por el coronavirus”
  1. Causa dolor, un dolor sordo y lacerante, la indiferencia de tantas almas consagradas y de tantos, demasiados, obispos, hacia la Santísima Virgen María. Duele y desgarra el corazón oír hablar al propio Berg con tanta falta de respeto a Nuestra Señora, y tener noticia de que después de reducir drásticamente las celebraciones pontificias la Pascua pasada, haya pensado en aprovecharse del covid para cancelar algunas de las celebraciones de la Santa Navidad y suspender el tradicional homenaje a la Inmaculada, cuyo monumento se alza en la Plaza de España desde 1857. Con ello perdemos otro pedazo de Roma, otra libra de carne que el cínico mercader pretende arrancar a la vida de los romanos en prueba de fidelidad a la dictadura sanitaria.

    CM Viganó.

    1. Francisco anticipa la Misa de Navidad en San Pedro a las 19.30 horas. En la tradición española se conoce esta Misa como la ‘del gallo’ y cuando se anticipa tanto se queda en la ‘Misa del pollo’, este año, en el Vaticano, nos quedamos en el huevo: «Para evitar el riesgo de contagio, como ordenan las autoridades civiles, que debemos obedecer», «la participación será muy limitada, con fieles identificados según los métodos utilizados en los últimos meses, cumpliendo las medidas de protección previstas y sujetos a cambios por la situación de salud». Specola. Gracias, Specola. Una vez más.

  2. Al menos nos ahorrará el bochornoso espectáculo de la Pachamama como hizo la bruja la pasada Navidad mostrando cómo sentir a la tierra.
    Viva Cristo Rey
    CM viganó