Lunes, 11 Enero 2021 11:16

Perú: Asociación médica por la vida advierte que eutanasia y suicidio asistido son antiéticos

En esta oportunidad, la Asociación Médicos por la Vida de Arequipa ha hecho público un comunicado para expresar su opinión de manera clara.

 

A raíz de una publicación en un reconocido periódico de Perú que mostraba el apoyo del Colegio de Médicos en el caso de una mujer que solicita la eutanasia en ese país, donde es ilegal y considerada un delito, han sido varios los pronunciamientos de diferentes asociaciones médicas que están en contra de este proceso suicida.

En esta oportunidad, la Asociación Médicos por la Vida de Arequipa ha hecho público un comunicado para expresar su opinión de manera clara. En el «Pronunciamiento sobre la eutanasia y el suicidio asistido» publicado expresan que «causar daño de manera deliberada a las personas está completamente fuera de sus fines y cualquier acción que tenga por objeto provocar la muerte de éstas, es contrario a los principios éticos que rigen su actuar y no es un acto médico.

Esta es la postura médica firmemente establecida por el Colegio Médico del Perú, así como por la Asociación Médica Mundial en sus documentos normativos».

Este pronunciamiento fue realizado el 7 de enero cuando hubo la última audiencia en el caso Estrada, la mujer que solicita la eutanasia.

Este caso es apoyado por un organismo llamado la Defensoría del Pueblo y va en contra del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el Ministerio de Salud y el Seguro Social de Salud del Perú (EsSalud).

El juez a cargo del caso, Jorge Ramírez Niño de Guzmán dijo que daría respuesta luego de revisar los alegatos.

En su pronunciamiento la Asociación Médicos por la Vida de Arequipa expresó:

«Todas las personas, cualquiera sea su condición de desarrollo biológico o situación de salud, merecen el máximo respeto a su dignidad, siendo esta el valor que les es inherente por el hecho de ser personas.

Una enfermedad, por muy limitante que sea no disminuye este valor, la medicina está al servicio de la persona y la sociedad, siendo su principal objetivo velar por el cuidado de la vida y la salud de todos los seres humanos.

Ambos, la eutanasia o el suicidio asistido, quitan el bien más preciado de las personas como es la vida”, lo que “constituyen actos antiéticos, agravados por estar dirigidos contra personas en condición de especial vulnerabilidad.

Hay situaciones en las que el médico está frente a la realidad de una enfermedad que ya no puede ser curada. En estos casos, la acción éticamente correcta es aliviar el dolor y el sufrimiento, sin adelantar ni acelerar la muerte y sin prolongar la vida con medios desproporcionados ni tratamientos ya inútiles; acompañando y dando el soporte necesario en el proceso de morir dignamente de manera natural. Esta conducta se denomina Ortotanasia.

Los sistemas de salud públicos deben implementar políticas que permitan el desarrollo de programas de Cuidados Paliativos, orientados a la óptima atención de estos pacientes, para acompañarlos a ellos y sus familias en el proceso de una muerte verdaderamente digna y respetuosa.

Las legislaciones que busquen la aplicación de medidas como eutanasia o suicidio asistido, ya que están atentando contra la esencia misma del quehacer ético médico y negando la razón de ser de los Estados, que es procurar el mayor bien a sus ciudadanos y el mayor bien posible es el cuidado de la vida».

 

 

10/01/21 www.infocatolica.com