Jueves, 21 Enero 2021 11:27

El Vaticano suspende los ejercicios espirituales de la Curia

El Papa invita a los miembros de la Curia a vivirlos de manera individual.

“Dada la persistencia de la emergencia sanitaria, este año no será posible vivir comunitariamente los ejercicios espirituales de la Curia Romana en la Casa Divino Maestro de la localidad italiana de Ariccia”, dice un comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede esta mañana.

Debido a esta decisión, el Santo Padre ha invitado a los cardenales residentes en Roma, a los jefes de los dicasterios y a los superiores de la Curia Romana a hacerlos personalmente, retirándose en oración, desde la tarde del domingo 21 al viernes 26 de febrero.

Durante esa semana se suspenderán todos los actos del Santo Padre, incluida la audiencia general del miércoles 24 de febrero. 

Será el segundo año consecutivo en el que el Papa no acudirá a realizar los ejercicios espirituales al borde del Lago Albano. El años pasado, Francisco las siguió de manera online por un resfriado.

 

9 comentarios en “El Vaticano suspende los ejercicios espirituales de la Curia”
  1. Nos tenemos que habituar a vivir con el virus y no sabemos cuando terminará. Hemos de aprender a organizarnos con el virus y esto es lo que ahora está sucediendo. Las vacunas se nos vendieron como la panacea que todo lo iba a solucionar. Vemos que ya no se habla tanto de esto. Sin entrar en otras teorías, razones para pensar mal hay y muchas. Empezamos a poner nombre a mutaciones del virus y empezamos a dudar de que las vacunas actuales, suponiendo que sean eficaces, que es mucho suponer, lo sean para las mutaciones. La vacuna supone introducir un excitante en nuestro organismo que no siempre tiene los efectos deseados. Para manipular a las masas no son necesarias muchas vacunas y tenemos pruebas más que sobradas.

    Con todo, el virus más peligroso, pues provoca la muerte del alma, se llama Misericorditis y presenta muchas mutaciones, a fin de contagiar en especial a los papólatras.

  2. Esto de priorizar la salud del cuerpo por encima de la del alma, me atrevo a decir sin preguntárselo al primo de zumosol que nones muy católico.
    Parece ser que aquí la gente no se va a morir nunca y que aquello de que ningun pájaro cae sin permiso de nuestro precioso Dios, ya si eso lo creeré más adelante, por si acaso me cubro de miedo y de misericorditis, que sirve para todo.
    Venga ya. La fe de algunos es como la del árbol que tengo frente a mi casa.