Imprimir esta página
Viernes, 22 Enero 2021 11:08

El Papa declara Venerable a Jérôme Lejeune: perdió el Nobel, ganó el Cielo

Hace unos 9 años comentaba la apertura de la fase de investigación diocesana del proceso de beatificación de Lejeune, médico e investigador, padre de la genética moderna y mundialmente reconocido como descubridor de la trisomía 21, el síndrome de Down. Y lo que es más importante, una vida de amor de Dios y santificación como padre de familia, en el desarrollo de sus actividades profesionales, familiares y científicas, así que me permitiréis que me repita en este día.

Hoy el Santo Padre ha reconocido el ejercicio de las virtudes en grado heroico del Dr. Jérôme Lejeune, otorgando el título de Venerable al pediatra francés.

En 1969, Jérôme Lejeune estaba en «cresta de la ola», aclamado en todos los centros de investigación del mundo. Comienzan las campañas del aborto en Europa y Estados Unidos. Como cuenta su hija Clara en Life is a Blessing: A Biography of Jerome Lejeune, se declaró en contra y se le cerraron repentinamente todas las puertas, desapareció hasta el punto de que nadie lo entrevistó cuando hizo su descubrimiento:

Creo que en 1971 fue a Estados Unidos y realizó un discurso en el National Institute for Health y después de esto mandó un mensaje a mi madre diciendo: «Hoy he perdido mi Premio Nobel». En el discurso habló sobre el aborto, diciendo, «ustedes están transformando su instituto de salud en un instituto de muerte».

El proceso fue impulsado por la Asociación de amigos de Lejeune. En 2004, Fiorenzo Angelini, Presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud solicitó formalmente la incoación del proceso, en el décimo aniversario de la muerte del científico. La fama de santidad aconsejó abrir el proceso en 2007.

Años antes, en 1997, Juan Pablo II, en la JMJ de París, acudió a rezar ante la tumba de su amigo y primer presidente de la Academia Pontificia para la Vida.

Lejeune soñaba con curar el «síndrome de Down», para ello creó una fundación que a día de hoy continúa su trabajo. Como contaba su hija en una entrevista en 2011:

Mi padre quiso crear esta fundación cuando todavía estaba vivo, porque él sabía que tendría que retirarse y quería que su investigación continuase. Al principio fue su proyecto. El día antes de morir, fui a verlo y me dijo que estaba muy triste por sus pacientes, porque ellos no entenderían que los había tenido que dejar. Dijo: «los estoy abandonando y ellos no van a entender porque ya no estaré con ellos nunca más».

Yo le contesté: «Ellos lo entenderán. Lo entenderán mejor que nosotros». Y me dijo: «No, ellos no lo entenderán mejor, pero si más profundamente». Y después de esto, cuando él murió, nosotros pensamos que podríamos hacer algo más por ellos.

Después de año y medio pusimos en marcha una fundación dedicada al la investigación y tratamiento no sólo del síndrome Down sino también de otros síndromes de enfermedades mentales de origen genético. Creamos un centro en Francia de investigación genética y tenemos un comité que distribuye las ayudas a los diferentes grupos que están en todo el mundo.

Hemos fundado 60 proyectos con 32 equipos en los Estados Unidos, y estamos en proceso de comenzar una fundación en los Estados Unidos que se encargará de más investigación y tratamiento.

El tratamiento real no existe en la actualidad, ya que los investigadores están trabajando en solucionar este problema genético. El patrimonio genético de los niños es correcto, simplemente se repite como un disco rallado. Mi padre siempre decía que un niño con síndrome Down es más niño que otros; es cómo si no estuviese acabado del todo. Así que si ese gen pudiese ser silenciado el niño podría ser normal.

Y este es realmente el futuro de la medicina, reparar el código genético. Por tanto no es descabellado que podamos tratarlos algún día. La dificultad estriba en que se gasta mucho dinero en realizar el diagnóstico y en matarlos, hasta tal punto que si pudiéramos tener sólo un 10% de este dinero para investigación, podríamos ya haber conseguido la cura.

Instituciones y gobiernos no es que estén apoyando poco, es que van por caminos diametralmente opuestos. Muchos países se han marcado el objetivo de conseguir eliminar el síndrome por el método de eliminar a la persona: el aborto eugenésico.

Como, por encima de demás consideraciones, esto es un problema de conversión, es un buen momento para pedirla, por la intercesión del Lejeune, la de los niños, la de sus padres, la de los «médicos» y la de una sociedad que acepta, incluso como derecho, la barbaridad.

Oh Dios, que has creado al hombre a tu imagen y le has destinado a compartir Tu Gloria, te damos gracias por haberle dado a tu Iglesia el profesor Jerónimo Lejeune, eminente servidor de la vida.

Él supo poner su penetrante inteligencia y su fe profunda al servicio de la defensa de la vida humana, especialmente de la vida en gestación, en el incansable empeño de cuidarla y sanarla. Testigo apasionado de la verdad y de la caridad, supo reconciliar, ante los ojos del mundo contemporáneo, la fe y la razón.

Concédenos por su intercesión, según tu voluntad, la gracia que te pedimos, con la esperanza de que pronto sea contado entre el número de tus santos.
Amén.

Con aprobación eclesiástica
Mons. ANDRÉ VINGT-TROIS
Arzobispo de París

Se ruega comunicar las gracias recibidas a :
Postulation de la cause de béatification et de canonisation du Serviteur de Dieu Jérôme Lejeune Abbaye Saint-Wandrille
F- 76490 SAINT-WANDRILLE - FRANCIA

Ora pro nobis.

 

28 comentarios  

 Carlos Sicardi
No tengo ninguna duda de q ganó algo incomparablemente más importante q el Premio Nobel: estar para siempre con Dios y con su Ssma Madre.
21/01/21 2:35 PM
  
 Jorge Enrique Duarte
Que Dios lo tenga en su GLORIA.
21/01/21 3:38 PM
  
 Juanjo Romero
Es un buen intercesor para pedirle el cambio en los corazones de una sociedad que desprecia a los más débiles.
21/01/21 3:39 PM
  
 DIANA MARIA RINAUDO
ES UNA GRAN BENDICION QUE EL PAPA FRANCISCO HAYA DECLARADO VENERABLE AL DOCTOR LEJEUNE !!! GLORIA A DIOS !!!
21/01/21 3:41 PM
  
 Ad Ensem
Una de cal y una de arena ... Un día ensalzo a Biden abortista, el otro digo lo contrario. Los católicos no tenemos que prejuzgar, sino que escusar y orar, pero los arboles se ven de sus frutos !

Juanjo
El Papa no ensalzó a Biden. Le felicitó como en su día también lo hizo con Trump en 2017.
21/01/21 4:17 PM
  
 Ad Ensem
.....excusar ...
21/01/21 4:18 PM
  
 M A
Un notición.
A darle más la lata.
Otro que también trabajó, de distinto modo, fue Fernando Medina, popular hombre del tiempo en TVE en sus comienzos, que tuvo al benjamín -en sentido estricto, creo- con SD y trabajaron él y su mujer para que hubiese algún centro en Madrid de estimulación para estos casos. No sé cómo se llama, pero fue también un pionero en este campo.
21/01/21 4:20 PM
  
 Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Excelente noticia entre tantas pálidas.
¡Bendito sea Dios!
21/01/21 4:37 PM
  
 Paul en California
Venerable Le Jeune, héroe de la fe !
Que Dios lo premie en su gloria eterna.
21/01/21 4:39 PM
  
 HERMELINDA
Grande hombre entre los hombres, pero mucho más grande la recompensa de Dios por las obras que realizaste y la fe que profesó el Venerable Le Jeune, amén .
21/01/21 4:53 PM
  
 Octavio
Buena noticia.
21/01/21 5:06 PM
  
 Haddock.
Qué buen titular:
"Perdió el Nobel pero ganó el cielo"
Que es lo que tendríamos que hacer todos sin entrar en trapicheos de palmaditas en la espalda, sonrisas de plexiglas y ovación de medios prostituídos.
Uno de mis timbres de gloria que saco a relucir con orgullo en las sobremesas, es el no haber sido nunca (ni lo seré) premio Nobel, y así no compartir nada con el pacifista Obama que bombardeó seis países, con el genocida Kissinger, con el terrorista Arafat o con el exquisito literato llamado Bob Dylan. Y en un futuro, con la infanticida Ke mala Harris.
Uno tiene su dignidad, y si me dan el Nobel, les reto en campo abierto a un duelo con espada o florete, a elegir.
Llevaré como padrinos a usted y a D. Jorge.
21/01/21 5:24 PM
  
 Juanjo Romero
Estimado Haddock, pero se refiere Vd al Nobel de la Paz. Ese y el de Literatura son menores. Los de ciencias y más en esa época eran lo máximo.
Claro que frente al "verdadero premio" ya pueden quitarse todos los honores de la tierra.
La primera vez que leí lo que escribió su hija se me me metió una mota de polvo en el ojo, tú ya sabes:
El día antes de morir, fui a verlo y me dijo que estaba muy triste por sus pacientes, porque ellos no entenderían que los había tenido que dejar. Dijo: «los estoy abandonando y ellos no van a entender porque ya no estaré con ellos nunca más».
Yo le contesté: «Ellos lo entenderán. Lo entenderán mejor que nosotros». Y me dijo: «No, ellos no lo entenderán mejor, pero si más profundamente».
Me sirve cada vez que miro a mi hija pequeña.
21/01/21 5:30 PM
  
 África Marteache
La Iglesia no enseña lo que son las virtudes y luego da por sentado que todo el mundo lo sabe y dice que Lejeune es venerable por sus "virtudes en grado heroico". No sabemos si esas virtudes eran solo las Teologales o incluían también las Cardinales. Evidentemente virtudes cardinales tenía como la prudencia, la justicia, la fortaleza (que en su caso era de primera magnitud) y la templanza y algunas otras de segundo orden como la paciencia. "La paciencia todo lo alcanza" dice Santa Teresa en su célebre oración. La paciencia de Lejeaune obtuvo grado de excelencia. Si quieren que aprendamos de estas personas santas e insignes deberían explicar mejor sus virtudes porque resulta que todo lo que se alcanza a comprender es que era muy bueno, en el S. XVII lo hubieran calificado con unos cuantos adjetivos muy descriptivos.
21/01/21 6:08 PM
  
 Maximiliano
Quien le conocia ( le corrigio, como catedrático de Patologia, algun artículo del Dr. Jérôme Lejeune) es el Dr. Gonzalo Herranz, una referencia internacional en el mundo de la ética médica, que dedico también parte de su vida a la defensa de la vida, esta vez del no nacido, y escribio un formidable libre " El embrión ficticio " , que va desgranando y clarificando todas las mentiras que pululan aún por el mundo cientifico ; me llego a comentar que el Dr. Jerome Lejeune fue un recio católico que tenia " FE como una montaña ". Te encomendamos el final del horror de estos tiempos de la cultura de la muerte,.
21/01/21 6:09 PM
  
 doiraje
Cuánto me alegro. Sin duda, es un hombre digno de veneración.
21/01/21 7:40 PM
  
 Pilar
Muy muy bueno, buena noticia, si trabajemos juntos contra el aborto.
21/01/21 9:23 PM
  
 Rosario Gomez-Calero
Gracias Dr. Lejeune por defender la vida como lo hizo, por cuidar de nuestros seres mas especiales!!!!!
21/01/21 9:31 PM
  
 Alberto Solanet
Gran noticia, con seguridad será un buen intercesor en la lucha que se ha desatado en la argentina contra el siniestro plan de exterminio de los chiquitos que acaba de lanzar el gobierno
21/01/21 10:52 PM
  
 peter
El mayo pasado falleció su esposa
Grande Jerome, un Tomas Moro del siglo XX
21/01/21 11:24 PM
  
 enrique Cheli Pedraza
1
Al recordar, q, a los 33 años, en 1959, publicó su descubrimiento sobre la causa del síndrome de Down, la trisomía 21, esto lo convirtió en uno de los padres de la genética moderna. En 1962 fue designado como experto en genética humana en la OMS y en 1964 fue nombrado Director del Centro nacional de Investigaciones Científicas de Francia y en el mismo año se creó para él en la Facultad de Medicina de la Sorbona la 1ª cátedra de Genética fundamental, transformándose así en candidato número uno al Premio Nobel.
2
Aplaudido por los “grandes del mundo”, deja de serlo cuando en 1970 se opone tenazmente al proyecto de ley de aborto eugenésico en Francia: matar a un niño por nacer enfermo, es un asesinato y además abre las puertas a la liberalización total del crimen del aborto. En esos meses participa en New York en la sede de la ONU en una reunión en la q se trataba de justificar, ya, entonces la legalización del aborto para evitar los abortos clandestinos. Fue en ese momento cuando refiriéndose a la O M S dijo “he aquí una institución para la salud q se ha transformado en una institución para la muerte ”.
21/01/21 11:27 PM
  
 Amerco Caballro
Tengo mi hija mayor afectada por el sindrome de Down. En el añó 1973 fui trasladado a Paris por la Empresa Renault. Por recomendaciones de los medicos tratantes aquí , logré obtener una consulta para mi hija. En esa época había todo un ala en el Hospital des Enfants malades Paris, para en tratamiento e investigación.
Fué una persona increible, por su humildad y generosidad. Durante mucho tiempo, siguio contrlado y medicado a Claudia . Realmente es un venerable y Dios mediante, su proceso de beatificación estáen curso ¡
22/01/21 1:29 AM
  
 Silvia Pavia
Conmovedora noticia, yo no lo conocía, pero Dios nos regala estas personas dignas y santas en medio de tanta crueldad e incredulidad. El Nobel no es nada al.lado del lugar que alcanzó en el cielo, a la vista amorosa de Dios.
22/01/21 2:34 AM
  
 Richard
África Marteache
La Iglesia sí enseña lo que son las virtudes. Nosotros no buscamos.
Adquiere el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) y allí te explica ampliamente todas las virtudes tanto cardinales como teologales y otros temas de interés.
Hay hasta aplicaciones del CIC y lo puedes consultar en línea en Internet. Por ejemplo en la página del Vaticano.
22/01/21 5:02 AM
  
 Tere
Emocionada, con los ojos brillosos.
Encomendaré a mi nieto para q nos guie en su crecimiento.
22/01/21 7:14 AM
  
 África Marteache
Richard: No es mi caso el desconocimiento de las virtudes, es el caso de la gran mayoría. No es suficiente con que las virtudes estén en el Catecismo ni en la página del Vaticano porque se reconocen por transmisión oral mediante la familia y los sacerdotes y eso ya no se hace. Esperar que cada católico acuda a aprender por su cuenta es mucho esperar. No me leí el libro de Alasdair McIntyre y los de Josef Pieper porque no conociera las virtudes sino porque quería conocerlas en profundidad. Lo que no se puede definir no existe y si vas preguntando a los católicos qué es la Prudencia, la Justicia, la Fortaleza y la Templanza, amén de virtudes menores, que no son tan menores por estar en boca de los Santos, te encontrarás que no saben responder. Es el peligro de haber abandonado el tomismo.
La Oración de Santa Teresa "Solo Dios basta", que rezo diariamente, incluye dos veces a la Virtud de la Paciencia y es erróneo dar por sentado que sabemos lo que es.
Por otra parte las virtudes se conocen por inducción así que hay que saber reconocerlas para poder decir que esa virtud existe y por lo tanto debes localizarlas en las personas que te rodean. Mi familia lo hacía, eran "chismosos", juzgaban a las personas poniéndoles el adjetivo de su virtud característica: La paciente María, Pedro el cabal, Juan el agradecido, Teresa la prudente, etc...y entonces yo me fijaba en por qué les llamaban así hasta que descubría la virtud en esas personas.
Alguien, no sé si intuitivamente o por conocimiento, ha nombrado a Santo Tomás Moro y, efectivamente, este santo tenía las cuatro virtudes cardinales en grado de excelencia y Lejeune diría que también aunque no conozco bien su biografía. De las Teologales no hablo porque desconocerlas es no conocer los fundamentos de la Fe.
En los santos muy carismáticos, o elegidos por Dios con señales evidentes, las virtudes cardinales desaparecen porque nadie se va a poner a pensar si San Francisco de Asís fue templado o si San Pío de Pietrelcina fue justo, pero en santos, digamos más normales y sin apariencia de serlo por no tener señales que lo indiquen, las virtudes cardinales brillan mucho y nos enseñan porque no está en nuestras manos tener el don de la bilocación o estigmas pero sí ser prudentes, justos, fuertes y templados.
22/01/21 10:29 AM
  
 África Marteache
En estos momentos, y por razones personales, necesito como nunca la Virtud de la Paciencia, rezo a Dios que me la conceda y estoy muy atenta para no quebrantarla. De ahí que la Oración de Santa Teresa me ayude tanto.
22/01/21 10:36 AM
  
 África Marteache
Las Virtudes Cardinales o Morales se las debemos a Santo Tomás de Aquino que las sistematizó, pero sería un trabajo muy interesante, si es que no se ha hecho, saber cuantos Padres o Doctores de la Iglesia, antes que él, las nombraron con el estudio de la Patrística y otras fuentes. Un ensemble de Barcelona tuvo la buena idea de llevar a escena el "Ordo Virtutum" de Santa Hildegarda de Bingen y allí aparecen revueltas morales y teologales todas ellas luchando contra el Maligno. En el S. XII Santa Hildegarda cita las siguientes Virtudes por orden de aparición: Humildad, Misericordia, Victoria, Paciencia, Esperanza, Temor de Dios, Obediencia, Inocencia, Discreción (Prudencia ?), Caridad, Amor Celestial, Modestia, Fe, Castidad, Ciencia de Dios, Disciplina y Menosprecio del Mundo. Como es natural aparecen las Teologales y otras de difícil clasificación, pero el hecho de que una santa medieval pensara que las Virtudes son las que luchan juntas contra el Maligno y que ahora hayan desaparecido de escena da qué pensar.
¿Toda la vida del Dr. Jérôme Lejeune estuvo apoyada en unas virtudes que no sabemos ver?
22/01/21 1:15 PM
 
 
21/01/21 www.infocatolica.com