Martes, 09 Marzo 2021 12:39

Grupo católico en Francia demandado por publicar enseñanzas de la Iglesia sobre uniones civiles homosexuales

"¿La Iglesia todavía tiene la libertad de tener una enseñanza moral que no se base en la legislación civil?"

 

Renaissance catholique, una asociación laica francesa de católicos de mentalidad tradicional, ha sido acusada de llamar a "discriminar a un grupo de personas debido a su orientación sexual". Ese delito está incluido en la lista de delitos "racistas" de la legislación penal francesa que se ocupa de los delitos relacionados con los medios de comunicación.

Todo el proceso fue iniciado por "Stop Homophobie", una asociación que tiene el oído de las autoridades, y no es simplemente una muestra de impaciencia con una asociación privada que tiene diferentes puntos de vista: las palabras que se están caracterizando como un crimen de odio son un resumen de una nota de 2003 de la Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida en ese momento por el cardenal Joseph Ratzinger, quien se convirtió en el Papa Benedicto XVI.

 

Es precisamente la condena de la legalización de las uniones civiles para homosexuales lo que está siendo llamado a la atención de los tribunales penales franceses, como se resume en la “Declaración de las verdades relativas a algunos de los errores más comunes en la vida de la Iglesia de 2019”. de nuestro tiempo ”por los cardenales Raymond Burke y Janis Pujats, así como los obispos Athanasius Schneider, Tomash Peta y Jan Pavel Lenga, publicado en ese momento por LifeSiteNews .

Renaissance catholique publicó el texto completo en su sitio web, y es esa publicación la que llamó la atención de "Stop Homophobie".

Renaissance catholique organiza anualmente “universidades de verano”, festivales del libro católico que reúnen a muchos autores católicos y otros eventos, y también publica muchos libros, mientras edita una revista mensual y publica noticias en su sitio web.

A continuación se muestra el texto completo de la entrevista.

 

LifeSiteNews: Como se acaba de informar, Renaissance Catholique ha sido acusada de "provocación para discriminar a un grupo de personas por su orientación sexual", a petición de una asociación llamada "Stop Homophobi ". Sin embargo, el texto incriminado no es nuevo se publicó en 2019 y no es un texto original de su asociación. ¿Cuál es exactamente la situación?

Jean-Pierre Maugendre: Es un texto de doble capa. El texto completo se titula “La Iglesia del Dios vivo - columna y baluarte de la verdad”, título tomado de la Primera Epístola de San Pablo a Timoteo (3:15), y es relativamente extenso ya que es cuatro páginas de largo. Contiene una serie de recordatorios sobre el Credo, sobre la ley de Dios, y finalmente sobre los sacramentos, y en particular, en la parte que trata de la ley de Dios, hay una cita resumida de una declaración de la Congregación para la Doctrina. de la Fe de 3 de junio de 2003, con el título “Consideraciones sobre propuestas para dar reconocimiento legal a las uniones entre personas homosexuales”, y es este extracto muy preciso y bien delimitado, de sólo cuatro líneas, el objeto de la denuncia.

LSN: Entonces esta queja es nada menos que un desafío a la enseñanza de la Iglesia expresada de una manera muy sobria.

J.-P. M: Sí, y quisiera presentarle el extracto en cuestión: “El poder civil no puede establecer uniones civiles o legales entre dos personas del mismo sexo que imiten claramente la unión del matrimonio, aunque tales uniones no reciban el nombre del matrimonio, ya que tales uniones alentarían un pecado grave para las personas que están en ellas y serían motivo de grave escándalo para los demás ". Este es, pues, el texto incriminado que resume un texto oficial del Magisterio, por tratarse de un texto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; está en consonancia con la enseñanza moral de la Iglesia de los últimos 2000 años. Entonces, de hecho, no hay nada muy nuevo.

LSN: ¿Conoce el razonamiento de la asociación que lo demanda?

J.-P. M: Por el momento, no sabemos nada más, ya que fuimos convocados la semana pasada junto a nuestro abogado, Jérôme Triomphe, por el juez de instrucción, para una entrevista muy formal cuyo objetivo era conocer, con motivo de esta acción de daño penal en nuestra contra. , si yo fuera el director de la publicación y el encargado de poner el texto en cuestión en la web de Renaissance catholique. ¿Reconocí los hechos? ¡Sí, reconozco los hechos!

LSN: El texto incriminado habla del grave pecado de la homosexualidad, que no es ningún secreto, ya que la Iglesia lo enseña desde hace 2.000 años. En el caso que nos ocupa nos da la impresión de que “Stop Homophobi ” confunde ley moral y ley civil, es decir, culpa a la Iglesia por señalar que tal y tal cosa es pecado. Claramente, no quieren que la Iglesia presente su enseñanza moral, pero, a la inversa, ¿no está "Stop Homopobie" invocando una especie de contra-moral, una contra-religión?

J.-P. M: Esta será claramente la pregunta fundamental que se abordará en este juicio: ¿La Iglesia todavía tiene la libertad de tener una enseñanza moral que no esté modelada en la legislación civil? ¿Tiene la Iglesia todavía, y tendrá en el futuro, el derecho a decir que el aborto, para usar la expresión utilizada por el Concilio Vaticano II, es un “crimen abominable”? En la sociedad secularizada en la que nos encontramos hoy, ¿el hecho de que las autoridades políticas identifiquen completamente el derecho civil con el derecho moral (donde se considera que lo permitido por el derecho civil es moral, y que lo prohibido por el civil la ley es inmoral), ¿este enfoque permite a la Iglesia expresar públicamente su enseñanza moral aunque a veces sea contraria a la ley civil?

 

LSN: De hecho, esto complementa un discurso que ha existido desde la época del ex presidente francés Jacques Chirac, quien afirmó que no podía haber una ley moral que prevaleciera sobre la ley civil. Se trataba del aborto, pero otros han dicho lo mismo en otros contextos.

J.-P. M: Por supuesto, y siempre hay que recordar que esta declaración del presidente Jacques Chirac se produjo pocos días después de la publicación de la encíclica Evangelium vitae, y esta negación, esta negación de la enseñanza del Evangelium vitae por parte del presidente de La República no fue una coincidencia, porque en la encíclica Juan Pablo II nos recordaba que la ley moral está por encima de los movimientos de opinión y de los estados de ánimo públicos.

 
 

LSN: Ya que estamos hablando de la libertad de la Iglesia, no es la primera vez que la Iglesia se enfrenta a una especie de censura por parte de los poderes civiles. Hoy pensamos en China, pero ha habido otras instancias.

J.-P. METRO:En efecto, tengo presente que el Concordato de Bolonia de 1516, que reguló las relaciones de Iglesia y Estado desde Francisco I, es decir, bajo la Monarquía francesa y hasta la Constitución Civil del clero, disponía que los actos de la Santa Sede sólo se distribuiría en Francia con el consentimiento del rey y de los parlamentos. Por eso, la condena del jansenismo, con la Bula Unigenitus, y los decretos de aplicación del Concilio de Trento no llegaron a Francia, porque los parlamentos se opusieron a ellos. Entonces estamos en una vieja tradición, yo diría que la tradición galicana. Los defensores de "Stop Homophobie" pueden sorprenderse, pero están en línea con esta tradición galicana de los poderes políticos en Francia que no aceptan que una autoridad espiritual, en este caso la Iglesia,

LSN: Como ha señalado, es el enfoque de la Congregación para la Doctrina de la Fe lo que está siendo incriminado. Esta es una clara censura de lo que dice la Iglesia. Pero muy recientemente, el año pasado, se ha dicho que el Papa ha mostrado una especie de indulgencia, o incluso ha promovido uniones civiles de homosexuales. ¿Será que la actitud del Papa ha facilitado los pasos dados por “Stop Homophobi ?”

J.-P. M: Sin duda, desde hoy, lo menos que podemos decir es que hay una gran confusión en la Iglesia sobre cuestiones doctrinales, morales y litúrgicas, y aunque el Papa diga lo contrario, el mundo en el que nos encontramos es tal que un cierto número de comentarios ambiguos que hace se utilizarán en el sentido de una ruptura con la Tradición de la Iglesia. El Sumo Pontífice ha introducido dos novedades: En primer lugar, habla mucho sin haber preparado siempre sus declaraciones: en el avión, en reuniones con periodistas, etc., lo que no se hacía antes. La otra novedad se puede ver, por ejemplo, en la encíclica Fratelli tutti, cuando el Papa dice: “Soñemos” y usa el pronombre personal “Yo”. En el pasado, los papas no usaban el pronombre personal “yo”, usaban el pronombre “nosotros”, que no era tanto un plural de majestad como el significado visible de: “nosotros, el sucesor de Pedro, en continuidad apostólica, con la ayuda del Espíritu Santo, esto es lo que les declaramos ”, lo que evidentemente dio a estas palabras una autoridad que el Papa Francisco no tiene cuando dice:“ Sueño ”. Sus sueños son muy interesantes, ciertamente, pero no tienen la autoridad de un Papa que, con la ayuda del Espíritu Santo, se posiciona en la continuidad de dos mil años de Iglesia. Realmente hemos pasado a otro modo de comunicación que es un factor profundo de confusión por un lado, y por otro lado,

LSN: ensayos similares han tenido lugar en Francia, donde politicia s Christine Boutin y Christian Vanneste fueron procesados por declaraciones comparables, y con el tiempo fueron exonerados, a menudo después de un procedimiento muy largo. En su opinión, ¿cuál es el sentido de este “acoso judicial”, si puedo llamarlo así? Es bien sabido que los ensayos son caros y lentos: sombrero podría ser el punto, con tan pocas posibilidades de éxito?

J.-P. M: Creo que el objetivo es muy claro, es inhibir cualquier palabra disconforme, es intimidar a obispos, sacerdotes, laicos - ya que en realidad solo estamos retransmitiendo la enseñanza que nos ha dado la Iglesia - para que no Ya no os atrevéis a decir las cosas con claridad. Como mencionaste, además del estigma a la reputación en los medios de comunicación, estos juicios implican grandes gastos, y creo que el objetivo hoy es intimidar a cierto número de obispos, sacerdotes, laicos, que van a dejar pasar las cosas y decir. nada para evitar el alboroto. Sí, creo que estamos ante una maniobra de intimidación.

LSN: Renaissance catholique publicó esta demanda el miércoles por la tarde, ¿ha recibido algún apoyo desde entonces?

J.-P. METRO:He recibido el apoyo de algunos sacerdotes amigos y del obispo Schneider, obispo auxiliar en Astana, Kazajstán. Por el momento no he recibido ninguna otra reacción eclesiástica, pero sí han reaccionado asociaciones o personalidades. Pienso en Alain Escada para Civitas, en Constance Prazel para Liberté politique, en nuestro amigo Jean-Yves Le Gallou, en Gabrielle Cluzel para Boulevard Voltaire, y luego en las muy simpáticas y cálidas palabras de Guillaume de Thieulloy en “Salon beige”. Yo creo que todo es gracia, y si esto puede ayudar a despertar conciencias… La cuestión fundamental es la de la libertad de la Iglesia, ya que sólo estamos al final de la cadena. El texto que se cuestiona no es mío, no soy el autor, no soy el escritor, no soy el inspirador,

LSN: Para terminar, me gustaría volver por unos momentos a la asociación que te persigue. El comunicado de prensa de Renaissance catholique explica que esta asociación ha recibido subvenciones públicas; Además, recuerdas que “Stop Homophobi ” interviene oficialmente en las escuelas secundarias y en el lugar de trabajo. ¿Podemos decir que es la voz moral de la religión secular?

J.-P. M: Sí, y realmente es la pelea de la olla de barro contra la caldera de bronce o, mejor dicho, preferiría decir de David contra Goliat. “Stop Homophobie” recibe subsidios, como lo demuestra la información que obtuve en el sitio web oficial de la región de Ile-de-France, presidida hoy por Valérie Pécresse [centro derecha], bajo el título, “La lucha contra la homofobia, una prioridad para nuestra región solidaria ”. Se presentan una serie de acciones, así como los nombres de las asociaciones apoyadas, en particular a través de la financiación: la asociación “Stop Homophobie” es una de ellas. Así que realmente tenemos aquí algo bastante oficial, que coincide con el espíritu de la época y el sentimiento general de los poderes fácticos. Es un elemento de un sistema que busca imponer una determinada forma de pensamiento único.

LSN: Por último, ¿cómo puede la gente ayudar a usted ?

J.-P. M: Creo que hay tres formas de ayudarnos. En primer lugar, está la oración por nosotros, que nos ayude a permanecer en paz, en serenidad, a pelear la buena batalla, con fuerza; Oración también para iluminar a los jueces, porque sería mejor que el juicio que se dicte nos sea favorable. La segunda forma de ayudarnos es dar a conocer el texto, el texto completo “La Iglesia del Dios vivo, columna y sostén de la verdad”.: Creo que todos los que lean este texto quedarán impresionados por el mensaje de fe que dan los dos cardenales y los tres obispos que lo firmaron. También ayuda a dar a conocer nuestras actividades, ya que más allá de estas maniobras intimidantes, si pudiéramos desaparecer sin duda agradaría a un cierto número de personas, eso es seguro. Finalmente, todo esto implica preocupaciones, preocupaciones y gastos, por lo que es posible ayudarnos también económicamente a llevar a cabo esta lucha, que es una lucha por la Iglesia, por la libertad de la Iglesia, esto no es algo por lo que estamos haciendo. Nosotros mismos. Creo que en este proceso Renaissance catholique No es importante, lo importante es la libertad de la Iglesia: ¿La Iglesia en 2021 todavía tiene la libertad de dar a conocer públicamente el mensaje que ha sido suyo durante dos mil años?

 

 

lifesitenews.com