Lunes, 12 Abril 2021 08:47

Cardenal de Nueva York llama a los católicos a retornar a la Misa dominical

Reconocemos a Jesús en la Misa y la Sagrada Comunión. Entramos nuevamente en el misterio eterno e infinito de su muerte en la cruz y resurrección de entre los muertos. Cada Misa dominical es una renovación de la Última Cena, el Viernes Santo y la Pascua.

El cardenal Timothy Dolan, hace un llamado a todos los católicos a retornar a la celebración de la Misa dominical.

Así escribió en la columna publicada en el diario de la Arquidiócesis de Nueva York (Estados Unidos): «Sí, durante el último año, hemos podido decidir prudencialmente que la emergencia de la crisis sanitaria puede permitirnos excusarnos de esa obligación dada por Dios.

Aquellos vulnerables a la pandemia de COVID-19, como los ancianos, todavía pueden excusarse, como siempre ha sido el caso.

Muchos otros católicos ya están regresando a las actividades públicas sin asistir a Misa, y deberían regresar a la iglesia».

Desde que comenzó la pandemia en marzo del año pasado, todas las diócesis en los Estado Unidos suspendieron las celebraciones eucarísticas y cualquier tipo de reuniones para evitar la propagación del virus. Aunque han reabierto sus puertas, no se ha impuesto aún como obligación la asistencia a la Misa dominical.

El cardenal continuó:

«No teníamos otra opción (cerrar los templos), ya que las sabias pautas de salud requerían que cerráramos los edificios de nuestra iglesia.

Una vez que la Arquidiócesis reabrió las parroquias para la Misa, estas estuvieron a la altura de las circunstancias con escrupulosa limpieza, saneamiento, ventilación, distanciamiento y restricciones, y los feligreses comenzaron a regresar gradualmente.

¡No más gradualidad! ¡Es hora de volver a la Misa dominical!

Reconocemos a Jesús en la Misa y la Sagrada Comunión. Entramos nuevamente en el misterio eterno e infinito de su muerte en la cruz y resurrección de entre los muertos. Cada Misa dominical es una renovación de la Última Cena, el Viernes Santo y la Pascua».

A través de un portavoz, la Arquidiócesis aclaró que la obligación de asistir a Misa los domingos y los demás días de precepto nunca fue suspendida en su jurisdicción. Si bien las misas fueron suspendidas temporalmente por el cierre de los templos, ya han reabierto sus puertas y comenzado las celebraciones.

Sin embargo, la justificación más valedera para no asistir es la prevención de contraer el virus. «Pero, ahora que cada vez más personas están siendo vacunadas y la gente participa cada vez más en actividades públicas, el Cardenal les recuerda la sagrada obligación de asistir a la Misa dominical».

 

13 comentarios

 Maximiliano
Es una obligación grave la asistencia a la Santa Misa en domingos y fiestas de precepto. La santa Misa es el sacrificio del Cuerpo y Sangre de Jesucristo, que se ofrece sobre nuestros altares bajo las especies de pan y de vino. El sacrificio de la Cruz es el único sacrificio, en cuanto por él aplacó el Señor la divina justicia, pues adquirió todos los merecimientos necesarios para salvarnos, y así consumó de su parte nuestra redención.
El sacrificio de la Misa es sustancialmente el mismo de la Cruz, en cuanto el mismo Jesucristo que se ofreció en la Cruz es el que se ofrece por manos de los sacerdotes, sus ministros, sobre nuestros altares; mas, cuanto al modo con que se ofrece, el sacrificio de la Misa difiere del sacrificio de la Cruz, si bien guarda con éste la más íntima relación. "Y se nos aplica los frutos de sus Pasíon y muerte". Las gracias que se obtienen por la asistencia a una Misa en vida, son mayores que mil Misas habiendo fallecido.
Toda la Iglesia participa de los frutos de la Misa, pero en particular: 1º, el sacerdote y los que asisten a la Misa, ¡¡ los cuales se consideran unidos al sacerdote ¡¡; 2º, aquellos por quienes se aplica la Misa, así vivos como difuntos. Es un " milagroso " Sacramento.
10/04/21 11:54 PM
 
 Clara
No se debieron cerrar nunca las iglesias, fue un error, ina manipulación gravísima. En misa nadie habla, nadie se relaciona y nadie se contagia con las debidas medidas. Lo que ocurre es que este siglo XXI está lleno de gente cobarde, miedica y blandita, todos encerrados en casita y todos tontos y luego al psiquiatra. Si mirasemos un poco hacia atrás la historia de la humanidad en las pestes y en las epidemias de cólera, guerras, hambrunas.... nadie se planteaba no asistir a misa, al contrario porque la salud espiritual es la que da vida, caridad con los que sufren, plenitud y Vida Eterna
10/04/21 11:58 PM
 
 Héctor Acevedo Lagunas
EFECTIVAMENTE !!!
Como Cristianos, debemos retomar nuestras vidas, compromisos en la "nueva normalidad" y eso incluye ademas, nuestra renovación semanal con Nuestro Señor Jesucristo Sacramentado.
Fomentemos el regreso y asistencia a nuestros Templos de nuestras comunidades.
Excmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Dolan...
Like !!!
11/04/21 1:08 AM
 
 Chico
Digalo claramente Señor Cardenal; El que no quiere ir a Miss ahora comete pecado mortal si o no ?
11/04/21 4:46 AM
 
 Miguel López Paúl
"No teníamos otra opción ", dice Timoteo. ¡Ja, ja, ja! Pues mira, Timoteo, en Alcalá de Henares sí que hubo otra opción. Los que nos impedisteis a los laicos el acceso a los sacramentos en medio de una pandemia, vais a pagar caras vuestra cobardía y vuestra falta de fé.
11/04/21 7:44 AM
 
 Fraileví
No sólo se debe insistir en la obligación de que los fieles vayamos a misa. La misa dominical no sólo es un obligación también es una necesidad.
Paralelamente se debía pedir a los sacerdotes que se celebren más misas para que los fieles podamos asistir guardando mejor las distancias de seguridad y el aforo. No sólo cumpliendo las normas establecidas que son unos mínimos obligados, sino la mayor precaución posible, máxime sabiendo que las personas que más asisten somos de mucha edad.
Es que hay pocos sacerdotes, cierto.
Pero hoy en la catedral de La Almudena de Madrid concelebrarán muchos sacerdotes, porque será la consagración de un obispo que es agustino. Mientras muchos sacerdotes de esta diócesis tendrán que celebrar 3 o 4 misas por tener varias parroquias asignadas.
Esto pone al descubierto la falta de solidaridad sacerdotal y otro problema tambien importante.
11/04/21 11:11 AM
 
 Fraleví
(Continuacion)
Muchos sacerdotes que asisten a la consagración lo hacen porque el nuevo obispo es agustino como ellos.
Lo importante es el hecho de la consagración de un nuevo obispo, resaltar el hecho de que sea agustino, como de ha hecho en mi parroquia encomendada a agustinos es resaktar lo que no deberiaxser importante y ebidencua cuerto interes dd grupo, que no es lo.mejor por manifestar la unidad.
11/04/21 11:24 AM
 
 Tradi
Cardenal, retornen a la Misa Tradicional.
11/04/21 1:39 PM
 
 Fernando
Ana catalina Emmerick tuvo visiones de lo que pasa en la misa: “Vi cuan admirables bendiciones nos vienen de oír la santa Misa y que con ellas son impulsadas todas las buenas obras y promovidos todos los bienes, y que muchas veces el oírla una sola persona de una casa basta para que las bendiciones del cielo desciendan aquel día sobre toda la familia, (...) he visto la representación del Viernes Santo, y que el Señor se ofrece en el altar del sacerdote celebrante como se ofreció en la Cruz y he visto de un modo vivo, al pie de la cruz a María y al discípulo Juan.
San Anselmo: “Una sola misa ofrecida y oída en vida con devoción, por el bien propio, puede valer más que mil misas celebradas por la misma intención, después de la muerte.” Santo Tomás de Aquino: “La celebración de la Santa Misa tiene tanto valor como la muerte de Jesús en la Cruz”. Y Santa Teresa de Jesús afirma que : “ (... ) sin ella, ciertamente que la Iglesia no duraría y el mundo estaría perdido sin remedio”. Santa Teresa inundada de la bondad de Dios, le hizo esta pregunta a Nuestro Señor: “Señor mío, “¿cómo os podré agradecer?” Nuestro Señor le contestó: “ASISTID A UNA MISA”.
11/04/21 4:17 PM
 
 Gema
El no asistir a la Santa Misa sin grave motivo personal es una tentación del Maligno ( Satanás o el diablo que es el mismo ). Y el ladino buscará para tentarte con múltiples excusas.
Asiste a la santa Misa en Domingo y todos los días de precepto , y pide a CRISTO por ti y por lo tuyos, por la Iglesia, por tus seres queridos fallecidos, por todas tus preocupaciones y problemas, por tus necesidades espirituales y económicas, pues al tener mérito infinito tus peticiones pueden ser infinitas. Y no dudes que Dios te ayudará. Junto al Rosario " son armas espirituales poderosísimas" .
11/04/21 4:40 PM
 
 alma
"Pero, ahora que cada vez más personas están siendo vacunadas y la gente participa cada vez más en actividades públicas, el Cardenal les recuerda la sagrada obligación de asistir a la Misa dominical».
Jajajajajajaja,...............
Ejemmm...,..?.,...,,.perdon!
11/04/21 5:15 PM
 
 G.Juan
«No teníamos otra opción (cerrar los templos), ya que las sabias pautas de salud....." ¿ En serio ? ¿Ahora la Sabiduría no es atributo Divino , sino patrimonio de la OMS y de los políticos ?
11/04/21 8:27 PM
 
 Anacoreta
No será que habla más el bolsillo que el corazón... Desde el corazón nunca se habrían suspendido los sacramentos, ni se habrían cerrado las iglesias en un momento de tanta necesidad. Dios es el remedio terapéutico del alma y del cuerpo. Dios es salud y vida, no es un virus que contagie, sino amor que nos cura. Muchos de ustedes, Excelencia Reverendísima, se confabularon con los enemigos de Dios tan deseosos ellos de cerrar las Iglesias y no volver a abrirlas más. Un atentado contra la Eucaristía y contra los fieles, a quienes a muchos de ellos se les siguen negando el preferir comulgar en la boca aun teniendo todo el derecho canónico a su favor. Tendrán que dar cuentas por el acto temerario que hicieron contra Dios y los fieles.
11/04/21 8:30 PM
 
 
10/04/21 www.infocatolica.com