Sábado, 24 Abril 2021 10:24

Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo, en caída libre

Este martes, 21 de abril se ha presentado el 15ª Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), una mirada completa al estado de la libertad religiosa en todo el mundo, la situación no es nada halagüeña.

Escrito por más de 30 expertos y con más de 700 páginas en total, el informe analiza las violaciones de la libertad religiosa en 196 países, básicamente todos los países del mundo, y cubre los puntos conflictivos tanto dentro como fuera de las zonas informadas por los periodistas.

Desde China, donde la persecución de minorías religiosas y étnicas, incluidos los musulmanes uigures y cristianos de diversas denominaciones, ha ocupado los titulares junto con el uso de nuevas tecnologías para oprimir a los creyentes religiosos, hasta África, donde la militancia islámica se está volviendo más organizada y brutalmente eficiente, a otros países, como lugares de Asia y del sur global, el documento ofrece un análisis minucioso y, con frecuencia, detalles horripilantes.

Un estudio de caso, por ejemplo, ofrece un panorama desolador de una situación cada vez más violenta y destructiva en Chile, donde decenas de iglesias han sido incendiadas durante meses de malestar social generalizado.

“El descontento social inicial duró más de tres meses”, relata el resumen ejecutivo, “luego disminuyó a protestas esporádicas en todo Chile”, donde la prolongada crisis del gobierno de la Iglesia se combinó con el malestar social general para producir un ambiente particularmente tóxico y destructivo.

Los detalles del estudio de caso informaron saqueos, daños y ocasionalmente destrucción de iglesias entre octubre de 2019 y octubre de 2020. “En total, 59 iglesias, 53 católicas y seis evangélicas, fueron vandalizadas en ocho ciudades de todo el país”.

Las cosas han mejorado al menos marginalmente, según el informe, en lugares como Cuba, Pakistán, Indonesia, Egipto e Irak. En casi todo el resto del mundo, las circunstancias se han mantenido sustancialmente sin cambios o se han deteriorado desde el último informe similar de AIN en 2018.

“La metodología fue revisada entre este informe actual y el último informe en 2018”, dijo Fionn Shiner de AIN al Catholic Herald, explicando que el cambio en la metodología ha dificultado la comparación directa. “Lo que podemos decir es que algunos países ciertamente han empeorado mucho”.

Shiner citó específicamente situaciones en África, “donde la amenaza del yihadismo ha crecido”, y también en China.

Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo

La cristianofobia, muy presente en la falta de libertad religiosa

“Lo que podemos aprender de esto es que los gobiernos autoritarios continúan viendo la religión como una amenaza existencial y la derrota militar de Daesh (ISIS) en el Medio Oriente de ninguna manera ha significado el fin del terrorismo islámico global”, dijo Shiner.

Señaló que la libertad religiosa ha mejorado en Irak y señaló como prueba la reciente e histórica peregrinación del Papa Francisco al país. “La derrota militar de Daesh ha sido algo bueno para el país”, continuó Shiner. “Sin embargo, el futuro del cristianismo en Irak no es seguro”.

Una de las tendencias más inquietantes que analiza el informe es el surgimiento de un llamado “cibercalifato” que aparentemente se expande de la mano de las “crecientes redes yihadistas en todo el ecuador que aspiran a” califatos “transcontinentales”. El cibercalifato, explicó Shiner, “es una herramienta establecida de reclutamiento y radicalización en línea en Occidente”.

“Los ciudadanos deben ser conscientes de que los terroristas están utilizando Internet como una herramienta para radicalizar las mentes jóvenes impresionables”, advirtió el representante del Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo.

Shiner también advierte que la capacidad de las sociedades occidentales para defender con éxito los derechos básicos de sus semejantes en otros lugares sigue dependiendo de la vigilancia en casa.

“Persecución cortés” es el término, acuñado por el Papa Francisco, que el informe utiliza para denotar la silenciosa relegación de los creyentes religiosos de la plaza pública en los países occidentales.

“Los cristianos occidentales que han sido expulsados ​​de los sitios de redes sociales por sus creencias sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo”, dijo Shiner al Herald, “no deberían equiparar su trato al de las niñas cristianas menores de edad en Pakistán que son secuestradas, violadas, obligadas a casarse y convertirse a Islam”, según apunta el Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo.

“Las dos cosas no son ni remotamente iguales en términos de trauma y daño”, dijo. “Sin embargo, lo que se puede decir es que las violaciones de la libertad religiosa actúan en un continuo y los actos de violencia contra los creyentes religiosos no surgen del vacío”.

“Entonces”, continuó, “si los países occidentales desean tener integridad moral defendiendo los derechos humanos (de los cuales la libertad religiosa es vital) en los países en desarrollo, entonces deben asegurarse de que los creyentes en sus propios países no sean obligados silenciosamente a Sufren por expresar creencias y opiniones que van en contra de la cultura imperante en la actualidad ”.

 

 

22/04/21 www.forumlibertas.com