Miércoles, 12 Mayo 2021 10:06

Bangladesh: el obispo de Dinajpur regala 45 bicicletas a los catequistas que sirven en su diócesis

Visitan aldeas remotas que estan a 50 o 60 kilómetros de su parroquia

Con motivo de la publicación del Motu Proprio del Papa Francisco «Antiquum ministerium», con el que el Papa Francisco establece el ministerio seglar de catequista, Mons. Sebastian Tudu ha tenido la feliz idea de faciliar la labor pastoral de sus catequistas, que llegan a lugares donde no pueden acudir con frecuencia los sacerdotes. 

(Fides) «La mayoría de los catequistas predican el Evangelio sin recibir una remuneración por su trabajo. Algunos de ellos reciben un reembolso mínimo. Esperamos que con este pequeño regalo de una bicicleta, un pequeño reconocimiento de la Iglesia, se animen a ser catequistas-misioneros»: así, con motivo de la publicación del Motu Proprio del Papa Francisco «Antiquum ministerium», con el que el Papa Francisco establece el ministerio de los catequistas, Mons. Sebastian Tudu, obispo de la diócesis de Dinajpur, cuenta a la Agencia Fides su gesto de donar 45 bicicletas entre los catequistas, hombres y mujeres, para el trabajo pastoral en la parroquia de Ruhea en Thakurgaon, en su diócesis de Dinajpur, en el norte de Bangladesh.

 

El obispo Sebastian Tudu forma parte de la etnia indígena santal, como otros fieles de la diócesis de Dinajpur. Explicando por qué los catequistas necesitan bicicletas dice: «visitan aldeas remotas que están a 50 o 60 kilómetros de la parroquia. Estos medios de transporte respetuosos con el medio ambiente les ayudarán a recorrer distancias con mayor facilidad. Los sacerdotes y las religiosas no pueden viajar a todos los pueblos. Los primeros suelen ser los catequistas que predican y enseñan el Evangelio.

 

Mons. Tudu, que también es Presidente de la Comisión Episcopal para la Evangelización, dice a la Agencia Fides que los catequistas dan una gran contribución en su diócesis. «Estos catequistas tienen el mérito de llegar a las aldeas remotas y convertirse en testigos de la fe entre los nativos no cristianos. Con su estilo de vida acogedor, predican la Santa Biblia y a menudo la gente expresa el deseo de recibir el bautismo».

 

«Los catequistas enseñan a niños y adultos que quieren recibir a Jesucristo como su Señor. También ayudan a las religiosas y a los sacerdotes a dirigir la liturgia, la atención pastoral, la oración y las obras de caridad. En las aldeas remotas son la presencia visible de la Iglesia. Son los que siguen al pueblo o a las comunidades de catecúmenos que se preparan para el bautismo».

 

Los catequistas ayudan en la catequesis sacramental de niños y jóvenes con vistas a la Primera Comunión, la Confesión, la Confirmación, y también ayudan a las parroquias en los cursos prematrimoniales para los recién casados. A veces, en ausencia de un sacerdote, dirigen una oración o un servicio fúnebre.

 

En el norte de Bangladesh, los catequistas son una semilla para los nuevos creyentes que cada año acogen la salvación otorgada por Jesucristo. En la diócesis de Dinajpur, hay 400 catequistas en 18 parroquias. El catequista Toruni Das, feliz de tener una nueva bicicleta, comenta a la Agencia Fides: «estoy muy contento de recibir este regalo del Obispo. Puedo utilizar esta bicicleta para mi trabajo pastoral y ahora puedo visitar fácilmente aldeas remotas. Doy las gracias al Obispo y a los sacerdotes por su afecto».

 

Bangladesh es un país de mayoría musulmana con 165 millones de habitantes y casi un millón de cristianos, la mitad de ellos católicos.

 

 

Infocatolica.com