Imprimir esta página
Miércoles, 19 Mayo 2021 08:32

La política a favor de la familia de Orban da resultados: se dispara el número de bodas en Hungría

Hungría no había experimentado este número de bodas desde 1990. También hay que destacar que este gran aumento no ha llevado a un incremento de los divorcios. De hecho, ha ocurrido lo contrario ya que la tasa de divorcios continúa en caída para las parejas que se casaron entre 2105 o 2016.

Harry Benson – 

"Recientemente he entrevistado a la ministra de Familia de Hungría Katalin Novak para saber por qué las tasas de matrimonios se han disparado un 72% en sólo 5 años. Su respuesta es que Hungría ha dado claros incentivos financieros y apoyo público a los matrimonios desde 2015. Esto contrasta con la política familiar del Reino Unido que paga a las parejas que se casan 250 libras pero les da 10.000 libras si no lo hacen."

 

Las tasas de matrimonio están mostrando claros signos de estabilización en toda Europa. Mi análisis de los datos de Eurostat muestra que en la mitad de los países europeos las tasas de matrimonio han aumentado en los últimos cinco años y en el 40% han experimentado un auge en los últimos diez años

 

Sin embargo, el país que más destaca es Hungría, donde la tasa de matrimonios en 1990 aumentó un 72% desde 2014, y el número de bodas un 69%, cómodamente el mayor aumento de Europa, si no del mundo.

 

Hungría no había experimentado este número de bodas desde 1990. También hay que destacar que este gran aumento no ha llevado a un incremento de los divorcios. De hecho, ha ocurrido lo contrario ya que la tasa de divorcios continúa en caída para las parejas que se casaron entre 2105 o 2016.

 

A modo de comparación, y dejando de lado a Chipre, donde las tasas de matrimonio aumentaron un 41% en cinco años, los siguientes aumentos más altos entre los principales países europeos fueron el +24% de Bulgaria, el +19% de la República Checa y el +18% de Austria. Las tasas de matrimonio en el Reino Unido apenas han variado desde mediados de la década de 2000.

 

¿A que se debe este aumento?

Según la ministra húngara para la Familia Katalin Novak, que ha sido tan amable de hablar conmigo a través de Teams recientemente, hay dos razones.

 

La primera es una serie de políticas que ofrecen incentivos financieros a las parejas que se casan, introducidas por primera vez en 2015. Entre estos hay dos opciones para solicitar préstamos avalados por el gobierno, equivalentes a 30.000€ cada uno, a un interés bajo. Uno de los préstamos no está garantizado y puede ser usado para cualquier cosa. El otro puede ser usado solamente para proyectos específicos de nueva vivienda. Para las parejas que tengan dos hijos o que digan que los van a tener en un futuro, se condona el 30% de los créditos. Para aquellas con tres hijos se condonan completamente.

 

El propósito principal de estas políticas es hacer frente al desequilibrio demográfico húngaro e impulsar la natalidad. Aunque cualquier padre, incluyendo las familias monoparentales, puede solicitarlas basándose en la existencia de hijos, las desgravaciones sólo se aplican a las parejas casadas en edades comprendidas entre los 18 y los 40 años que vayan a tener hijos en el futuro.

 

La segunda es la mentalidad y los valores que hay detrás de esta política. Los políticos húngaros no se avergüenzan de su apoyo activo al matrimonio, que incluye derechos legales, premios públicos, y hablar sobre el matrimonio. En 2017, el gobierno estableció un instituto nacional para investigación sobre la familia que proporciona la base de pruebas y el análisis para la política pública sobre la familia.

 

El resultado es un incremento del 69% en el número de bodas que obviamente empieza en 2015.

 

La efectividad de estos incentivos financieros y abierto apoyo al matrimonio en Hungría contrasta con la política totalmente opuesta en el Reino Unido.

 

Los políticos británicos le dirán como el sistema de impuestos ofrece una desgravación fiscal transferible de 250 libras para las personas casadas. Lo que no le dirán es que el sistema de prestaciones penaliza a las parejas casadas hasta con 10.000 libras anuales en concepto de crédito universal perdido. Esta «penalización a las parejas» comenzó con la introducción de los créditos fiscales en 2004 y nunca se ha abordado y apenas se ha reconocido.

 

Desde luego no se reconoció en un reciente debate en la Cámara de los Lores donde la portavoz del gobierno la baronesa Scott de Bybridge parecía extrañamente reacia a reconocer el sustancial cuerpo de evidencias que muestra que el matrimonio es de lejos la forma más satisfactoria de familia para las parejas y los niños.

 

 

Infocatolica.com